EL RAPTO Y LA GRAN TRIBULACIÓN

EL RAPTO Y LA GRAN TRIBULACIÓN
Por Dr. Daniel Guerrero y Corrie Ten Boom



INTRODUCCIÓN
La mayoría de los estudiantes bíblicos y expositores de la profecía bíblica coinciden en una cosa: estamos en los tiempos finales y es muy probable que seamos la última generación, que será testigo de la Segunda venida de Cristo.

Pero como lo dije en mi libro "El Gran Engaño", en la inmensa mayoría de las iglesias evangélicas predomina la teoría pre-tribulacionista (dispensacionalista) que enseña que los cristianos serán raptados antes que ocurra la Gran tribulación, la cual, según esta teoría calcula, ocurrirá siete (7) años antes de la Segunda venida del Señor Jesucristo.  Es decir, según esta teoría, los cristianos no sufrirán la Gran tribulación.  Pero deberíamos seriamente preguntarnos: ¿La Biblia realmente enseña eso?

Como denuncio en mi libro, personalmente considero que la teoría pre-tribulacionista es parte de "El Gran Engaño", que se viene desarrollando en todas las naciones, y que resultará en que los eventos de los últimos tiempos tomarán completamente por sorpresa y desprevenidos a millones de cristianos, que no estarán preparados para enfrentar y resistir las terribles pruebas, persecuciones y sufrimientos que muchos cristianos padecerán hasta la Segunda venida de Cristo, pues a estos se les prometió otra cosa, por lo cual sufrirán una gran desilusión y frustración, que los llevará irremediablemente a una crisis de fe y a tener que aceptar lo que realmente enseñan las Sagradas Escrituras o abandonar su fe en la religión "cristiana", que les enseñaron.

Estos dos temas: el Rapto y la Gran tribulación, que irremediablemente están conectados, son sumamente importantes y relevantes para los cristianos e iglesias del siglo XXI, en especial cuando vemos que la Venida del Señor se acerca a pasos acelerados y los tiempos del fin están delante de nosotros.  Y segundo, porque tenemos que dar una respuesta bíblica y coherente a lo que millones de cristianos han venido sufriendo desde el siglo IXX hasta el presente.  Si los cristianos no van a sufrir la "Gran tribulación", cómo explicamos los atroces hechos y carnicería que millones de cristianos han sufrido en siglos pasados, en regímenes comunistas, fascistas y nazistas, tanto en Europa, Asia y África; y cómo explicamos de manera bíblica y coherente la ruda y cruel persecución que cristianos actualmente están sufriendo en China, India, Irán, Iraq y Siria, además de países africanos dominados por regímenes dictatoriales comunistas, socialistas y musulmanes.  Y lo que es peor, cómo explicamos que estos actos barbáricos e inhumanos, cometidos contra fieles cristianos, lejos de menguar están incrementando en intensidad y frecuencia, paralelamente junto a otras señales del Fin, que el Maestro nos dejó, que están ocurriendo en los cielos y en la tierra (Mt. 24:1-51).

Considero que estos hechos, estos eventos, debemos enfrentarlos de manera real y honestamente, con sólidos fundamentos bíblicos, y sustentarlos no con literatura ni películas de ficción "cristiana" que nos pintan otro escenario, que no concuerdan con lo que la Biblia claramente enseña.  Necesitamos abandonar las fábulas y cuentos "cristianos" y volver a la Palabra de Dios, y sustentar nuestra presente y futura fe en lo que enseñaron el Señor, los apóstoles y los profetas del siglo I d.C.

