EL ÁGUILA TEMPLARIA III

EL ÁGUILA TEMPLARIA Parte II
Programa documental de Voyager, televisado por el Canal RAI Duo de Italia
Traducido por Melissa Martínez
Editador por Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN AL DOCUMENTAL:

Antes de proseguir con las crónicas de mi viaje de intercesión profética en Italia, en las ciudades del L'Aquila y Roma, he querido compartir con ustedes varios documentales sobre la ciudad de L'Aquila y su relación con la Orden de los caballeros del Templo.

En la Primera parte, vimos brevemente el Origen de la orden templaria y algunas pistas físicas e históricas que nos demuestran el impacto e influencia que dicha Orden dejó en la ciudad del Águila, en Italia.

Y en la Segunda parte, continuamos con el documental y vimos la relación y similitudes de la ciudad del Águila con Jerusalén y la relación del papa Celestino V con los templarios y la basílica de Collemaggio.

Ahora en esta Tercera parte, estudiaremos la estrecha relación del papa Celestino V, la basílica de Collemagio y su posible tesoro secreto...


CELESTINO V Y LA BASÍLICA DE COLLEMAGIO

Cualquiera que hubiera visitado a la basílica de Collemagio, en agosto, en los días del 28 al 29, días elegidos por Celestino V, se habría beneficiado del perdón de todos sus pecados, si verdaderamente se hubiera arrepentido y confesado sus pecados. Un hecho extraordinario que habría anticipado en algunos años, la institución del jubileo romano. Pero Celestino V, que no era ingenuo, confió la Bula papal del perdón a las autoridades comunales, quitándosela así a la jurisdicción eclesiástica romana, y de hecho, todavía hoy es el alcalde de la ciudad quien la lee.

“La bula es un documento”. Aquí estamos, la Bula de la Perdonanza está guardada exactamente aquí en esta pequeña celda; y esta Bula no fue la única cosa revolucionaria que introdujo Celestino V, en los cuatro meses que duró desde su coronación hasta el momento de su renuncia. Trató de cambiar profundamente, tanto a la iglesia como a sus hombres; también decidió restaurar las estrictas normas, para las elecciones papales decretadas por Gregorio X, sobre todo lo que se refería a las normativas de la muerte del papa y también de la renuncia espontanea de la oficina, que fuera el inicio a la posterior decisión de abandonar el pontificado.

Era el 13 diciembre de 1294, Celestino V decide no ser más papa, según algunos por cobarde, como el mismo Dante escribió “aquel que por cobardía hizo un gran rechazo”. Pero probablemente, en cambio la renuncia de Celestino V fue dictada por otros motivos. Solo una coincidencia: tres días antes del 10 de diciembre, fue apenas completado el traslado de la casa de María a Loreto. Hay quienes piensan que Collemagio, fue una basílica construida en el tiempo justo, para que tal vez sirviera como una caja fuerte de piedra.

De regreso de Rione, en 1274, Pedro De Morrone pasó por El Águila, y mientras dormía una reparadora siesta, sueña con la virgen María, quien le ordena edificar una iglesia en ese lugar. El sueño tal vez es una leyenda más; pero la realidad es que Pedro De Morrone logra en poco tiempo encontrar el capital necesario, para el proyecto de edificar la propia basílica.

Siempre la historia nos dice que el regreso de Rione, del futuro Celestino V, sucede en 1275; y que en 1288 la iglesia fue consagrada en relación al carácter monumental de la iglesia. Es necesario preguntarse cómo hizo un ermitaño, para procurarse los fondos, para encontrar proyectistas, y además maestros de obra con la capacidad de realizar las maravillas que podemos aún todavía ver.

Por este motivo, parece que detrás de esta obra esté la mano de la organización de los caballeros del Templo. Los templarios disponían de dos cosas fundamentales: el dinero y los conocimientos de construcción. Muchos estudiosos, de hecho, mantienen que los templarios hayan encontrado, en las ruinas del Templo de Jerusalén, documentos relacionados a las leyes de números, pesos y medidas; que se las habrían proporcionado solo a los maestros constructores de catedrales de confianza. Por este motivo, las catedrales góticas son reales libros de piedra, capaces de transmitir extraordinarios conocimientos, que solo pocas personas iniciadas, en los símbolos y códigos particulares, pueden comprender. Y exactamente la oficialización de los templarios en 1128, es cuando comienzan a florecer las catedrales (en Europa).

