17 de abril de 2017

¿LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VII

¿ESTAMOS EN LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VII
Profecía de las 70 Semanas de Daniel
Señales estelares y la Profecía de las 70 Semanas de Daniel
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero



INTRODUCCIÓN Y RESUMEN
Llegamos a la Séptima parte de este estudio sobre la profecía de las 70 Semanas de Daniel y su posible cumplimiento en nuestros días. Pero para llegar aquí, consideré necesario darle a mis lectores una sólida base bíblica, teológica e histórica, para que pudieran comprender mejor lo que voy a compartirles. Por eso, en la Primera parte y en la Segunda parte analizamos dos estudios que desde una "perspectiva hebrea" nos dieron un posible cumplimiento de esta importante profecía. Y también analizamos la clásica perspectiva dispensacional de esta importante profecía bíblica.

A partir de la Tercera parte hasta la Cuarta parte analizamos detalladamente, tanto como nos lo permite este medio, el capítulo 24 de Mateo y Lucas 21. Y tratamos salir de la caja teológica clásica del dispensacionalismo y enfocarnos, como debe ser, en un estudio que toma en serio el contexto bíblico-histórico de esos pasajes.

En la Quinta parte compartí lo que hasta el momento es mi opinión sobre la profecía de las 70 Semanas de Daniel, otra vez, en la que tomo muy en serio el contexto bíblico-histórico en la que se encuentra esta profecía, tanto en el libro de Daniel como en los Evangelios, especialmente en Mateo 24-25. Y en ese proceso caímos en cuenta que, el cumplimiento de la profecía de las 70 Semanas de Daniel está enmarcada entre 70 años de Judá bajo el imperio babilónico y 70 años de Judá bajo el imperio romano. ¡Eso amados lectores, desde una perspectiva del tiempo profético de Dios es sumamente interesante y relevante! Si lo ponemos en números se vería así 70 + 70 + 70; o sea, 70 años, 70 semanas de años y 70 años...

Y precisamente viendo la importancia de este patrón profético de ciclos de 70 (7x10), en la Sexta parte comencé a relacionar la profecía de las 70 Semanas de Daniel y su posible cumplimiento en nuestros días. Y concluimos que, un segundo cumplimiento de esta profecía podría darse en un período de 70 años (un nuevo ciclo de 7x10), bajo un fuerte período de gran tribulación y angustia (tanto para la Iglesia como para Israel) y no deberíamos esperar la construcción de un tercer Templo ni tampoco que el Rapto acontezca antes de la Segunda venida de nuestro Señor Jesucristo. Si se da, como algunos esperan, este segundo cumplimiento podría tener ciertas similitudes con el primer cumplimiento, pero definitivamente no será igual. Y no nos debe sorprender, porque el primer cumplimiento de la "abominación desoladora", de la que habló el profeta Daniel (y se cumplió en tiempos del imperio griego), no aconteció de la misma manera que el segundo cumplimiento de la "abominación desoladora", de la que habló nuestro Señor Jesucristo (en tiempos del imperio romano).

Permítanme bosquejarles y explicarles mejor el cumplimiento de estos ciclos de 70:
1. El primer ciclo de 70 años aconteció desde la deportación babilónica de los judíos hasta que Daniel recibió la respuesta a su oración intercesora pidiendo el cumplimiento de la profecía de Jeremías.
2. El segundo ciclo de 70 semanas de años aconteció desde la orden para la reconstrucción del templo y los muros de la ciudad hasta la destrucción del segundo templo de Jerusalén.
3. El tercer ciclo de 70 años aconteció, dentro del calendario romano de la época, es decir desde el año 748 a.u.c. hasta el 818 a.u.c. En la nomenclatura del Vaticano, sería desde el año 1 d.C. hasta el 70 d.C.
4. Y ahora el cuarto (y posiblemente último) ciclo de 70 años acontecería desde el anuncio de la creación del actual Estado de Israel, en 1947 hasta nuestros días, en el año 2017.

