¡CAE LA PUERTA DEL ÁGUILA!

¡CAE LA PUERTA DEL ÁGUILA!
Por apóstol Daniel Guerrero

Después que nuestro equipo misionero fue al palacio de Carlos V, en la Al-Hambra, se nos hizo claro que estábamos ante algo mucho más grande de lo que nosotros mismos hubiéramos podido imaginar.  Y confirmamos todos que, antes de hacer cualquier acción, debíamos hacer oración en los cuatro montes restantes que el Señor me había indicado.  Y entendíamos que nuestra guerra contra el espíritu del águila-negro en Europa apenas comenzaba...

Para hacer corto el testimonio y no dar mayores detalles de una situación muy incómoda e inesperada, tuvimos que tomar la decisión, junto con los líderes de nuestra iglesia y agencia misionera, de iniciar un nuevo proyecto de fundación de iglesias en Granada; ya que básicamente, entre otras cosas, diferíamos seriamente sobre el valor e importancia que el pastor español, con el que trabajábamos, le daba a la oración, un punto que para nosotros era crucial y fundamental para poder desarrollar una efectiva labor misionera y ministerial, especialmente en un ambiente socio-cultural tan hostil y resistente al Evangelio como lo ha sido España.

Y en ese proceso de cambio, aconteció lo inimaginable.  ¡Un terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter sacudió la ciudad del Águila (L'Aquila)!  Esta ciudad queda a 50 kms. de Roma.  Los reportajes señalan que el casco histórico de la ciudad quedó devastado y no hubo ni una sola iglesia católica que no hubiera sido dañada por el terremoto.  Alrededor de 308 personas murieron, 1,500 personas resultaron heridas y más de 65,000 personas quedaron sin hogar, en una ciudad de más de 73,000 habitantes.

En un primer momento descarté la idea que pudiera haber algún tipo de conexión entre nuestros actos de intercesión profética en la Puerta de Granada: la Al-Hambra, donde reprendimos, pisamos y hollamos al espíritu del águila negro (del escudo de Carlos V), y la ciudad del Águila (L'Aquila) en Italia.  ¡Era demasiado!  No podía creer que el terremoto fuera consecuencia de nuestra intercesión contra el espíritu de la Gran Ramera, el espíritu que guía y sostiene al sistema babilónico mundial, representado por el símbolo del águila negro.

Pero esa no sería la única "coincidencia".  El terremoto en la ciudad italiana del Águila sucedió exactamente cuatro (4) meses después de nuestra intercesión en la Al-Hambra (diciembre 2009-abril 2010), dos miembros de nuestro equipo misionero habían vivido por cuatro (4) años, en esa región del Ambruzzo, donde está ubicada la ciudad del Águila.  Y veremos más adelante, cómo el número cuatro (que representa el mundo terrenal o de dominio terrenal) se repite y es recurrente en esta experiencia de intercesión misionera.

Sin embargo, para no darle rienda suelta a mi imaginación, guardé silencio y no le comenté nada al equipo.  Pero días más tarde, Alexander (miembro del equipo que vivió en la región del Águila, en Italia) me preguntó si no me había parecido mucha coincidencia que hubiéramos orado contra el espíritu del águila negro y luego a los cuatro meses hubiera acontecido el terremoto en la ciudad del Águila, en Italia.  Le dije que sí y me abrí a él y luego al equipo; y decidimos iniciar una investigación sobre esta ciudad y su posible relación con la Al-Hambra, además del símbolo del águila.

Alexander y su esposa Benny trataban de recordar posibles conexiones, pero no dábamos con algo concreto y contundente, que realmente conectara a ambas ciudades.  Pero poco a poco, empezaron a caer o a llegar gotas de revelación, de conocimiento, que nos indicaban que sí debía haber una conexión, una fuerte y profunda conexión, pero todavía no la teníamos...

A los pocos días del terremoto, el actual papa Benedicto VI visitó la ciudad del Águila no para una "visita oficial papal", sino para visitar la tumba de otro papa, Celestino V, que había sido enterrado en una basílica de la ciudad.  Este papa, duró poco en su cargo, tan solo cuatro (4) meses, pues renunció, según dicen los cronistas, por causa de la corrupción moral y espiritual que encontró en Roma.  Sin embargo, su sucesor, Bonifacio VIII, poco después lo mandó a encarcelar y más tarde apareció misteriosamente muerto...  Pero Benedicto XVI fue a la tumba de Celestino V a pedirle perdón, a honrar su nombre y a liberarlo de todo daño hecho contra su nombre y su ministerio.  ¿Eso por qué?  ¿Qué sabía el papa Benedicto XVI sobre Celestino V, que le urgía visitar su tumba, a pesar que la ciudad todavía seguía temblando, entre ruinas?

Pero en julio ocurriría la explosión de revelación que estábamos esperando.  El papa Benedicto XVI proclamaría su primera bula "Caritas in veritate" (amor en verdad), el 7 de julio del 2009 (07-07-09), un día antes del inicio de la Cumbre del Grupo de los Ocho (08 al 10 de julio del 2009), la cumbre de los líderes de las naciones con las economías más poderosas y crecientes del mundo, es decir, una reunión de los poderosos de la tierra, con los líderes de las cinco naciones con economías emergentes del Tercer mundo (Brasil, India, China, México y Suráfrica).  ¿Qué hacían los poderosos de la tierra en una ciudad en ruinas?  ¿Por qué hacían esa reunión en esa ciudad destruida, que todavía sufría de réplicas?

Presidente español visita L'Aquila
La gran respuesta vendría el viernes diez (10) de julio (7), cuando el presidente de España le anunció al Primer ministro italiano, que España (que para ese entonces estaba iniciando una de las peores crisis económica que haya vivido) donaría a Italia ¡40 millones de Euros!  ¿La causa? Para la restauración de un fortaleza en la ciudad del Águila.  ¿El nombre de la fortaleza?  Fortaleza del Águila o también conocida como la Fortaleza española (s. XVI).  ¿Quién la construyó?  El rey-emperador Carlos V.  ¿Cuál fue la figura geométrica usada para la construcción de esta fortaleza?  El cuadrado (cuatro puntas que indican los cuatro puntos cardinales de dominio terrenal.  ¡Dos fortalezas cuadradas, en dos naciones, edificadas sobre dos montes, por el mismo rey-emperador católico romano: Carlos V, cuyo símbolo era el águila negro bicéfala!

Vista aérea: Fortaleza española en la ciudad del  Águila, Italia
¡La Puerta del Águila había caído!  Y otra Puerta de revelación se abría, en otro monte, en otra nación.  ¡Allí estaba la conexión histórica y espiritual que buscábamos!  Y que sabíamos que tenía que haberla, pero no nos había sido revelado todavía, sino en el tiempo perfecto de Dios.  A raíz de este descubrimiento de este tesoro y de este secreto, se abrió un río de revelación, que hasta la fecha no cesa de sorprendernos, y que en próximas entregas les daré a conocer, conforme a la instrucción que he recibido del Señor.

Hasta la próxima entrega...  ¡Las sorpresas apenas comienzan!

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La ciudad del águila VI
La ciudad del águila I
El vuelo del águila I
El vuelo del águila III
El vuelo del águila IV

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: EmoticonEmoticon