Sería el 19 Mayo del 1296 cuando moriría el papa Celestino V. Se encontraba en el castillo de Monte Fumone, en el Lazio, después regreso aquí a Collemagio, donde de hecho está su tumba. Recientemente se han hecho descubrimientos, por unas paredes que se encuentran en el piso de debajo de la basílica; y hay quienes dicen, que si se continua escavando en ellas, se pueda llegar a los cuartos secretos, donde se puedan haber escondido algunas reliquias importantes en el tiempo del finado Celestino V, pero ¿de qué reliquias se puede tratar?

LOS TESOROS DE COLLEMAGIO

En la basílica de Collemagio encontró hospitalidad una espina de la corona de Jesús y el índice de la mano derecha de San Juan Bautista; pero de repente hubo algo más que hacia parte del lejendario tesoro de los templarios. Hay un documento guardado por la masonería alemana, un documento “shifman” 1745, que al respecto menciona los elementos del tesoro de los templarios; y exactamente en primer lugar menciona la máxima reliquia de la cristiandad, donada a la Orden de Bandolino, rey de Jerusalén, y era el dedo índice de la mano derecha de Juan Bautista.

Y llegó el momento de hacer el punto de la situación…

En 1274 Gregorio X realiza un consejo en Lion, para reducir el número de las Órdenes y las congregaciones y en la Orden de los caballeros del Templo están preocupados de la posibilidad de tener que unirse a la Orden de los hospitalarios. La unificación de los dos Órdenes no se realiza; pero en 1307, Felipe el Bello, rey de Francia, decide cancelar a los templarios acusándolos de herejía y los hizo condenar a través un proceso adulterado. Pero los caballeros están consientes del peligro que corren, de las fuerzas que, de un modo u otro, están tratando de borrarlos del escenario de la historia. A Lion vienen a estar en contacto con Pedro De Morrone, y tal vez animados por su integridad moral, deciden confiarle a él un secreto para guardar, un secreto que necesita de un lugar donde sea ocultado.

Por este motivo se construiría la basílica de Collemagio, un lugar imponente, seguro donde esconder un tesoro, probablemente de fe (religioso), que llegó directamente desde Jerusalén, del Templo del rey Salomón; y traído aquí al Águila, una ciudad fuerte, y edificada especialmente para este motivo. El papa Celestino V entonces habría abandonado su encargo papal, el oficio papal, porque tenía que llevar a cabo un tema diferente, un tema para él aún más importante.

Pero si todo es verdad, si las cosas son como las hemos sospechado: ¿cuál gran tesoro ha ocultado Celestino V? ¿Cuál gran secreto El Águila esconde todavía? Han pasado casi 700 años y todavía no se ha logrado entender cuál gran secreto le fue confiado de los templarios a Celestino V. ¿Y si se tratara del mítico tesoro del Rey Salomón? No parece haber otras pistas, excepto una, un símbolo exactamente aquí en su tumba (de Celstino V), porque quizás el tesoro del Templo no esta tan lejos.

Cuántas veces hemos ido a buscar pistas de los templarios viajando por todo el mundo; y entonces encontramos que, probablemente, la historia más fascinante y verdadera nació precisamente por nuestros lugares. El Águila es una ciudad que vale la pena visitar y que podría darnos más satisfacción en sitios antiguos, donde la leyenda ha tomado un lugar más importante que la misma historia.

Si desea ver este documental desde el principio, haga click aquí.

FUENTE:
http://www.youtube.com/watch?v=NsLYa50tA74&feature=related

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

La ciudad del Águila I
La ciudad del Águila II
La ciudad del Águila III
La ciudad del Águila IV
La ciudad del Águila V
El Águila templaria I
El Águila templaria II


EL ÁGUILA TEMPLARIA II

EL ÁGUILA TEMPLARIA Parte II
Programa documental de Voyager, televisado por el Canal RAI Duo de Italia
Traducido por Melissa Martínez
Editador por Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN AL DOCUMENTAL:

Antes de proseguir con las crónicas de mi viaje de intercesión profética en Italia, en las ciudades del L'Aquila y Roma, he querido compartir con ustedes varios documentales sobre la ciudad de L'Aquila y su relación con la Orden de los caballeros del Templo.

En la Primera parte, vimos brevemente el Origen de la orden templaria y algunas pistas físicas e históricas que nos demuestran el impacto e influencia que dicha Orden dejó en la ciudad del Águila, en Italia.

Ahora en esta Segunda parte, proseguiremos con este documental y veremos la relación y similitudes de la ciudad del Águila con Jerusalén y la relación del papa Celestino V con los templarios y la basílica de Collemaggio.



L’AQUILA Y JERUSALÉN

El Águila se construiría en el mismo plano de Jerusalén, la ciudad en la cual se encontraba el Templo del rey Salomón, guardián de un gran tesoro. Dos ciudades realizadas con el propósito de esconder el mismo tesoro. ¿Dos ciudades que se tramiten mutuamente un secreto? ¿Es posible todo esto? Veamos las similitudes...

Tanto el río Aterno como el Cedrón que corren junto a las dos ciudades, parecen iguales, casi como una fotocopia; existe una similitud entre la piscina de Siloé en Jerusalén, famosa porque Jesús sanó cerca de ahí a un hombre ciego, y la Aguilana fuente de los 99 máscaras, dos obras de ingeniería hidráulica adyacentes a una puerta del muro más bajo en la ciudad.

Cuántas veces las innumerables investigaciones han ayudado a tratar de entender cómo en realidad sucedieron las cosas. Hemos visto que el Águila tiene un número: el noventa y nueve (99); y este número puede ayudarnos una vez más a llegar a Jerusalén; y cómo las similitudes pueden unir a las dos ciudades. Entonces recorramos juntos un curioso viaje a través de los números.

99 son las lámparas de aceite que arden continuamente día y noche en las cuevas vaticanas, que hospedan las tumbas de los papas, exactamente en el punto donde Pedro puso la primera piedra de la cristiandad. 9 templarios escavaron en el Templo de Salomón, por un tiempo de 9 años; y el cuarto secreto donde se supone que estaba guardada el Arca de el Pacto media 9 x 9 mts. Y los templarios fueron fundados en el año 1099.

¡Noventa y nueve! 99,16 es el numero de las lunaciones, que se producen en el arco celeste en 8 años; a la latitud del Águila, las coordinadas geográficas del centro del Águila son latitud 42,21 longitud 13,23, la suma de la latitud es 9 y la suma de la longitud en 9, o sea 99. Y hay más, Jerusalén es la ciudad santa cuyo número es 66, el valor numérico correspondiente a la Palabra Dios; el Águila es su copia occidental, pero proyectada topográficamente al revés, o sea con los puntos cardenales al contrario, de hecho su número es el 66, que al revés es el 99. Y para terminar, otras dos afinidades para reportar: al norte de Jerusalén aparece el monte del Templo, que para el Águila corresponde a la importante iglesia de santa Justa; y un poco más allá, el monte de los Olivos de Jerusalén es relacionado con la colina aguilana, donde surge la basílica de Collemagio.

L’AQUILA Y LA BASÍLICA DE COLLEMAGIO

Y exactamente la basílica de Collemagio tiene un rol central en el transcurso de nuestra narración, ya que fue terminada y lista, tal vez para hospedar ese tesoro del que tanto se habla; y luego, exactamente en su SANTUARIO, sería nombrado papa Celestino V; y sería la primera vez que un papa sería nombrado fuera de los muros de la catedral de San Pedro (en el Vaticano).

En el año 1292, el 4 de abril, moría el papa Nicolo IV, en uno de los mayores períodos de crisis para la iglesia, en el cual reinaba la simonía, la venta de los cargos eclesiásticos, y el despotismo. El santo colegio cardenalicio quedó por más de 2 años sin decidir la nominación del nuevo papa. Y al final, la decisión cayó en Pedro De Morrone, bajo la influencia del rey de napolés Carlos D’Angio y su hijo Carlos Martel. Fue el 5 de Julio de 1294 y Celestino V tenía la venerable edad de 79 años.