Este último ciclo de 70 años que nos ocupa está enmarcado dentro de otros ciclos de 7 años muy importantes:
1. Un ciclo de 7 por 7+1 año, o sea cincuenta años, que van desde junio de 1967 cuando Israel reconquista Jerusalén en la guerra de los seis días hasta nuestros días, en el año 2017. Es lo que también se conoce como un período de jubileo (He. Yobel).
2. Un período mayor de 10 ciclos de 7+1 año, o sea 70 ciclos de jubileo desde la creación de Israel como nación (en 1483 a.C.), hace aproximadamente 3.500 años atrás.
3. Un ciclo de 7 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.
4. Un ciclo de 70 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.
5. Y un ciclo de 700 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.

Por eso podemos observar que, algunos estudiantes de la profecía bíblica comienzan a contar los 70 años desde el anuncio (orden) de la creación del actual Estado de Israel (1967-21017); mientras que otros comienzan a contarlos desde la reconquista de Jerusalén (1967-2037). En mi caso, he decidido contarlos a partir del año 1947 por estas razones:
1. Porque en noviembre de ese año es cuando se da la orden de reconstruir/crear a la nación.
2. Porque a partir de ese año se da la orden para que la segunda Diáspora judía termine; es decir, bíblica e históricamente se inicia el retorno de los judíos a su tierra, así que, ese juicio llega a su fin.
3. Porque efectivamente se da inicio a un ciclo de 70 años enmarcado, tanto en importantes ciclos de tiempo profético, así como en medio de grandes señales estelares.

Y de esas señales estelares es de lo que quiero conversar en esta Séptima entrega...

Las Señales en el cielo y la profecía de las 70 Semanas de Daniel

A mediados del 2013, el Espíritu del Señor me dijo que a partir de esa fecha iba a comenzar a aplicar lo que había aprendido sobre Su lenguaje y Su tiempo en los últimos tres años (2010-2013); pues esa fue Su promesa.  En esa oportunidad, a finales del mes de febrero del 2010, me dijo que preparara a Su Iglesia para que conociera Su tiempo y Su lenguaje, de manera que pudiera entender lo que Él estaba por hacer en Venezuela y las naciones.  Y lo que voy a compartir a continuación es importante y es necesario que lo analicemos desde este contexto profético, en vista que el Espíritu de Dios viene despertando a la Iglesia, a nivel mundial, sobre estos dos temas.

En junio del 2013 tuve conocimiento de una señal estelar que no acontecía desde junio de 1967: la Tétrada de lunas rojas.   De todo corazón, animo a mis fieles lectores a volver a leer estos estudios que he publicado desde julio del 2013, en el Blog de la Comunidad cristiana Hay paz con Dios con el título Las Profecías de las lunas rojas, especialmente la Tercera parte donde hablo de la relación de este fenómeno estelar con otras señales celestiales.  Y aquí en este Blog he escrito desde abril del 2014 varios estudios con el título La Tétrada de lunas rojas.  ¡Por favor, aparte un tiempo y lea o repase estos estudios o mensaje!  Porque es necesario que nos ubiquemos en el contexto profético actual sobre lo que el Espíritu del Señor viene hablándole a la Iglesia.

Lo que a mí y a muchos estudiantes de la profecía bíblica llamó poderosamente la atención fue que cuatro eclipses lunares, que se tornaron en rojo, acontecieron exactamente durante las Fiestas del Señor.  ¡Eso fue lo que llamó la atención!  Porque es un fenómeno que no ocurre muy frecuentemente, de hecho, desde el comienzo de la era cristiana ha sucedido solamente nueve (9) veces y todas las veces que ha sucedido han servido como una señal previa para algún acontecimiento importante en la historia del pueblo judío y la humanidad (Gn. 1:14).  Vea en la siguiente foto las señales estelares más importantes que acompañaron a la novena Tétrada de lunas rojas:

Tétrada de Lunas rojas y Señales estelares 2013-2015
Piense por un momento cuál fue mi sorpresa... Desde marzo del 2010 venía estudiando los temas del lenguaje y el tiempo de Dios y luego, o sea desde aproximadamente tres años y medio, y de repente me encuentro que todo lo aprendido está conjugado en un solo y mismo evento: la Tétrada de lunas rojas, que involucra ciclos de tiempos (Esp. ciclos de siete), astros que marcan el tiempo (sol y la luna) y colores (rojo, negro, etc).  ¡Para mí fue sencillamente sorprendente y jamás me había pasado algo similar en mi ministerio!

