EL VUELO DEL ÁGUILA III

EL VUELO DEL ÁGUILA Parte III
Origen y significado del águila bicéfala
Por apóstol Daniel Guerrero



Algunos estudiosos o investigadores trazan el origen del águila bicéfala a las civilizaciones mesopotámicas, mientras otros la ubican desde los egipcios.  Según el Sr. Gustavo Pardo, "El Águila Bicéfala tuvo su origen en la poderosa ciudad samaritana de Lagash donde fue considerada un símbolo de poder durante más de 2000 años antes de la construcción del Templo del rey Salomón. Posteriormente pasó de los samaritanos a los hombres de Akhad; de allí a los Hititas; a continuación a los Sultanes de Slkujian, de donde fue llevada, por los Cruzados a Europa, observándose este símbolo entre los Habsburgos y los Romanoff". Pero todos concuerdan en el mismo uso y significado básico como símbolo de poder, tanto terrenal como celestial, material y espiritual.


Escudo Bizantino
Bandera y Escudo Bizantino
Para propósitos de nuestro estudio y para no hacer muy extenso este documento, vamos a retomar el Vuelo del Águila a partir de su uso por el imperio bizantino, sucesor del otrora gran imperio romano, que ostentaba dos capitales o centros de poder: Roma y Constantinopla (330 d.C., anteriormente llamada Bizancio).  En el 395 d.C. el imperio se dividió en dos partes, y luego Roma cayó en manos de las tribus bárbaras en el 476 d.C., pero el imperio bizantino continuó hasta 1453 (s. XIV).  Y fue en este período, específicamente a partir del 620 d.C. que el imperio y por lo tanto, la iglesia, adquirieron una marcada influencia griega en su cultura y religión.


De Roma el águila pasó como símbolo a Bizancio, donde se convirtió en bicéfala. Una de las cabezas representaba al viejo imperio caído de Roma (occidental), y la otra al nuevo imperio de Constantinopla (oriental). Cuando Carlomagno restauró el Imperio de Occidente o Sacro Imperio Romano Germánico, éste también adoptó como símbolo el águila real bicéfala, aunque en la Edad Moderna los Habsburgo prefirieron sustituirla por el águila imperial. Durante la Edad Media y Moderna, muchas casas nobles adoptaron también el águila real como emblema, muchas veces flanqueando el escudo de armas de la familia. Y a partir de allí varios reinos, tanto de Europa oriental como occidental, adoptaron este símbolo en sus emblemas o heráldicas, de los cuales resaltan los Habsburgos (Austria/Alemania) y Romanoff (Rusia) y la Iglesia griega ortodoxa (ver abajo).
Escudos o Heráldicas Europeas


Prosigamos, pero antes de detenernos en el escudo de Carlos I de España o V de Austria, vamos a enfocarnos en el uso del simbolismo del águila en el escudo de Isabel I, también conocida como "la católica".
Escudo de Isabel I, España

Isabel I de Castilla (1451-1504), la católica, usó el águila real, según dicen los historiadores, por su apego o admiración al apóstol San Juan, cuyo Evangelio tiene como símbolo el águila, por su profuso lenguaje simbólico y revelador mensaje del Mesías.  De allí que es comúnmente conocida como el águila de San Juan.  Pero lo que el Señor nos reveló es que el mismo espíritu babilónico, cuyo vuelo hemos trazado anteriormente, también estuvo operando durante este período de la historia de España y Europa, de una manera develada, astutamente encubierto, pero que Él estaba revelándolo ante nuestros ojos, para deshacer sus obras y maquinaciones.

El personaje de la reina católica española es digno de un estudio o análisis aparte, que por razones de tiempo y espacio no podemos hacer aquí, pero baste señalar que en ella ya podemos observar claramente los atributos del espíritu que estaba detrás de su reino (detrás de su escudo): el espíritu de Jezabel, que domina tanto el ámbito político como el religioso, y que aunque siendo de género femenino se conduce como un ente masculino; de allí la razón por la que decimos que el espíritu que guió el reinado de Isabel I era representado por el águila negro.  Y tiene la habilidad mental y espiritual, que aunque se manifiesta como una figura casta, religiosa y piadosa, realmente es agresiva, hostil y despiadada (Ap. 13:11).  No por casualidad le arrebató el reino a su hermana Juana la Beltraneja y se casó astutamente con Fernando de Aragón, desalojó a los musulmanes de Granada, expulsó a los judíos de España y conquistó con mano férrea los recién descubiertos territorios de América.

Dato por demás interesante es que la palabra Isabel proviene de la misma raíz y forma de la cananita Jezabel (1Re. 16:31 de Sidón, sacerdotiza de Baal; Strong 348, en hebreo Yzebel "mujer casta, no desposada, o no habitada"), que se escribía igualmente con la letra hebrea Y (Yod) o griega Y (ipsilón); y que se diferencia del nombre hebreo Elizabeth (Strong 472, en hebreo Elishéba "Dios del juramento"; 1665 en griego Elisabet; "consagrada a Dios").  Otra hipótesis apunta que Isabel deriva del nombre latino o romano Isabella: bella Isis, refiriéndose a la diosa egipcia Isis, cuyo culto era muy popular entre los soldados romanos.  ¡Las similitudes entre la Jezabel bíblica y la española son impresionantes!

Escudo de armas de Carlos V

De esta reina católica y sus artimañas seguiremos hablando más adelante, pero por ahora enfoquémonos un poco en el escudo de Carlos V, que fue el que nos encontramos en la Puerta de la Al-Hambra. Carlos I de España (1500-1558), también conocido como Carlos V de Austria, hijo de Juan I de Castilla y Felipe el Hermoso, y nieto por vía paterna de Maximiliano de Austria (Habsburgo) y María de Borgoña (de quienes heredó los Países Bajos, los territorios austriacos y derecho al trono imperial) y nieto por vía materna de los reyes católicos, de quienes heredó Castilla, Navarra, las islas Canarias, las Indias (América), Nápoles, Sicilia y Aragón. 

En 1520, recibió el titulo de emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, uniendo sus territorios heredados por su abuelo Maximiliano I y bajo la anuencia del papa León X. 

El nombre Carlos es de origen germánico (Kart) y signfica: fuerte, varonil, viril; de él derivan Carlus, Charlus y posterior su forma latina karolus, como aparece en la Fuente dedicada al monarca en la Al-Hambra. Este nombre era considerado con grandes cualidades, como fuerza y hombría, y por eso vamos a observar que muchos monarcas y personalidades europeos importantes recibieron dicho nombre.

Por su inmenso poder y amplios territorios heredados y adquiridos, el águila bicéfala en Carlos V retomaría su significado de amplio dominio territorial, con sus dos caras viendo hacia el este y al oeste; y por lo que el Señor nos ha mostrado, su intento de dominio del mundo espiritual y el material. En los que, a pesar de sus posesiones, Carlos V no logró sus objetivos y al final de sus días optó por retirarse, lejos de las exigencias y retos de los asuntos mundanos de su vasto imperio, muriendo de paludismo en una casa-castillo, al lado del convento de Yuste, en las tierras de La Vera, en Extremadura, España.

Vamos a detenernos aquí y en la próxima y última entrega de este tema, "el Vuelo del águila", hablaremos de su uso en la Europa moderna hasta nuestros días.  Si quiere proseguir con la Cuarta entrega, haga click aquí.



FUENTES:
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81guila_bic%C3%A9fala
http://www.visionmasonica.org/el_aguila_bicefala_.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Isabel_I_de_Castilla
http://centros1.pntic.mec.es/~devallea/isabel/principal.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_I_de_Espa%C3%B1a

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

El vuelo del Águila II
El vuelo del Águila IV
¡Cae la puerta del Águila!
El nido del Águila
La ciudad del Águila I

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: EmoticonEmoticon