Para algunos el nombramiento de Pedro De Morrone a papa fue solo casualidad; para otros al contrario, estaba fundado en hechos muy precisos: el primero, su santidad indiscutible; el segundo, su edad de hecho servía para que un papa durara poco; la tercera, su maleabilidad, se decía que tenía un carácter débil, pero después se descubrió que no era exactamente así. De hecho, una vez que se convirtió en Celestino V no fue absolutamente un títere en manos de los titiriteros; es más, con la fuerza adquirida con el pasado, reforzó las relaciones que probablemente tenia con los templarios; sí, porque Celestino V conocía los templarios. Descubrámoslo juntos…

CELESTINO V Y LOS TEMPLARIOS

Pedro De Morrone, el futuro papa Celestino V, nace cerca de Isernia, en el año 1210. Siendo joven entra en un convento y se convierte en un monje Benedictino; a continuación elegirá retirarse en Morrone y vivir como un ermitaño; ahí funda una congregación, que se llamaría “Congregación de los pobres eremitas Morronenses”. En 1274, exactamente con el fin de defender su congregación de la disolución prevista por el papa Gregorio X, decide tomar un duro viaje hasta Rione (Celio de Roma), donde se dará acabo el consejo; para un hombre de 60 años en el 1200, y afrontar un viaje de más o menos 1000 Kms., en pleno invierno, era una real empresa; pero el viaje logra su objetivo, el ermitaño logra salvar su propia congregación de la abolición; pero en Rione le pasa otra cosa, un encuentro que tal vez cambiaría la vida y la historia de Pedro De Morrone.

Estamos por descubrir otras pistas importantes que dejaron los caballeros templarios en Italia...

Nos encontramos en un puesto inaccesible, estamos por mostrarle una pintura realmente rara y prohibida al público. Volvamos a hablar de Celestino V, ciertamente Celestino, lo dicen los documentos, encontró a los templarios en Rione; y además, se quedó 2 meses, en un palacio de ellos; y ese palacio luego hasta se convirtió en un convento de Celestino.

Bajo el mismo techo estaba el gran maestro Santiago de Begio; y probablemente fueron los templarios quienes abrieron las puertas al futuro Celestino V, al consejo de Rione, al punto que el papa Gregorio X lo recibió inmediatamente y obtuvo la confirmación de la Orden.

Otro acontecimiento importante ocurrió de ahí a poco en el curso de su regreso de Rione, donde había encontrado a un caballero; hay quienes dicen que fue un ángel que lo habría protegido en el curso de su camino de regreso; y no solo se cuenta eso, sino que fue representado en esta pintura significativa, donde aparece Celestino V con un crucifijo vacío y un ángel, vean hasta la aureola, pero vestido de caballero, incluso con un escudo de armas, con una cruz roja en el medio, exactamente como la de los templarios. Ésta sería otra prueba de esta leyenda, de esta historia, que fue y se acerca a la realidad, más de lo que podamos imaginar.

Hay quienes sostienen que (el ángel) fue un caballero templario y que la relación de confianza que nació con los caballeros del Templo llevó a estos últimos a considerar al futuro de Celestino V, una persona tan especial, como para confiarle una tarea importante: el cuidado consiente de un tesoro único, para lo cual, tiempo más tarde, fue construida una ciudad. Un proyecto importante, donde la santa casa (de María) fue tal vez la última pieza; y que el papa Celestino V no parecía desconocer esa operación.

Celestino V, de hecho no era ni un cobarde ni un vil, más bien fue un hombre con un gran carácter, al punto que en el curso de su corto papado instituyó la “Perdonanza”. Así, nos encontramos frente a la puerta Santa de Collemagio, aquí en El Águila. Veamos de qué se trata…

Si desea continuar con la Tercera parte de este documental, haga click aquí.





EL ÁGUILA TEMPLARIA I

EL ÁGUILA TEMPLARIA Parte I
Programa documental de Voyager, televisado por el Canal RAI Duo de Italia
Traducido por Melissa Martínez
Editador por Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN AL DOCUMENTAL:
Antes de proseguir con las crónicas de mi viaje de intercesión profética en Italia, en las ciudades del L'Aquila y Roma, deseo compartir con ustedes varios documentales sobre la ciudad de L'Aquila y algunos sitios de interés, que hemos estudiado en entregas pasadas.  Y con ello no busco otra que cosa, sino confirmar mucho de lo que he dicho sobre los tesoros y secretos que guarda esta ciudad, y ofrecer material para aquellos intercesores proféticos más acuciosos y deseosos de proseguir la investigación.

Y deseo agradecer aquí la valiosa colaboración de Melissa Martínez, hermana y amiga que ha vivido durante años en Italia, específicamente en la región del Abruzzo, y por lo tanto, conoce la ciudad del Águila y sus alrededores, quien gentilmente y como sirviendo al Señor, me ayudó con la traducción de todo este documental, junto con su esposo Daniel.  Gracias a ellos, hoy podemos tener este documental accesible al español.

El primer documental "El Águila templaria" del programa Voyager, del canal italianno RAI dos, lo entregaré en tres partes, tal como lo conseguí en YouTube.com.  Voy a colocar el vídeo en italiano (para aquellos que deseen exponerse al original) y luego por escrito la traducción al español.  No será fácil, pues los vídeos están entre cortados.  Tuve que editarlo para hacer más fácil y comprensible su lectura, para que pudieran seguir el hilo del documental...


INTRODUCCIÓN 

La historia de los templarios, esta noche encontramos una historia muy cerca de nuestra casa, tienen que saber que en Italia existe una ciudad que fue construida exactamente con el mapa de Jerusalén, una ciudad que unió las fuerzas de 100 ciudades más para ser construida. Pero ¿por qué fue construida? ¿Cuál gran secreto tenía que guardar?

La ciudad es El Águila, adentro tiene muchas sorpresas. Es tan cierto que un papa, que fue conocido sobre todo por su rechazo, más que por lo que hizo: Celestino V, no abandonó nunca esta ciudad porque debía, probablemente tenía que, vigilar algo de mucha importancia. Tendremos sorpresas, sorpresas italianas de la fascinante historia de los templarios en este viaje que comienza en El Águila.

Esta es la historia de una ciudad entera construida para guardar un secreto. Esta es la historia de un secreto más importante que la elección de solo un pontífice. Esta es la historia de una poderosa Orden que eligió Italia para trasmitir antiguos conocimientos; esta es la historia de los templarios, una historia más cercana de lo que usted se había imaginado. Esta es El Águila.

ORIGEN DE LOS TEMPLARIOS

Todo parece girar alrededor de un secreto escondido aquí en El Águila; un secreto, según algunos, impactante; pero igual puede ser el hilo rojo, que tiene unidas a tantas personas tan diferentes, en los difíciles años de las Cruzadas, comencemos desde el principio.

Después de haber reconquistado Jerusalén, muchos cruzados tomaron la tarea de proteger a los peregrinos en su camino hacia la tierra santa; luego regresaron a Europa dejando a Jerusalén casi sin protección. En 1099 Hugo Tepten y otros ocho (8) caballeros llegaron a Jerusalén convirtiéndose en los guardianes de la tumba de Jesús. Es así como comienza la leyenda de los caballeros del Templo.

Pero el propósito de estos nueve (9) caballeros era muy diferente que el ofrecer una simple protección, los nueve hombres se dedicaron a buscar los tesoros del Templo de Jerusalén, tratando de encontrar las reliquias antiguas con poderes inmensos y también los conocimientos ocultos, que se perdieron durante los siglos; es por este motivo, que muchas fuentes sostienen que los templarios estaban en posesión de valiosos objetos o documentos; y que su tarea fue la de mantenerlos y trasmitirlos en gran secreto.