Pero Dios tenía y tiene preparadas más sorpresas... En el año 2015 fueron vistas varias señales estelares sumamente relevantes alrededor de las constelaciones de Virgo y Leo.  Como ya hemos dicho antes, en nuestro estudio sobre las Constelaciones (Heb. Mazzarot) Virgo representa en el lenguaje simbólico de Dios a Israel o a la Iglesia, y Leo representa a la tribu de Judá o al Mesías de la tribu de Judá.

En el año 2015, la tercera luna roja de la Tétrada apareció en la mano que lleva la simiente (Estrella Spica, espiga o simiente) de Virgo (ver foto abajo), y ese día resultó ser el sábado (séptimo día) 4 del mes de abril (4) en el calendario gregoriano; pero el 14 de Nisán en el calendario hebreo, o sea al inicio de la Fiesta de la Pascua. Si desea saber el significado y relevancia de esta señal estelar y su relación con la historia presente de Israel, le invito a leer la Cuarta parte del estudio sobre la Tétrada de lunas rojas en este Blog.

Luna roja sobre Virgo, sábado 4 de abril del 2015
Ese mismo año, el 30 de junio, apareció en el cielo lo que muchos consideran la "Estrella de Belén".  Esto fue la conjunción de los planetas Júpiter y Venus cerca de la frontera con la constelación del León (Heb. Arieh). Este evento estelar aconteció el 30 de junio de este año, que en el calendario hebreo era el 14 de Tamuz. Y preste atención que la conjunción de Venus con Júpiter y su alineación con la estrella Regulus (Lat. Rey, estrella principal de la constelación del León), que precedió el nacimiento de Jesucristo ocurrió también en junio.  Ver foto abajo.
Estrella de Belén, 30 de junio del 2015
Pero Júpiter (el astro rey) nos siguió sorprendiendo mientras continuaba su trayectoria hacia la constelación del León y más tarde hacia la de la Virgen (Virgo).  El miércoles 22 de julio (6 de Av) el astro rey hizo una curiosa alineación triangular (piramidal) junto con la estrella real principal de la constelación del León, Regulus (Lat. Rey) y el planeta Venus. Esta figura estelar triangular fue curiosa, pues según pudimos observar como la base de la pirámide están: un astro masculino real (Júpiter) y un astro femenino real (Venus) y en la cúspide la estrella real principal Regulus en el regazo del León, quien a su vez enfrenta a la constelación del Cangrejo (Cáncer), que venía coronada con el Sol y el planeta Mercurio. La constelación del Cangrejo (Heb. Sartán, el que sostiene o ata, ver Gén. 49:11) es la que acompaña al mes de Tamuz; y según Bullinger representa junto con las otras constelaciones vecinas "las posesiones de los redimidos", según lo pudimos aprender en el estudio sobre las Mazzarot.

El viernes 7 de agosto (22 de Av), Júpiter haría otra curiosa alineación triangular (piramidal), pero esta vez sería mucho más pequeña y con el planeta Mercurio y la estrella Regulus, mientras Venus se alejaba del León, en su movimiento de retrogradación o retrocesión. En esta oportunidad, (desde la visión de la tierra) la estrella Regulus estaba en la cúspide de ese triangulo, pero esta vez invertida o hacia abajo, mientras que la base, formada por Júpiter y Mercurio estaban arriba. Y el Cangrejo (Heb. Sartán) estaba sosteniendo con su "pinza" o tenaza izquierda (estrella beta, Arabe: Altarf: la punta) al Sol.

Pero Júpiter mientras continuaba su trayectoria en los alrededores del León, el domingo 9 de agosto (24 de Av), hizo otra conjunción muy parecida a la que hizo con Venus, el pasado 30 de junio; pero esta vez lo haría con la estrella Regulus. O sea que, en un período de cuarenta (40) días, Júpiter hizo dos conjunciones muy importantes y relevantes... La primera con el planeta Venus y la segunda con la estrella Regulus. Luego el 17 de octubre (5 de Chesván) haría otra conjunción, pero con el planeta rojo, Marte

Pero el climax realmente llegaría el domingo 23 de agosto (8 de Elul) cuando el mismo Sol se unió a la reunión de Júpiter y Regulus en la constelación del León... ¡La señal en el cielo fue más que asombrosa! Aunque no se pudo apreciar, pues la luz del Sol no lo permitió observar.  Vea las imágenes abajo.