Ante la avalancha de fábulas y cuentos cristianos, y el avance del gran poder engañoso profetizado por el Señor Jesucristo y el apóstol Pablo (Mt. 24:4-5, 11, 23-26; 2Tes. 2:11-12), he sido movido por el Señor compartir con mis lectores la opinión de tres siervos del Señor sobre el tema del Rapto y la Gran tribulación.  El primero, que comparto en esta entrega, es de una gran sierva del Señor, la reconocida evangelista internacional Corrie Ten Boom, muy conocida por su testimonio durante la persecución nazi contra judíos y cristianos, durante la II Guerra mundial.  En la Segunda y Tercera parte que titularé "¿Quién será dejado atrás?", compartiré un estudio bíblico que hace el también muy bien reconocido pastor Dr. John Piper en comparación con la enseñanza pre-tribulacionista del escritor Tim LaHaye a través de su serie "Dejados atrás" (Left behind en inglés); y el profesor de griego y Nuevo Testamento Dr. Benjamín L. Merkle, quien elaboró un excelente artículo con un estudio bíblico sobre estos dos temas que nos ocupan.

Veamos, pues, qué nos puede enseñar la hermana Corrie Ten Boom, sobre el Rapto y la Gran tribulación:

Corrie Ten Boom y la persecución


Evangelista Corrie Ten Boom
En la carta de Corrie Ten Boom de 1974 que a continuación  mostraré, ella comenta sobre la visión del Rapto Pre-Tribulación que es popular hoy en día. Ella transmite una palabra de advertencia para nosotros en el Occidente sobre la Iglesia sufriente en China.  Ella nos exhorta a prepararnos espiritualmente en Cristo, en Su Santa Palabra, y por Su Espíritu Santo para las próximas pruebas de nuestra fe. Ella habla de la Iglesia china en un tiempo anterior en la que estuvo mal informada, inadvertida y mal preparada, para las persecuciones que se iniciaron en 1949, bajo la Guardia Roja de Mao Tse Tung.  En esta carta Corrie advierte que hoy en día  los cristianos en Occidente están en peligro de caer en un desastre similar, que surge de la negligencia eclesiástica y que resulta en falta de preparación espiritual.  Corrie, en su forma clásica de franqueza holandesa, nos dice claramente que, aquellos que enseñan un Rapto pre-tribulación se encuentran entre los falsos maestros que Jesús nos advirtió en Mateo 24:4-5.

Jesús continuó diciendo que hacia el final de esta era sus seguidores serían llamados a subir al estrado por Él.  Que ellos testificarían ante reyes y gobernantes (Lucas 21: 12-19).  Sin embargo, los indulgentes cristianos occidentales de hoy en día no parecen haber considerado que las personas a las que Jesús se refería podrían ser ellos mismos...

Así que el mensaje de Corrie aquí es "una palabra de sabiduría".  Que debe ser considerada por todos los cristianos serios como información de importancia vital.  Sin esta "confrontación" los cristianos en Occidente quedarán desprevenidos.  Y ellos, sin saberlo, estarán dejando todo listo para una caída, incluso una Gran caída o una Gran Apostasía.

Esto es muy lamentable. Servimos a un Dios de amor que ha prometido guardar al pueblo del Pacto de la ira venidera.  Pero a su vez Él también les dice que "en este mundo tendréis aflicción", lo cual es totalmente diferente.

Los creyentes cristianos en China y en otras partes del mundo conocen y entienden estas cosas de manera implícita. Ellos entienden y aceptan el pacto de sangre del Cristianismo.  Estos queridos santos han experimentado esta "feliz paradoja". Y es algo que nosotros en la Iglesia de Laodicea Occidental sabemos muy poco en estos momentos.  Pero nuestros hermanos y hermanas en la Iglesia sufriente en el extranjero, en otros lugares, están viajando a un nivel superior este Camino de santidad. (Is. 35).  Estos queridos santos no están tratando de evitar el camino de la cruz.  Así que, ¿por qué deberíamos estar enojados con este mensaje u ofendidos por esta elevada vocación?

El maravilloso testimonio de Corrie Ten Boom y su hermana Betsy fue este:
"No hay ningún hoyo tan profundo que el amor de Dios no pueda alcanzar."
Y "Dios nos dará el amor para poder perdonar a nuestros enemigos".

Al igual que el rey David, Corrie testifica de la maravillosa presencia de Dios en los momentos de dificultad y prueba.  En los que Él prepara una mesa delante de nosotros, en presencia de nuestros enemigos.  El pan y el vino del Pacto eterno se presenta allí en esa mesa delante de nosotros.  Una verdadera novia es algo más que una pasiva concubina comprada.  Ella está totalmente involucrada en los asuntos del pacto de su familia, el Pacto del pueblo de Dios, de Israel.  Una verdadera novia no se resiste al testimonio nupcial.  Ella va a firmar con su Esposo y va a presentarse como testigo ante Él, pase lo que pase.

Ante todo, éste es un asunto de devoción del corazón.  No es sólo una cuestión del intelecto.  La verdadera Novia del Cordero tomará la copa y la beberá junto a Aquel a quien ama.  Los compañeros de la Novia firmarán el Acta de matrimonio junto con su Esposo.  Luego ella lo sellará con la misma devoción con la que fue llamada.  A partir de ese momento, ella no sabe lo que su futuro le deparará.  Ésta es la realidad última de la fe cristiana, la gran aventura y el verdadero romance del supremo llamamiento.  Esto ocurre antes de ser arrebatada en el Rapto, previo a la llegada a la Cena de las Bodas del Cordero.  Y así ella entra en las mansiones de gloria en la Nueva Jerusalén con su Esposo.  Nuestro Dios es fiel. Y la misericordia que Él extiende hacia Su pueblo del Pacto es desde la eternidad y hasta la eternidad.

Corrie Ten Boom y la Gran tribulación

El mundo está mortalmente enfermo. Está muriendo. El Gran Médico ya ha firmado su certificado de defunción. Con todo, aún hay mucho trabajo que los cristianos tienen que hacer. Ellos son llamado a ser las corrientes de agua viva, canales de misericordia para aquellos que siguen en el mundo. Y ellos son capaces de hacer ese trabajo porque ellos son vencedores.

Los cristianos son embajadores de Cristo. Representantes del Cielo ante este mundo moribundo. Y por causa de nuestra presencia aquí, las cosas van a cambiar.

Mi hermana Betsy y yo estuvimos en el campo de concentración nazi en Ravensbruck, porque cometimos el crimen de amar a los judíos. Setecientas (700) personas de Holanda, Francia, Rusia, Polonia y Bélgica estuvimos hacinadas en un salón construido para doscientas (200) personas. Hasta donde yo supe, Betsy y yo éramos las únicas representantes del Cielo en ese salón.

Quizás nosotras éramos las únicas representantes del Señor en ese lugar de hacinamiento, pero por causa de nuestra presencia allí, las cosas cambiaron.  El Señor Jesús dijo: "En el mundo tendrán aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo" (Jn. 16:33). Nosotros también, somos llamados a ser vencedores, para traer la luz de Jesús dentro de un mundo lleno de tinieblas y odio.

Algunas veces yo quedo muy atemorizada cuando leo la Biblia y observo este mundo, y veo toda la persecución y tribulación prometida en la Biblia llegando a ser realidad. Ahora yo puedo decirte, pues tú también puedes estar asustado, pero yo acabo de leer las últimas páginas. Y ahora también puedo gritar ¡Aleluya, Aleluya!, porque he encontrado el lugar donde está escrito que Jesús dice:
"El que venciere heredará todas las cosas; y Yo seré Su Dios y él será Mi hijo." (Ap. 21:7)

Éste es el futuro y la esperanza para este mundo.  No que el mundo sobrevivirá; sino que nosotros seremos vencedores en medio de un mundo moribundo.

Betsy y yo orábamos en el campo de concentración, para que el Señor la sanara, pues ella estaba muy débil y enferma. –“Sí, el Señor me sanará”—decía Betsy con confianza. Pero ella murió al día siguiente y yo no podía entenderlo. Ellos pusieron su delgado cuerpo en el piso de concreto junto con otros cadáveres de mujeres que murieron ese mismo día.  Fue duro para mí entender y creer que Dios tenía un propósito para todo eso. Con todo, por causa de la muerte de Betsy, yo estoy viajando por todo el mundo hablándole a la gente de Jesús.

Hay algunos entre nosotros que están enseñando que no habrá tribulación, que los cristianos serán capaces de escapar de todo eso. Esos son los falsos maestros de los que el Señor Jesús nos advirtió que debíamos esperar en los últimos días. Muchos de ellos tienen muy poco conocimiento de lo que ya está pasando en todo el mundo. Yo he estado en países donde los santos ya están sufriendo terrible persecución.

En China, a los cristianos se les dijo: --“No se preocupen, antes que la persecución venga, ustedes serán trasladados, en el Rapto”--. Entonces vino una terrible persecución.  Millones de cristianos fueron torturados hasta morir. Y luego yo escuché a un obispo chino decir: --“Hemos fallado. Debimos hacer más fuerte al pueblo contra la persecución, en vez de enseñarles que Jesús vendría primero.  Debimos decirle a la gente cómo ser fuertes en tiempos de persecución, cómo permanecer en medio de tiempos de persecución, -- a permanecer y a no desmayar--.”

Yo siento que tengo un mandato divino de ir y decirle a la gente de este mundo que se puede ser fuerte en el Señor Jesucristo. Que estamos siendo entrenados para la tribulación, ya que más del sesenta por ciento (60%) del Cuerpo de Cristo en todo el mundo ya ha entrado en la tribulación. No hay manera de escapar. Somos los próximos.

En vista que ya yo he estado en prisión por causa de Cristo, me reuní con el obispo de China, ahora cada vez que leo un buen texto en la Biblia y pienso: --“Hey, yo puedo usar esto en el tiempo de tribulación”--. Y lo escribo y lo memorizo con todo mi corazón.

Cuando yo estuve en el campo de concentración, un campo del que solo pudieron salir vivas veinte por ciento (20%) de las prisioneras, yo trataba de animarles diciéndoles: --“Nada puede ser peor que el día de hoy”--. Pero descubríamos que el día siguiente realmente era mucho peor. Durante ese tiempo, un verso bíblico, que me comprometí a memorizar, fue el que me mantuvo con gozo y esperanza:
“Mas también si alguna cosa padecen por causa de la justicia, bienaventurados son. Por tanto, no se amedrenten por temor de ellos ni se perturben.” (1Pe. 3:14)

Frecuentemente me encontraba diciendo: --¡Aleluya! Por causa que yo estoy sufriendo, Jesús es glorificado-.

En los Estados Unidos de América, las iglesias cantan “Que la congregación escape de la Tribulación”; pero en Asia y en África la Tribulación ya llegó. Este último año solamente (1973-1974) más de doscientos mil (200,000) cristianos han sido martirizados en África. Ahora, cosas como éstas no salen por los periódicos, porque causan problemas en las relaciones políticas. Pero yo sé. Yo he estado allá. Necesitamos pensar en esto cuando nos sentamos en nuestras lindas casas, vestidos con nuestras lindas ropas, mientras nos comemos nuestro buen bistec en la cena. Muchos, pero muchos miembros del Cuerpo de Cristo están siendo torturados hasta morir en este momento, mientras nosotros seguimos así, como si todos fuéramos a escapar de la Tribulación.

Muchos años atrás estuve en una nación en África, donde un nuevo gobierno había llegado al poder.  La primera noche en la que estuve allá, a los cristianos se les ordenó registrarse en la estación de la policía. Cuando ellos llegaron esa misma noche fueron apresados y esa misma noche fueron ejecutados. Al día siguiente pasó lo mismo con otros cristianos.  Al tercer día pasó lo mismo. Todos los cristianos en ese distrito fueron sistemáticamente asesinados.

Al cuarto día, fui para hablar en una pequeña iglesia. La gente vino, pero estaban llenas de temor y mucha tensión. Todos durante el servicio se veían unos a otros, sus ojos preguntaban: “¿Éste sentado a mi lado será el próximo asesinado? ¿O seré yo el próximo?"  El salón estaba lleno y húmedo, lleno de insectos que entraban por las ventanas sin vidrios y volaban alrededor de las bombillas del techo de madera. Y les conté una historia de mi niñez:
Cuando yo era niña, pensaba, iré a donde mi papá y le diré: --Papi, yo temo que no seré suficientemente fuerte para ser un mártir por la causa de Cristo--.  Entonces mi papá me decía: --Dime, cuando tú tomas un tren para viajar a Amsterdam, ¿cuándo yo te doy el dinero para comprar el boleto, tres semanas antes? --No papi-- respondí, -- Tú me das el dinero justo antes de abordar el tren--. ¡Eso es correcto! Dijo mi padre, --Así mismo es con las fuerzas de Dios.  Nuestro Padre celestial sabe cuándo necesitarás las fuerzas para ser un mártir por la causa de Cristo.  Él te suplirá todo lo que necesitas, justo a tiempo.”

Mis amigos africanos afirmaban lo que yo decía y sonreían. Y de repente un espíritu de gozo descendió sobre la iglesia y la gente comenzó a cantar: "¡En la dulzura, de lado a lado, nos encontraremos en aquella hermosa orilla!”

Más tarde esa semana, la mitad de la congregación de esa iglesia había sido asesinada. Y luego escuché que la otra mitad, fue asesinada algunos meses después.

Pero debo decirle algo. Yo estaba tan feliz que el Señor me usó para animar a estas personas, porque a diferencia de muchos de sus líderes, yo tenía la Palabra de Dios. Yo ya había estado en la Biblia y en ella descubrí que Jesús dijo que Él no sólo había vencido al mundo, sino que también a todos los que se mantienen fieles hasta el final, Él les dará la corona de la vida.

¿Cómo podemos prepararnos para la persecución?

Lo primero que necesitamos es alimentarnos de la Palabra de Dios, digerirla, hasta que se convierta en una parte de nuestro ser.  Esto significará estudio bíblico disciplinado cada día, ya que no sólo basta memorizar largos pasajes de las Escrituras, sino también poner los principios bíblicos a funcionar en nuestras vidas.

Lo siguiente que necesitamos es desarrollar una relación personal con Jesucristo.  No sólo el Jesús de ayer, el Jesús de la Historia, sino el Jesús que cambia la vida hoy, que todavía está vivo y sentado a la diestra de Dios.

También debemos estar llenos del Espíritu Santo.  Esto no es un mandamiento opcional de la Biblia, es absolutamente necesario.  Aquellos discípulos terrenales nunca habrían podido haber puesto un pie bajo la persecución de los judíos y los romanos si no hubieran experimentado Pentecostés.  Cada uno de nosotros necesita tener nuestro propio Pentecostés personal, la llanura del Espíritu Santo. Nunca vamos a poder mantenernos en pie en la tribulación sin esta llenura.

En la persecución venidera tenemos que estar preparados para ayudar a los demás y animarnos unos a otros.  Pero no hay que esperar hasta que la tribulación venga para empezar.

Y por último, el fruto del Espíritu debe ser la fuerza dominante en la vida de cada cristiano.

Muchos tienen miedo de la tribulación venidera, quieren correr.  Yo también tengo un poco de miedo, cuando pienso que después de todos mis ochenta años, incluyendo el horrible campo de concentración nazi, tenga que pasar por la tribulación también.  Pero luego leo la Biblia y me alegro. 

Cuando soy débil, entonces voy a ser fuerte, dice la Biblia.  Betsy y yo fuimos prisioneras por causa del Señor, éramos tan débiles; pero obtuvimos poder porque el Espíritu Santo estaba sobre nosotras.  El poderoso fortalecimiento interno del Espíritu Santo nos ayudó a pasar la prueba. No, cuando venga la tribulación usted no será fuerte por sí mismo. Más bien, usted será fuerte por el poder de Aquel que nunca le abandonará.  Durante setenta y seis años he conocido al Señor Jesús y ni una vez Él nunca me ha dejado, o me ha defraudado. 

"Aunque Él me matare, confiaré en Él" (Job 13:15),  porque yo sé que a todos los que vencieren, Él les dará la corona de la vida. ¡Aleluya!

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

9 comentarios

Write comentarios
Anónimo
25 de agosto de 2014, 22:56 delete

Muy Bueno Gracias, esperando las siguientes partes.

Reply
avatar
Anónimo
10 de septiembre de 2014, 23:32 delete

mucho conocimiento pero: isaias26:20/ san juan 14:3y4
1 tesalonicenses 4:16 y 17 y 1 corintios 15:50 y 51. nos enseñan claramente el rapto. ademas daniel 9:24 al 27 son 70 semanas sobre israel y jerusalem y el intervalo( iglesia) concuerda con oseas 6:2 y las fiestas del señor en el espacio entre pentecostes y las trompetas. sin embargo como es un misterio si no lo consultas con el espiritu santo no tendras la revelacion.
shalom.

Reply
avatar
13 de septiembre de 2014, 22:36 delete

Estimado herman@ Anónim@, en este espacio nadie está poniendo en duda el evento del Rapto, que está claramente registrado en el Nuevo Testamento. En lo que algunos tenemos serias dudas, es si será antes de lo que algunos llaman la Gran tribulación que creen vendrá cuando el Anticristo aparezca. De hecho, tampoco ponemos en duda el cumplimiento de este otro evento, solo que algunos pensamos que es muy probable que ya estemos pasando por la Gran tribulación... Eso es todo. Dlsbm

Reply
avatar
Anónimo
5 de octubre de 2014, 1:23 delete

yo creo en jesus

Reply
avatar
11 de octubre de 2014, 7:04 delete

Te felicitamos Anónimo por creer en Jesús. A final de cuentas eso es lo más importante: una fe que se evidencia en obediencia y en una vida que de gloria al Nombre de Jesús. Dtsbm

Reply
avatar
6 de noviembre de 2014, 2:55 delete

Esta mas que claro. Claro que el rapto es real y tiene mucha base bíblica.

Muchos cristianos murieron pensando que lo vivirían y no fue así pero, si se mantuvieron en cristo recibieron la corona de la vida.


Muchas partes de la biblia lo confirman. Daniel 12: 1 y siguiente es claro cuando dice que sera un tiempo de gran angustia cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces. Jesús dijo lo mismo en mateo 24 y ahí se utiliza por primera vez la palabra tribulación. (tiempo de angustia)

Si seguimos leyendo daniel dice claramente (haciendo referencia al libro de la vida) que los que se hallen escritos en el libro serán libertados, es decir, los que formen parte del pueblo de Dios. (Daniel 12:1 y siguientes)

En el libro de apocalipsis capitulo 7 cuando se habla del pueblo de Dios es sellado y se le ve adorando en los cielos, lo que indica claramente que los que se hallan inscrito en el libro de la vida no serán juzgados con los pecadores.

Reply
avatar
Coronada de Favores
12 de febrero de 2016, 13:21 delete

el engaño es a gran escala tanto que se les muestran las citas biblicas y no entienden y esta teoria es un escapismo porque el cristiano no quiere pasar por la gran tribulacion que el Señor se revele a nuestras vidas y tomemos conciencia de lo que viene porque aun esto es principio de dolores

Reply
avatar
1 de octubre de 2016, 21:37 delete

Coronada, esa es mi preocupación... que muchos cristianos en su anhelo de "escapar" de la gran tribulación, sean engañados y luego caigan en frustración y decepción...
Sigamos orando, para que el Espíritu Santo de Dios nos guíe a todos a la verdad.
Dtsbm

Reply
avatar
4 de noviembre de 2016, 13:45 delete

Bueno respeto sus criterios, amados hnos. saludos y bendiciones

Reply
avatar

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: EmoticonEmoticon