La leyenda cuenta que los caballeros del Templo escondieron parte de su más grande tesoro en varios lugares secretos e inaxecibles, algunos de estos lugares se encuentran en Italia; exactamente aquí, cerca de El Águila, hay pistas muy antiguas de esto. Vamos juntos a buscar estas pistas, descubriremos pinturas y situaciones realmente muy interesantes.

TRAS LAS PISTAS DE LOS TEMPLARIOS

Nos encontramos a pocos kilómetros de El Águila, en un pueblito que se llama Fossa, en una pequeña iglesia del siglo XIII: Santa María Aceta, donde en su interior hay pinturas inquietantes de los templarios, esto para subrayar cómo los caballeros del Templo dejaron una huella profunda en estos lugares.

En esta pequeña iglesia del siglo XIII hay algunas pistas de carácter templario; en las pinturas que representan la flagelación, la crucifixión y la deposición de Jesús parecen tener una relación con la figura del Santo Sudario, una de las reliquias en manos de los templarios de aquel tiempo. En la flagelación se ve un Jesús muy alto, más alto que sus contemporáneos, exactamente como se presentan en las marcas del Santo Sudario; la segunda pista se encuentra en la crucifixión, aquí Jesús en la cruz tiene una posición del tronco, la cabeza y los pies que recuerda una vez más al Santo Sudario; y al final, en la pintura de la deposición, es posible ver la posición de la cabeza, y en particular la del dedo pulgar, que parece tomada de la huella del Sudario (de Turín). Muchos creen que cualquiera que haya dibujado estas pinturas había visto el Santo Sudario.

Aquí está, a más o menos 3 metros del piso, esa mano con el pulgar doblado que recuerda mucho al Santo Sudario; y un poco más abajo, algunos personajes, uno de las cuales tiene un casco muy particular, con una capa muy parecida a la de los templarios. Y no es todo, hay dos caballeros, en una pintura cerca del techo: uno es San Jorge y el otro es San Martin, y los dos tienen los colores de los templarios; y particularmente San Martin también tiene una capa blanca, otro detalle que nos recuerda a los caballeros templarios.

Las pistas templarias se encuentran también cerca de esta iglesia. Muy cerca de aquí, en Loreto, en el santuario de la virgen negra, la cual recordemos era venerada por los mismos caballeros del Templo, fue llevada una reliquia muy importante de una casa de Nazaret, la casa donde nació y creció Jesús, llamada la casa de María, que fue desmontada, transportada vía marítima y remontada exactamente donde se encuentra ahora. Una vez que llega al puerto de Recanati, otro puerto templario, fue considerada una de las reliquias más importantes de la cristiandad, pues tenga en cuenta que entre sus ladrillos se encontraron pequeñas cruces de tela, las mismas que (más tarde) los templarios llevaban en sus vestidos: cruces de tela roja, iguales a aquellas que adornaban los uniformes de los templarios. Las piedras reproducen exactamente la casa de María, y sus fechas coinciden con las fuentes histográficas y la leyenda de los ángeles vestidos de blanco, que la salvaron haciendo volar la casa de María, parece encontrar una explicación muy clara, ya que pudo haber sido el último acto heroico de los caballeros templarios, antes de ser disueltos oficialmente pocos años después por el rey de Francia, Felipe el Bello.

El misterio siempre se hace más denso y lleno de coincidencias. Nos encontramos dentro de la casa santa, vale la pena decir unas pocas palabras para describirla; de hecho la casa santa está compuesta de solo tres (3) paredes, porque eran las tres paredes que cerraban la entrada de la cueva, donde fue la Anunciación; en esta casa fue en la cual vivió Jesús, desde joven junto a sus padres, y si bien estas paredes fueron transportadas, se reconstruyeron aquí. Y es un punto de peregrinaje, ya desde 1915, por el cual millones de personas han pasado para venerar este lugar, que fue reconstruido aquí en Loreto.

Si desea continuar con la Segunda parte de este documental, haga click aquí.


FUENTE:
http://www.youtube.com/watch?v=wV4KaAD6qXU&feature=relmfu

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La ciudad del Águila I
La ciudad del Águila II
La ciudad del Águila III
La ciudad del Águila IV
La ciudad del Águila V
El Águila templaria II
El Águila templaria III