Conjunciones de Júpiter entre el 22 de julio al 23 de agosto del 2015
Ante estas series de movimientos de Júpiter en tan corto tiempo, teniendo como contexto la "Estrella de Belén" y el final de la Tétrada de lunas rojas, nos preguntamos: ¿Qué nos estaba comunicando Dios con toda esta trayectoria de Júpiter? Si los magos del oriente, entre los años 4 y 2 a.C. interpretaron estos movimientos de Júpiter con Venus, Regulus y la constelación del León, como la venida de un rey judío, que resultó ser Yeshúa Ha-Mashiaj (Mt. 2:1-12), ¿será que esta nueva señal nos estaba anunciando la Segunda venida del mismo rey o la llegada de un impostor u otro importante rey o gobernante?  Por ahora, sólo sabemos que el actual presidente de los Estados Unidos de América fue juramentado el 20 de enero del presente año (22 de Tevet), diecinueve (19) meses después.

El otro fenómeno estelar que observamos en el contexto de la novena Tétrada de lunas rojas fue un eclipse parcial del sol, que aconteció exactamente el día 13 de septiembre de ese año (1 de Tishri).  Lo que fue único sobre ese eclipse solar parcial del 5776 fue dónde y cuándo eso ocurrió astronómicamente hablando.  El eclipse solar parcial del Año Nuevo OCURRIÓ precisamente en la frontera en medio de las constelaciones de Virgo y Leo; esto nunca había ocurrido antes en ese lugar y en ese preciso momento. Lo que no pudo ser aparente para la mayoría de los observadores es que este lugar y tiempo delineó las mazzarot (constelaciones) de que se estaba completando el fin de un ciclo de tiempo y un nuevo comienzo estaba a punto de iniciar.  Este punto, celestialmente hablando, correspondió entonces al punto terminal en el tiempo, para el comienzo y el final de un ciclo, tal como así sucedió en Rosh Ha-Shana, ¡el Nuevo año del 5776, que marcó el fin de un ciclo de siete años y el comienzo de otro ciclo! Nos preguntamos entonces: ¿Estaría esta señal celestial anunciando también el fin del "tiempo de los gentiles" (la Iglesia representada en la joven Mujer) y el comienzo de la "re-inserción de Judá" (representado en el León) en el Olivo? (Lc. 21:24; Ro.11:11-15).  Es decir, ¡Este eclipse solar parcial, entre las constelaciones de Virgo y Leo, se da en un tiempo y lugar de frontera y eso es digno de notar!  Vea la foto abajo.

Eclipse parcial de sol, 13 de septiembre del 2015
Ante este cúmulo de señales estelares y ciclos proféticos de sietes, surgió la pregunta que nos ocupa: ¿Estamos ante el segundo cumplimiento de las 70 Semanas de Daniel? Específicamente, ¿estaremos ante el cumplimiento de la última semana de esta profecía bíblica?  Profecía que hemos venido estudiando en esta serie de estudios bíblico-teológicos.  Ahora nuestro diagrama de señales que incluye la Tétrada de lunas rojas y otras recientes prominentes señales estelares desde el 2014 hasta este año 2017 quedaría así (ver foto abajo):


En la Octava entrega vamos a analizar la Gran señal en el cielo (Ap. 12), que será vista el 23 de septiembre de este año; y no puedo sino prometerles más sorpresas y revelaciones que el Señor está trayendo ante nuestros ojos en estos tiempos finales...  Si desea continuar con la Octava parte, haga click aquí.  Si desea comenzar a leer este estudio desde el principio, haga click aquí.


Fuente consultada:
Programa astronómico Stellarium
Las Mazzaroth I
Las Mazzaroth II
La Tétrada de lunas rojas I
La Tétrada de lunas rojas IV
Las Profecías de las lunas rojas IV


ARTÍCULOS RELACIONADOS
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? I
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? II
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? III
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IV
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? V
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VI
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VIII
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IX
El Rapto y la Gran tribulación II John Piper
El Rapto y la Gran tribulación I Corrie Ten Boom
El Gran Engaño VI, El Rapto y la Higuera
El Gran Engaño V, Las 70 semanas de Daniel
El Gran Engaño IV, La Gran tribulación



¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobado por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Ministerios León de Judá. Sitio web: http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: