15 de mayo de 2017

TIEMPO Y REINO DE DIOS III

TIEMPO Y REINO DE DIOS III
Nuevo Tiempo para Venezuela
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero




El año pasado el Espíritu del Señor nos guió como iglesia a continuar nuestra lucha espiritual por la salvación, sanidad y liberación de nuestro país, y en esa oportunidad nos dijo que el 19 de abril del 2016 continuáramos nuestra lucha contra el espíritu de Baal presente en nuestro país. Y el Señor en Su gracia me permitió conocer que en ese día se inicia un período de trece (13) días de “sacrificios de sangre para la bestia” (Baal tiene cara de toro), que culmina con un gran festival llamado Beltane, todo para invocar a los espíritus y a los dioses paganos de la fertilidad, el 1 de mayo.  
 
Efectivamente, como algunos seguidores y contactos recordarán, Maduro había decretado el 18 de abril, en vísperas del 19 de abril del 2016, que el 1 de mayo se iba hacer nuevamente el cambio en el huso horario de nuestro país a las 2:30 AM, cubriendo el mismo tiempo para “los sacrificios de sangre para la bestia”… ¡Pero él no haría el cambio a las 12:00 AM, como debía y es costumbre en las naciones bajo el sistema de tiempo del mundo occidental; sino que lo haría a las 02:30 AM, según las directrices y los ritos hechiceros de los babalaos cubanos y venezolanos que apoyan al régimen comunista chavista-bolivariano! 

Así que, el Espíritu Santo del Dios Altísimo me dirigió a hacer una convocatoria nacional, para que Venezuela aprovechara ese error y alineáramos el tiempo de Venezuela según el tiempo del reino de Dios; y en vez de hacer el cambio en el huso horario a las 2:30 AM del 1 de mayo, lo hiciéramos a las 6:30 PM del 30 de abril en el calendario gregoriano, pero que fue en el calendario hebreo el día 22 del mes de Nisán/Aviv. Y el octavo (8) día, después de la Fiesta de la Pascua. Dije que, en la Biblia, el número 1 significa comienzo; el 8 significa nuevo comienzo, nuevo nacimiento, resurrección; y el 5 significa gracia. Y por la gracia de Dios, proclamamos que Venezuela tendrá un nuevo comienzo y volverá a su destino profético de ser “tierra de gracia” y “luz a las naciones”. ¡Iniciaremos un nuevo ciclo de vida, bendición y prosperidad para Venezuela, bajo el tiempo y el reino de Dios! 

Para la gloria de Dios, este año 2017, nuevamente el Espíritu Santo nos dio la gracia de escuchar Su Voz y Su dirección.  Primero, en la celebración de la conferencia de oración VISIÓN 2017  ya el Señor me había dado la orden de cambiar la decoración de las Sedes de la iglesia, especialmente la de la Sede norte, para prepararnos y proclamar un Nuevo tiempo para Venezuela, lo cual efectivamente hicimos el domingo 9 de abril, en víspera de la celebración de la Fiesta de la Pascua (14 de Nisán).  Y el 19 de abril (23 de Nisán) hicimos campamento según el orden establecido por Dios en Su Palabra, en el último lugar donde hicimos intercesión el año pasado: en la Maestranza César Girón, que queda en la Avenida 19 de abril. El Señor nos guió a solamente exaltar Su Nombre, a proclamar Sus virtudes y alabarlo con gozo, con cánticos y con todos los instrumentos que Él nos ha dado, simultáneamente con adoradores e intercesores en la Sede norte de nuestra iglesia. ¡Fue un tiempo sencillo, pero glorioso y hermoso en la Presencia del Rey de reyes y Señor de señores!  Ver foto abajo:
Adoración profética 19 de abril 2017, Sede norte

Adoración profética 19 de abril 2017, Maestranza de Maracay
Ahora este 1 de mayo del 2017, trece (13) días después, el Espíritu Santo de Dios inquietó mi espíritu desde el domingo 30 de abril (4 de Iyar, 21 días después de Pascua) a convocar a los intercesores para unirnos a la marcha del 1 de mayo, Día internacional de los trabajadores, para que junto con los habitantes de Maracay clamáramos ante el Trono de Dios por la salvación, libertad y democracia en nuestro país. Lo cual efectivamente así hice en la noche del domingo, a través de las redes sociales.

Pero esa noche y en la madrugada del lunes 1 de mayo, el Espíritu Santo me inquietó a que fuéramos a la plaza Bicentenaria y quebrantáramos todo pacto y hechizo que el caudillo muerto, Hugo Chávez, hizo sobre nuestro país haciendo uso del código de tiempo del “bicentenario” de nuestra primera República. Como algunos sabrán el caudillo muerto entendió que la celebración del bicentenario del Acta de creación de nuestra primera República era un tiempo de encrucijada, lo que otros llaman un “tiempo alef”, en nuestra historia, en el que había que hacer algo para cambiar el curso y destino de nuestro país. Y él se empeñó en eso fervientemente; y por eso celebró todos los bicentenarios desde entonces, el último por cierto se celebró el 1 de febrero de este año, el bicentenario del nacimiento de Ezequiel Zamora.

Así que, el Espíritu Santo me guió a quebrar ese pacto, a quebrar ese código de tiempo y romper con todo hechizo, toda maldición y todo pacto de sangre que se había hecho alrededor de ese código de tiempo “bicentenario”. Y así lo hicimos un grupo de intercesores de Maracay, bajo dirección apostólica y profética.

Pero antes de eso marchamos con los habitantes de Maracay, según el orden de marcha para la guerra establecido en la Palabra de Dios, con el shofar, el tambor y la alabanza adelante, alabando y proclamando la grandeza de nuestro Dios, anunciando que nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor están en Cristo, Señor nuestro. Y los presentes, la mayoría no cristianos, se gozaban al vernos y escucharnos alabar a Dios con gozo y asombrados por el poderoso sonido del shofar. ¡Fue un tiempo glorioso, maravilloso y poderoso!

Llegamos junto con todos los participantes de la marcha a la Gran concentración en la plaza Bicentenaria y nos hicimos a un lado para cumplir con la asignación que el Espíritu Santo nos había dado para ese día y ese lugar. Y a las 12:00 del mediodía (como solemos hacerlo en muchas de nuestras intercesiones proféticas) los intercesores, guiados por el clamor de la apóstol Cory Guerrero, la profeta Gerin Paez, la pastora Nelly Sanz Afonso y este servidor, quebrantamos en el Nombre de Jesús y en el poder de la sangre del Nuevo Pacto, todo pacto de las tinieblas, todo pacto de sangre, toda maldición y hechizo y todo código de tiempo “bicentenario” sobre nuestro país, y declaramos un “Nuevo Tiempo para Venezuela”, según el tiempo del reino de Dios. Fue un tiempo breve, pero poderoso y efectivo en el reino de nuestro Señor Jesucristo y contra el reino de las tinieblas en nuestra ciudad y nuestra nación.  Ver fotos abajo:
Marcha del Día internacional del Trabajador, 1 de mayo 2017


Clamor quebrantando código bicentenario, 1 de mayo 2017
Ahora para la gloria de Dios, quiero dar testimonio de la gracia de Dios sobre mi y sobre todos los intercesores que me acompañaron y todos los intercesores que de día y de noche no cesan de clamar ante el Trono de Dios por la salvación, liberación y sanidad de nuestra nación. Pues el 1 de mayo, en horas de la tarde, Maduro anunció el decreto en el que llama a una ilegal asamblea Constituyente comunal, con lo cual él mismo dio fin al ciclo de tiempo de gobierno que el caudillo muerto inició desde 1998-1999, cuando llamó a una asamblea Constituyente que dio nacimiento a la Constitución de 1999 y a lo que se conoció como la V República. El lunes, 1 de mayo del 2017 (5 de Iyar del 5777), en su torpeza, el mismo Maduro decretó el fin de la V República y el fin de este ciclo de muerte, hambre y destrucción (Sal. 33:1-21). ¡Exactamente un año después de su igualmente ilegal cambio de huso horario en nuestro país!

Y para la gloria de Dios, una autoridad legal y gubernamental, pero de orden internacional, el señor Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Dr. Luis Almagro, declaró a los medios internacionales, que “la convocatoria de una Asamblea Constituyente en Venezuela es “el fin” del legado del fallecido presidente Hugo Chávez”.

Así que, con estos dos testigos, o testimonios, dados en un período de 24 horas, el Señor confirmó que efectivamente el código de tiempo “bicentenario” se había quebrantado, dando fin al ciclo de tiempo de gobierno del chavismo en Venezuela.

¿Qué vamos a hacer ahora?
El mismo lunes 1 de mayo, en horas de la tarde, fue cuando el Señor me reveló lo que había sucedido y por eso compartí este artículo en mi cuenta en Facebook, a la media noche del martes 2 de mayo. Y Él me dijo, que debemos hacer lo que hizo Israel contra Amán, el sirio... Pues, el dictador Maduro, también tiene su Amán, el sirio, representado en El-Aissami, quien no casualmente fue designado como vice-presidente de la República y director del funesto “Comando Nacional Anti-golpe”, que, junto con el ministro de defensa, dirige actualmente todo el criminal aparato represor en nuestro país.

Exactamente, como en los tiempo de Ester, un año después del decreto de muerte que Amán diseñó contra el pueblo judío en Babilonia (Ester 3-4), Dios revirtió ese decreto de muerte en vida, y ese tiempo de tristeza en gozo (Ester 7-9); y le permitió a los judíos defenderse de sus enemigos, para que pudieran salvarse de una muerte segura, que había sido decretada un año antes.

Ahora el Señor nos dice, “¡Dile a mi pueblo que marche!” (Éx. 14:15). que defendamos y luchemos por nuestra salvación y la liberación de nuestra nación.

El Señor nos dice que sí, que sigamos orando y clamando; pero ahora también es tiempo de marchar, de salir a las calles de nuestras ciudades y de nuestro país, para luchar por la salvación, la libertad y la democracia en nuestra nación. Pues habiendo conquistado la victoria en los lugares celestiales, ahora debemos prevalecer y avanzar para conquistar la victoria en el plano terrenal.

Que el decreto de muerte y el diseño de esclavitud y opresión de los espíritus que operan en el sistema comunista y en el Islam, han sido develados, quebrados y destruidos; pero se requiere que los valientes intercesores, adoradores y guerreros del Señor tomen las calles de Venezuela pacífica, legal y constitucionalmente, para pelear esta última batalla por nuestra nación, con las armas espirituales que el Señor nos ha dado en Cristo Jesús.

Amados, pastores, ministros y líderes del Señor, pueblo de Dios en Venezuela, necesitamos acompañar a todo el pueblo venezolano en esta gran lucha por nuestra libertad y nuestra democracia. Necesitamos unirnos física y visiblemente con nuestros hermanos venezolanos, y que ellos puedan ver que el pueblo de Dios, también está con ellos, porque Dios ama a esta nación y desea su salvación, liberación y sanidad. ¡Vamos a clamar a Dios, pero vamos hacerlo también en las calles!
¡Vamos a exaltar a Dios, pero vamos hacerlo también en las calles! Porque hoy Venezuela necesita, que los hijos de la luz brillen en la oscuridad que se quiere apoderar de nuestra nación. Necesitamos prevalecer y avanzar con la luz y el poder del Espíritu de Dios, para que las tinieblas huyan y retrocedan de nuestra nación.

Repito, esta lucha debe hacerse con las armas espirituales que el Espíritu Santo de Dios nos ha dado; y debe hacerse pacífica, legal y constitucionalmente; sin caer en ningún acto de violencia ni en ningún hecho ilegal que nos descalifique espiritual o moralmente ante el reino de Dios y la sociedad venezolana.

¡Amados intercesores y guerreros del Señor, pueblo de Dios en Venezuela, unámonos, oremos y trabajemos juntos, a favor del NACIMIENTO DE UNA NUEVA VENEZUELA que glorifique a Dios y a nuestro Señor Jesucristo!

¡Dios nos bendiga a todos! ¡Y Dios bendiga a Venezuela!

Si desea leer la Segunda parte del mensaje Tiempo y Reino de Dios, haga click aquí.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Tiempo y Reino de Dios II
2017: Año de Plenitud y cumplimiento
5777: Año de la espada del tiempo
Luis Almagro: Llamado a Constituyente comunal es el fin del legado de Chávez
Bicentenario de Venezuela, Wikipedia
Primera República de Venezuela, Wikipedia


¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Daniel Guerrero] © [2017]. Sitio web: Ministerios León de Judá. Sitio web:http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!




12 de mayo de 2017

¿LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? IX

¿ESTAMOS EN LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? IX
Profecía de las 70 Semanas de Daniel
Análisis de la Gran Señal de Apocalipsis 12
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

La Gran Señal de Apocalipsis 12
¡Y llegamos a la Novena entrega! Y pensar que en principio yo pensé que podría publicar este estudio solamente en cuatro entregas... Bueno, de algo podemos estar seguros y es que no le pasamos por encima al tema ni lo tratamos ligeramente...

Ahora en esta última entrega vamos a analizar el fenómeno estelar que ocurrirá el 23 de septiembre de este año que ha despertado la imaginación de muchos estudiantes de la profecía bíblica y ha encendido sus alarmas, pues consideran que, como hemos visto, dará inicio a la Septuagésima o última semana de la profecía de las 70 Semanas de Daniel.

Antes de proseguir debo recordarle a mis seguidores y al nuevo lector dos cosas:

1. Estoy tocando este tema de la profecía de las 70 Semanas de Daniel porque considero es un tema muy relevante e importante para la iglesia de nuestros días. Sin embargo, como lo expuse en la Tercera y Cuarta parte, creo que esta profecía ya tuvo un primer cumplimiento. Y en la Quinta parte doy un esquema de cómo considero yo que se cumplió esa importante profecía bíblica. Así que, estamos es considerando la posibilidad que esta profecía tenga un segundo cumplimiento.

2. Estoy compartiendo sobre la Gran Señal de Apocalipsis 12 y su posible cumplimiento el próximo 23 de septiembre, porque creo que es de mucho interés para la iglesia de Jesucristo en nuestros días y porque deseo evitar con todo mi corazón que los creyentes sean engañados y frustrados en sus esperanzas y expectativas sobre la Segunda Venida de nuestro Señor. Así que, deseo proponer una visión equilibrada sobre esta Señal con un sólido fundamento bíblico y un análisis objetivo de la misma.

Dicho lo anterior, prosigamos con nuestro estudio...

La Gran Señal astronómica de Apocalipsis 12 y la profecía de las 70 Semanas de Daniel
Hasta donde tengo conocimiento, el descubrimiento de este fenómeno y su conexión con la profecía de las 70 Semanas de Daniel fue hecha por un estudiante pre-tribulacionista: Scott Clarke (director del ministerio Ethernal Rythm Flow), alrededor del 2011, mientras estudiaba otra importante señal: la estrella de Belén.

Algunos consideran que este descubrimiento es una de las palabras selladas que ahora son reveladas para los tiempos del fin (Dan. 12:4,9); y por eso, son muy entusiastas sobre su significado y relevancia para el cumplimiento profético. Personalmente, sí creo que será una importante señal en el cielo, que junto con las previas señales estelares de los últimos 21 años apuntan a la Segunda venida de nuestro Señor Jesucristo; pero repito, prefiero apegarme más a lo que enseña la Palabra de Dios, pues ya hemos visto que muchas personas por estar demasiado atentas a fechas y señales en el cielo han errado en sus predicciones sobre el fin del mundo... Así que, sí hay que prestarle atención a ésta y a otras señales en el cielo, pero tampoco hay que caer en la especulación ni exageración.

Veamos ahora lo que veremos en el cielo:

La Gran Señal, según algunos estudios, nunca ha ocurrido en la historia de la humanidad, otros por su lado dicen que no ocurría desde 5.932 años (5 de agosto del 3915 a.C.); según la tradición judía, desde cuando Adán y Eva estaban todavía en la tierra. De hecho, algunos piensan que esa señal ocurrió en el tiempo de la caída, cuando ellos fueron expulsados de Edén (Gn. 3:13-20). Es decir, si este dato es correcto, ¡esta Gran Señal habrá ocurrido solamente dos veces en la historia de la humanidad! ¿Al comienzo y al final de la historia de la humanidad?

En el 2013, Scott Clarke afirmaba que esta señal de Apocalipsis 12 ocurriría en el medio de la Gran tribulación, basado en su interpretación futurista pre-tribulacionista de Apocalipsis, lo cual significa que la Gran tribulación debía comenzar al principio del 2014. Pero previamente él fue uno de los que afirmaba en el 2011 que el rapto debería ocurrir en septiembre del 2012, lo cual evidentemente no pasó ni ha pasado. Así lo afirmó en su vídeo "The Most Logical Rapture Theory, Period!". Ahora dice, que el rapto ocurrirá en septiembre del 2017, y siguiendo su línea de interpretación dispensacionalista pre-tribulacionista afirma que la Septuagésima o última Semana de la profecía de las 70 Semanas de Daniel comenzará a partir del 23 de septiembre de este año, dando así inicio a la Gran tribulación. ¿Por qué nuestro hermano Scott cambia tanto y tan seguido de opinión? Porque se basa principalmente en la lógica y la racionalidad de su interpretación bíblica y no en la revelación que el Espíritu Santo le pueda dar...

Recordemos lo que nos enseñan los primeros dos versículos de Apocalipsis 12:
"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.  Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."

Veamos nuevamente cómo se verá esta gran señal astronómica:


En la imagen captada con el programa astronómico Stellarium, podemos observar que efectivamente la mujer, representada por Virgo, tiene el sol encima, lo que la hace ver "vestida del sol"; tiene a "la luna debajo de sus pies" (es la luna nueva del mes de Tishri); también "sobre su cabeza tiene una corona de doce estrellas", representadas por las nueve estrellas de la constelación de Leo más los planetas Venus, Marte y Mercurio.  Y además tiene al planeta rey, Júpiter, que representa al recién nacido "hijo varón", a un lado entre sus piernas.  ¡Sin lugar a dudas, este fenómeno estelar es una muy cercana representación de la Gran Señal de Apocalipsis 12!

Pero hay otros datos muy relevantes que necesitamos también considerar que refuerzan en los voceros de esta señal estelar su entusiasmo por la Segunda venida del Señor en esa fecha.

1.  Como las otras señales de la Tétrada de lunas rojas, esta Gran Señal acontece en una de las siete Fiestas del Señor, particularmente la Fiesta de las Trompetas.  Y es la quinta Fiesta, la primera de las Fiestas del otoño, que marca el inicio del año civil hebreo y que, entendiendo el Plan profético de Dios expresado en Sus siete Fiestas, tiene toda la posibilidad que dé cumplimiento a la Segunda venida del Señor (Mt. 24:30-31; Luc. 21:27; 1Cor. 15:51-52;1Tes. 4:15-16).

Las primeras cuatro Fiestas ya tuvieron su cumplimiento en Cristo en su Primera venida, pues Él fue muerto y crucificado en la Fiesta de la Pascua, fue enterrado en la Fiesta de los Panes sin levadura y fue resucitado en la Fiesta de las Primicias; y luego, fiel a lo establecido por Dios, envió al Espíritu Santo para inaugurar un nuevo tiempo en Su reino, en la Fiesta de Pentecostés.  Así que, los estudiantes de la profecía bíblica, entendidos en los tiempos y ciclos de tiempo de Dios, esperan que el Señor en Su Segunda venida cumpla con las últimas tres Fiestas: la Fiesta de las Trompetas, en la que vendrá a buscar a Su Iglesia y a librarla del Día de Su gran ira contra las naciones; la Fiesta del Perdón, en la que Él juzgará a Su pueblo y a las naciones basado en su relación con Su persona y Su obra a favor de la humanidad; y la séptima y última, la Fiesta de los Tabernáculos, con la que dará inicio al reino mesiánico prometido.

Y curiosamente, esta alineación ocurre al día siguiente del segundo día de Rosh Hashaná, el día conocido como Shabbat Shuvah, el Sábado del Retorno.  El Shabbat Shuvah o Shabbat T'shuvah se refiere al Shabat que ocurre durante los Diez Días de Arrepentimiento (Aseret Y'may T'shuvah), pero está entre los dos Días consecutivos de Rosh Hashaná y el Día de Yom Kipur. La palabra hebrea T'shuváh literalmente significa "¡Vuelve!", y en el mundo judío esa palabra es entendida como el llamado de Dios de regresar a la fe, de arrepentirse y volverse de todo corazón a Él.

Pero para algunos dispensacionalistas pre-tribulacionistas esto puede indicar que el rapto puede acontecer en ese día, cuando el "niño", que representa al Cuerpo de Cristo, sea "arrebatado para Dios y para su trono" (Ap. 12:5).  Sin embargo, otros vemos en la anterior expresión más bien la ascensión del Señor quien fue tomado a los cielos y luego se sentó en Su trono a la diestra de Dios Padre (Mr. 16:19; Lc. 24:50-51; Hch. 1:9).

¡Así que, necesitamos velar y estar atentos, pues no tiene nada raro que el Señor envíe señales estelares especiales para el cumplimiento de eventos proféticos especiales en la celebración de Sus Fiestas!  Para eso Él creó y nos dejó en el firmamento del universo al sol, la luna y las estrellas (Gn. 1:14; Sal. 104:19); y por eso Él también lo dijo a través de Sus profetas (Jl. 2:30-31; Mt. 24:29-30; Lc. 21:25-27; Mr. 13:24-25).

2. Esta Gran Señal estelar acontece al final del año hebreo 5777, que de acuerdo a la expectativa judía es el año del Mesías.  Si desea conocer el significado profético de este año le invito a leer y estudiar el mensaje "5777: Significado del Ayin-Zayin".   El 5777 es el año de la espada justiciera en el que el Señor se manifestará con ojos de fuego y juzgará a Sus enemigos con una espada aguda de doble filo que sale de Su boca (Ap. 19:11-16).

Pero a su vez, esta Señal acontece en un tiempo de frontera, ante un portal espiritual.  Porque por un lado culmina el año 5777 de la espada del Espíritu y se inicia el año 5778 que será otro año de Puerta (representado por la letra hebrea Chet/Jet), específicamente un portal profético dentro del reino de Dios; no sólo una puerta (representada por la letra hebrea Dalet) sino un portal, una puerta espiritual que nos permite cruzar o atravesar de una esfera/lugar a otro.

El número 8 al que ya habremos entrado en el año 5778 representa: nuevo comienzo, nuevo tiempo, nuevo nacimiento y resurrección.  El nuevo año 5778 (Fiesta de Trompetas) caerá en el calendario gregoriano entre el 20 al 22 de septiembre; así que, el 23 de septiembre, cuando acontezca la Gran Señal, ya estaremos en el nuevo año hebreo 5778, ¡en un "nuevo tiempo", con el "nuevo nacimiento" de Júpiter (Heb. Tzadiq: justo), el "planeta rey"!  Que para los judíos es la señal de la venida de su Mesías y para algunos cristianos bíblicos el comienzo de la Gran Tribulación o del reino mesiánico de nuestro Señor Jesucristo.  Repito, esa es la expectativa que crea esta Gran Señal; más sin embargo, no es mi creencia.

3.  También, como lo hemos dicho anteriormente, esta Señal ocurrirá en un tiempo muy especial en la historia reciente de Israel y con un gran numero de eventos bíblicos importantes alineados a esta fecha:
3.1. En este año se dará el Jubileo, 50 aniversario, de la reconquista de Jerusalén.
3.2. En esta fecha se celebrará el 70 Jubileo de Israel desde su salida o éxodo de Egipto.
3.3. En este año hasta el 2018 se celebrarán los 70 años de la creación del actual Estado de Israel.
3.4. En este año será el 70 aniversario del descubrimiento de los rollos del Mar Muerto.
3.5. En este año se celebrarán los 500 años de la Reforma protestante.
3.6. Será el 120 jubileo desde Adán.
3.7. Será el 70 jubileo desde Canaán.
3.8. Será el 40 jubileo desde la muerte de Cristo.

¿Por qué los judíos actualmente le prestan atención a estos ciclos y patrones de tiempo?  Primero, porque la Biblia los presenta como un diseño divino (Lev. 25); y es claro que los profetas de la antigüedad también le prestaron atención (Jer. 9; Dan. 9; 1Pe. 1:11).  Y segundo, porque en el siglo XII, el rabino judío Judá Ben Samuel predijo que habrían 10 jubileos (ciclos de 10 x 50 años) desde que los judíos fueron capturados por un poder gentil (1517 por los turcos) hasta la era mesiánica. Y basado en los ciclos de 7 años que ofrecen los jubileos, él también predijo con exactitud el momento en que Israel volvería a ser una nación, así como cuándo recuperarían el control sobre Jerusalén.  Vea el cuadro abajo de su profecía:
Cumplimiento de la profecía del rabino Judá Ben Samuel 1217-1967
4.  Según su descubridor Scott Clarke, esta Señal ocurrirá una sola vez en la historia de la humanidad.  Él usó el programa astronómico Stellarium y buscó hacia atrás y adelante en la historia de la humanidad y no encontró ninguna otra fecha en la que ocurra la misma alineación/conjunción estelar que será vista el 23 de septiembre.  Sin embargo, otros estudiantes, como Steve Cioccolanti, dicen que acontecerá una vez en 5.932 años, creyendo que, de haber ocurrido, debió suceder cerca de la caída de Adán y Eva.

Pero el predicador Joel Richardson, en su canal en YouTube The Underground, lo niega y dice que debemos ser más cuidadosos con el boom escatológico que representa esta gran Señal.  Él dice que la referencia que se hace de la conjunción de las nueve estrellas de Leo y los otros tres planetas (Venus, Martes y Mercurio) no representan las doce estrellas que menciona Apocalipsis 12, porque Leo es otra constelación.  Y él sugiere que "la corona" debería ser una galaxia de cúmulo estelar que se encuentra en los predios de la constelación de Virgo, cerca de su cabeza.  Y para su propuesta, él se basa en el Atlas estelar de Norton 2000.0 (1910, 1era. Edición) y el libro del matemático ruso, Anatoli Fomenko (en su obra "History: Fiction or Science?" Chronology 1, 2004 Edición en inglés), donde haciendo referencia a la señal de Apocalipsis 12, dice:
"El sol es nombrado como estando en Virgo.  Vamos a señalar que Virgo es la única constelación femenina en la elíptica.  La luna se encuentra ubicada en los pies de Virgo.  Directamente sobre la cabeza de Virgo, en dirección al zenit, vemos la constelación de Coma Bernice o las Doce estrellas.  En cualquier mapa estelar uno puede avisar el bien conocido cúmulo globular, la Diadema, o la Corona."


Las posibles "coronas" de Virgo el 23 de septiembre del 2017
 Así las posibles "coronas" de Virgo podrían ser:
4.1.  La conjunción de Leo con tres planetas
4.2.  Un racimo de doce estrellas cerca de la cabeza de Virgo
4.3.  Las doce estrellas de Coma Berenice o la Cabellera de Berenice

5. En el Blog The End Times Forecaster (El Pronosticador del Fin de los tiempos), M. Div. William Frederick menciona que una señal similar apareció en la víspera del nacimiento de Jesucristo, el 11 de septiembre del 3 a.C,  Él dice:
"En ese día, la constelación de Virgo fue "vestida con el sol", y la luna estaba bajo sus pies. Por encima de su cabeza, tres planetas -Mercurio, Venus y Júpiter- estaban alineados con la estrella Regulus en Leo, Regulus también estaba en conjunción con Júpiter. Esta conjunción Regulus / Júpiter es lo que David Larson ha mencionado anteriormente, cree que es la famosa Estrella de Belén. Las 9 estrellas de Leo y los 3 planetas que se alinean con Regulus hacen la corona de 12 estrellas."

Así que, la inferencia que se hace es que si esta evidencia es cierta, una señal similar debió verse en la Primera venida de Cristo y ahora se verá ésta en la Segunda venida de Cristo.  Recordemos que en junio del 2015 (hace dos años) también pudimos observar lo que se denominó "la Estrella de Belén".

6.  Otro hecho que ha llamado mucho la atención son los movimientos "gestacionales" de Júpiter dentro del "vientre" de Virgo, ¡por un espacio de nueve meses!  Sí, desde el 20 de noviembre del 2016, cuando Júpiter entra en el "vientre" de Virgo, hasta el 9 de septiembre del 2017.  Sin embargo, la señal, tal como está descrita en Apocalipsis 12, no será vista sino hasta el 23 de septiembre del 2017.

Personalmente hice la investigación por mí mismo, para verificar la veracidad de esta declaración; y no sólo observé que es cierta; sino que también noté un evento que no es mencionado por ninguno de los investigadores ni los voceros de la Gran Señal, y es que al momento de la "concepción" de Júpiter dentro del "vientre" de Virgo, ¡el sol está en Libra, la constelación de la justicia!  Eso bíblica y proféticamente es sumamente relevante, porque nos lleva a lo que declara Malaquías (4:2), el último de los profetas del Antiguo Pacto:
"Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada."

Y esa palabra la da Malaquías en el último capítulo de su libro (4:1-6), ¡en el contexto de su mensaje sobre el Gran Día de Yahvé!  Es por eso que hay toda esta gran expectativa escatológica...  Déjenme mostrarles lo que encontré con el programa astronómico Stellarium, el 22 de noviembre del 2016:
22-11-2016: Sol en Libra en alineación con Virgo y Leo
Así que, este cuadro es muy interesante, porque tenemos al Sol en la base de la constelación de la justicia (Libra) y a la luna a los pies de la constelación del Mesías o reino mesiánico (Leo); y a la constelación que representa a Israel (Virgo) siendo concebida con el planeta rey, Júpiter, que en hebreo también porta el nombre o significado del "Justo" (tzediq).

En todos los sentidos el cuadro arriba representa una escena de reino y dominio total, con valores que describen al reino del Mesías: la justicia que trae luz a las naciones (Is. 42:6-9), el sol se encuentra "a los pies" o en la base de Libra; y el reino que tiene dominio y poder sobre los tiempos y anuncia que el tiempo se ha cumplido y Su reino ha llegado (Dn. 2:20-22; 4:25-37; Mr. 1:15), la luna, que representa el tiempo de Dios (Sal. 104:19; Gn. 1:14-16), está bajo los pies de la constelación real: Leo.

¡Con razón en el 2015, el Señor me obligó, literalmente, a enseñar y publicar mis estudios sobre el lenguaje de las Mazzarot, como parte de su orden de preparar a la Iglesia, para que conozca Su lenguaje y Su tiempo, de manera que podamos entender lo que Él está por hacer en Venezuela y las naciones!

7.  Además de los movimientos "gestacionales" de Júpiter dentro del "vientre" de Virgo a los voceros de la Gran Señal les ha llamado poderosamente la atención tres señales estelares que se darán en la víspera del 23 de septiembre de este año (Ver foto abajo):
7.1.- El 10 de abril, que fue el 14 de Aviv en el calendario hebreo, y en el que se celebró la Fiesta de la Pascua, la luna en su fase llena (que representa plenitud, cumplimiento) estaba dentro del "vientre" de Virgo en conjunción con Júpiter, el planeta rey.

7.2.- El 21 de agosto, que será el 29 de Av en el calendario hebreo, en víspera de la Fiesta de Luna nueva del mes de Elul, la luna eclipsará al sol, delante de la estrella Regulus (rey), la estrella principal de Leo (la constelación real), esta conjunción, según el lenguaje profético que Dios nos dejó por medio de las mazzarot, el sol, la luna y las estrellas es por demás interesante.  Y además, este eclipse anular recorrerá todo el territorio central de los Estados Unidos de América, lo cual genera muchas interrogantes... Recordemos que en el lenguaje profético del tiempo de Dios las señales en la luna son significativas para Israel, pero las señales en el sol son relevantes para las naciones gentiles (no-judías).

7.3.- El 23 de septiembre, al segundo día de la Fiesta de las Trompetas (Yom Teruaj). habrá una conjunción entre la luna nueva y el cometa 67P, curiosamente catalogado científicamente como un cometa "de la familia de Júpiter".  Según Luis Vega, lo que es tan espectacular en este cometa, aparte de su coeficiente de '67 -como en "19 -67"-, es que fue el cometa con el que la humanidad consiguió por primera vez colocar con éxito una sonda espacial en un cometa mientras éste estaba en vuelo.  De acuerdo con la investigación, este cometa fue observado por primera vez en placas fotográficas en 1969 por los astrónomos soviéticos Klim Ivanovich Churyumov y Svetlana Ivanovna Gerasimenko, por lo cual lleva sus nombres.

¡Así que, este año tendremos dos lunas en conjunción con dos cometas!  El 10 de febrero, un eclipse penumbral (rojizo) de luna estuvo en conjunción con el cometa 45P y el 23 de septiembre (el día de la Gran Señal) una luna nueva estará en conjunción con el cometa 67P... ¿Qué mensaje le estará enviando el Creador a Su pueblo?

Fiestas y Señales estelares que serán vistas en el 2017
8.  Otro tema que ha generado gran debate es ¿dónde está el dragón rojo en la Gran Señal que habrá el 23 de septiembre de este año?  En un principio habían dos opciones que nos daban las constelaciones cercanas a Virgo:
8.1. La gran serpiente Hydra, que cubre tanto a Virgo como a Leo en su extensión.  Pero su boca "devoradora" según la profecía de Apocalipsis 12 estaría más cerca de Leo que de Virgo.
8.2. Ofiuco agarrando la serpiente también se encuentran bastante cercanos a Virgo.  En este caso, la boca de la serpiente devoradora del niño varón (Júpiter) sí está más cercana a los pies de Virgo.  El arcángel Miguel sería Ofiuco, quien peleará con la serpiente hasta arrojarla a la tierra (Ap. 12:3-9).
8.3. Pero últimamente, los voceros de la Gran Señal del 23 de septiembre han puesto más su mirada y atención en otro "gran dragón" estelar; se trata del misterioso Planeta Nueve o X, también llamado Nibiru o Némesis.  Este planeta aparecerá en nuestro sistema solar el 27 de septiembre de este año y será eclipsado por Júpiter.  De hecho, al presente, ya puede ser localizado en los predios de Virgo (desde la perspectiva de la tierra), pero podrá ser visto claramente para esa fecha.  Algunos también conectan la llegada de este Planeta X con lo descrito en la profecía de Apocalipsis 8:6-13 o lo descrito en Apocalipsis 16:17-21.  Pero como pueden observar todo es bastante especulativo...

Yo animo a mis lectores a que vuelvan a revisar el estudio bíblico-exegético que hice sobre Apocalipsis 12 en la Octava entrega, para que vean por sí mismos lo que enseña la Palabra de Dios y no se dejen mover por todo este boom sobre la próxima señal que veremos el 23 de septiembre de este año.

Como hemos podido aprender esta próxima señal es digna de nuestra atención y estudio, porque el Señor y los profetas así nos animan hacerlo; pero nuestra fe y esperanza deben SIEMPRE estar basadas en la sólida roca de la Palabra de Dios, pues es la revelación especial a la que tienen acceso los hijos de Dios.

Ahora voy a concluir mostrándole a los lectores los cuadros de las dos posibles teorías sobre el cumplimiento de la Profecía de las 70 Semanas de Daniel en nuestros días.  Y que queden para vuestro análisis a la luz de lo que encontramos en la Biblia y lo que hemos analizado en esta serie de estudios.

Perspectiva Dispensacionalista del cumplimiento de las 70 Semanas de Daniel


Según teoría de la Señal del 23 de septiembre del 2017
Perspectiva Bíblica-Histórica del cumplimiento de las 70 Semanas de Daniel

Según teoría de la Señal del 23 de septiembre del 2017
Si desea leer la Primera entrega de esta serie de estudios, puede hacer click aquí.

Fuentes citadas o consultadas:
El descubrimiento: Scott Clarke
More great End times signs in 2017 Scott Clarke
https://www.youtube.com/watch?v=XA6JcY-ikec Steve Cioccolanti
https://www.youtube.com/watch?v=gI1I6UmnoNI
https://www.youtube.com/watch?v=i_c1sDurGmY
What is the Revelation 12 of september 2017 saying?
What The September, 2017 Revelation 12 Sign Tells Us?
The birth of a King
2017: A woman clothed with the sun
The red dragon of Revelation 12
Revelation 12 exposed S. Clarke
The "Sign" of September 23 Urgent!
The False Sign of September 23, 2017
Chronology.org
Luis Vega: Revelation 12 and Comet 67P
Heavenly sign 2017
Eventos astronómicos 2017

ARTÍCULOS RELACIONADOS
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? I
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? II
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? III
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IV
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? V
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VI
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VII
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VIII
El Rapto y la Gran tribulación II John Piper
El Gran Engaño V, Las 70 semanas de Daniel
El Lenguaje de Dios VII, Las Mazzarot


¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobado por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Ministerios León de Judá. Sitio web: http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!



24 de abril de 2017

¿LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VIII

¿ESTAMOS EN LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VIII
Profecía de las 70 Semanas de Daniel

Estudio bíblico-exegético de Apocalipsis 12
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero



En la Séptima parte inicié el análisis de las señales estelares en las que nos encontramos enmarcados proféticamente para los próximos dos años 2017-2018.  Ahora en esta Octava parte voy a enfocarme principalmente en la Gran Señal que nos da el Señor en Apocalipsis 12.

Debo aclarar antes de proseguir que el propósito de este estudio es informar a los lectores y seguidores de lo que en la comunidad profética a nivel mundial se está manejando concerniente al cumplimiento de la profecía de las 70 Semanas de Daniel en nuestros días.  Y eso quiere decir que no necesariamente yo personalmente endorso lo que se dice o se está creyendo que pueda suceder en el futuro cercano.  Por eso, siempre procuro además de informar, dejar en claro mi postura bíblica-teológica, para que el lector, en libertad y bajo la guía del Espíritu y la Palabra de Dios, pueda juzgar lo que se está enseñando.  Por ejemplo, sobre las señales estelares y muy específicamente la Gran Señal de Apocalipsis 12 mi postura es que sí hay que estudiarlas y analizarlas; pero sin darles demasiada atención ni énfasis, porque son eso: señales, interesantes, curiosas y enigmáticas; pero debemos siempre darle mayor énfasis a la Palabra profética más segura que encontramos en la Biblia (1Pe. 1:19-21; 1Pe. 1:10-11).  Aquí en este Blog, procuramos seguir el ejemplo de los profetas de la antigüedad que "inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos".

Así que, en esta Octava parte vamos a hacer, tanto como el tiempo y el espacio nos lo permiten, un estudio exegético del capítulo 12 del Apocalipsis de Juan.

Prosigamos, pues, con nuestro estudio...

La Gran Señal de Apocalipsis 12 y la profecía de las 70 Semanas de Daniel

Veamos primero lo que nos enseña la Palabra de Dios sobre esta Gran Señal:
"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.  Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.
También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.
Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo."


Nunca podemos dejarnos caer en "la trampa" de Apocalipsis y siempre debemos recordar que estamos leyendo e interpretando un libro apocalíptico, que es rico en símbolos, señales, figuras y enigmas, que requieren, además de dominio técnico (y no pocas veces especializado) mucha dependencia al Espíritu Santo y una gran dosis de humildad para aceptar que podemos errar en nuestra interpretación.  Eso nos evitará caer en el error común en el que no pocos han caído al pronosticar el Fin del mundo...

Esta profecía, cuyo texto realmente tiene diecisiete (17) versículos, podemos dividirla de la siguiente manera:
1. Anuncio de la Gran Señal: Una mujer en el cielo (vv. 1-2)
2. Anuncio de otra señal: Un dragón escarlata (vv. 3-4)
3. La mujer en la tierra (vv. 5-6)
4. Lucha en el cielo entre el Dragón y Miguel y sus ángeles (vv. 7-9)
5. Anuncio de salvación y juicio sobre la humanidad (vv. 10-12)
6. Lucha en la tierra entre el Dragón y la Mujer (vv. 13-17)

También es importante que le prestemos atención al contexto bíblico de esta profecía, pues ella se encuentra dentro de un "paréntesis", entre la última o séptima trompeta (Ap. 8:6-19) y las copas de la ira del Señor (Ap. 15:1-21).

Y me da la impresión que la profecía de Apocalipsis 12 está diseñada o redactada como si estuviéramos viendo varias capas de hechos o eventos históricos superpuestos, y ¡eso lo hace todo un desafío hermenéutico!

Lamentablemente, los que están estudiando actualmente la Gran Señal se concentran básicamente en los primeros dos versículos, pero ignoran por completo el resto de la profecía; así que, las posibilidades que caigan en error son muchas... Pues incurren en el error común de "sacar a un texto fuera de contexto"...  Analicemos lo que acabo de decir con el texto bíblico.  Así que, le animo que tenga su Biblia a la mano...

Actualmente, toda la atención la acaparan los versículos 1 al 2:
"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."

Porque ellos los equiparan con la señal celestial que sucederá el 23 de septiembre de este año.  Vea la foto abajo:

La Gran Señal y la alineación celestial del 23 de Septiembre del 2017
Esta señal celestial la vamos analizar detalladamente más adelante.  Por ahora, vamos a enfocarnos en el texto de la profecía bíblica de Apocalipsis 12.

Todos los estudiantes bíblicos coinciden que "la mujer" representa a Israel, "el dragón" representa al sistema mundial de los últimos tiempos, ahora conocido como Nuevo Orden Mundial; pero hay divergencia de opiniones en la identidad del "niño", porque algunos consideran que es Cristo, el cuerpo de Cristo, o sea Cristo y Su Iglesia; mientras que otros consideran que solamente es Cristo, como individuo.  Las razones para la primera opción de interpretación es que la mujer es una entidad colectiva, el dragón es otra entidad colectiva, así que el niño debería ser también una entidad colectiva.  ¡Eso es razonable!  ¿Pero qué dice el resto del pasaje?

Otra vez, la profecía tiene sus desafíos...  Especialmente con respecto a la identidad del "niño".  Podemos observar que la identidad de la mujer como Israel permanece a través de toda esta profecía:
1. Es una mujer vestida de sol, con la luna a sus pies y coronada con doce estrellas (12:1).  No es difícil pensar nuevamente en el sueño que José tuvo sobre su familia (Gn. 37:9-10) y lo que el Señor profetizó para Israel en los últimos tiempos (Mt. 24:29).

2. El conflicto entre el dragón (llamado también la serpiente 12:9) y la mujer (Ap. 12:3-6) también nos traslada a la proto-profecía dada en Génesis 3:14-16, que sabemos tuvo su cumplimiento en la cruz del Calvario y tendrá su final desenlace al fin de los tiempos (Ap. 12:7-9; 20:1-3).
Aquí hago un paréntesis, pues observamos que hay personajes individuales, tales como Miguel, Satanás (el dragón, la serpiente antigua, el diablo), los ángeles y una entidad femenina que luce más bien como una entidad colectiva o corporativa.  Eso hace difícil la claridad en la interpretación de los personajes y la Señal, porque no podemos decir que solamente es una visión celestial... ¡Es una visión celestial, estelar, que representa un hecho histórico espiritual y terrenal!

3. La descripción que se hace del dragón tiene elementos de la profecía pasada y también futura.  En la profecía pasada toma elementos de la caída de Satanás descrita en Isaías (Is. 14:12-15) y Ezequiel (Ez. 28:12-19).  Por cierto, en estas dos profecías se habla de personajes humanos históricos para referirse al personaje espiritual llamado Lucero, querubín protector.  Y de la profecía futura de las dos bestias del Apocalipsis de Juan (Ap. 13:1-18) y de las bestias de Daniel (Dn. 7:1-28); así que, a todas luces esta otra maligna entidad colectiva se refiere a naciones e imperios terrenales que manifestaron la operación de seres o de una entidad espiritual llamada el "dragón" o Satanás.

4. Con respecto al niño, igualmente se toman elementos de la profecía pasada y también futura, porque de él se dice que "un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono."

De Judá se dijo que no se le quitará el cetro (vara de autoridad, Gn. 49:10) y del ungido (Mashiaj/Xristós) se profetizó que juzgará a las naciones con vara de hierro (Sal. 2:6-9) y del rey ungido que ha de venir se dice que va a reinar con vara de hierro (Ap. 19:11-16).  Pero a sus fieles seguidores se les promete igualmente reinar con Él con vara de hierro (Ap. 2:26-28).

También se dice aquí que ese hijo varón será arrebatado (Gr. jarpazo, Strong 726) y los estudiantes dispensacionalistas y pre-tribulacionistas, ven aquí al Rapto de la Iglesia, porque Juan usa el mismo verbo que Pablo usa en su carta a los tesalonicenses (1Tes. 4:17).  Y digamos que sí, que puede ser, pero entonces ¿cómo explicamos el versículo 17?  Porque allí se dice que el dragón irá a guerrear contra el resto de la descendencia de la mujer, que son los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.  Claramente haciendo una distinción que no son judíos-israelitas, sino por lo menos judíos-cristianos.  La otra opción de interpretación es que ese jarpazo aquí se refiere más bien a la ascensión del Señor que vemos en Lucas 24:51 y en Hechos 1:9-10.  Allí se dice que el Señor fue levantado (Gr, anefereto 399),  fue alzado (Gr. eperthe 1869) y le recibió (Gr. hupelaben 5274) una nube; por lo menos en español, todos esos son verbos sinónimos al verbo arrebatado (jarpazo), verbo éste que también está en modo pasivo.

5. Luego Juan dice que vio que la "mujer" huyó hacia el desierto, a un lugar preparado por Dios y en donde será sustentada por 1260 días, eso hace tres años y medio.  Pero ¿cómo explicamos eso ahora cuando Israel volvió a su tierra?  ¿Qué significa?  ¿Que Israel sufrirá otra diáspora?  ¿Qué significa aquí ese desierto? ¿Qué significan esos 1260 días, son literales o simbólicos?  ¿Ven?  No es tan fácil la cosa de interpretar un texto o profecía con estilo apocalíptico...  Por lo pronto, podemos decir, en base al contexto, que la "mujer" será perseguida, o sea Israel estará bajo persecución durante cierto período de tiempo en el mundo (el desierto), que está bajo el poder del dragón ; pero con todo, Dios la guardará, protegerá y sustentará, durante 1260 días, o 3 años y medio, o "un tiempo y tiempos y la mitad de un tiempo" (Ap. 12:14).  Los 3 años y medio surgen de dividir los 1260 días entre 360 días, que representan a un año en el calendario hebreo.  Más adelante hablaremos de este período de tiempo.

6.  El apóstol Juan también vio una batalla en los lugares celestiales, entre los ejércitos angelicales guiados por Miguel y el dragón y sus ángeles.  Y uno se pregunta, en vista que en este pasaje se toman elementos de profecías pasadas y futuras, ¿lo que Juan está viendo fue algo que ya pasó o está por pasar?  Porque esa narración se parece mucho a lo que tanto Isaías y Ezequiel dijeron en sus profecías sobre Lucifer (el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo, Satanás).  Las tres profecías toman casi literal el desenlace de esta batalla entre los ángeles de Dios y Satanás:
6.1. Isaías dice: "oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra... Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo."
6.2. Ezequiel dice: "por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector... yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran."
6.3. Y Juan dice: "Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él... Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón."

Así que, nos preguntamos ¿ésta es un profecía sobre el futuro de Satanás o es un resumen de la historia y caída de Satanás y cómo él a través de las edades le ha hecho la guerra a "la mujer", tal como el Señor le profetizó que él haría? (Gn. 3:15).  O quizás aquí las dos o todas las opciones son correctas y, como dije al principio, tenemos una profecía que nos viene con varias "capas" de revelación, tanto pasadas como futuras...  Sí, porque el mismo Apocalipsis nos dice que al final nuevamente habrá una lucha entre un ángel (anónimo) de Dios que apresará a Satanás, lo encadenará y apresará por mil años, y lo arrojará al abismo (conf. Is. 12:15; Ap. 20:1-3).

Sobre esta señal del dragón y la batalla angelical los voceros de la próxima señal del 23 de septiembre no dicen nada... Y a mi parecer es como demasiado sospechoso...

7.  ¡Los versículos 10 al 17 son aún más enigmáticos!  Leamos nuevamente:
"Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.  Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.
Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.  Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río.  Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.
Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo."


Si los interpretes dispensacionalistas pre-tribulacionistas están en lo cierto, esta profecía tiene que cumplirse en el futuro.  Y así ellos lo creen y piensan que sucederá a la mitad de la Gran tribulación, después que el antiCristo se haya manifestado al mundo.  Pero esa teoría futurista tiene ciertas preguntas y problemas que tiene que resolver:

7.1. ¿Cuándo fue Satanás arrojado del cielo hacia la tierra?  ¿Acaso eso ya no sucedió aún antes del comienzo de nuestra creación y por esa razón se dice que la tierra quedó bajo tinieblas, desordenada y vacía (Gn. 1:1-2)?  ¿Éste es un segundo juicio a Satanás, quien será expulsado ya no sólo hasta el segundo cielo, sino al primer cielo, o sea al mundo de los terrestres?  Otra vez, tenemos que preguntarnos si estamos ante una profecía de varias capas de tiempo...

7.2. ¿Este anuncio sobre la salvación de Dios se refiere a lo que Cristo hizo en el pasado en la cruz del Calvario o es otra salvación futura?  Bueno, en el pasado he leído que aún algunos dispensacionalistas extremistas plantean que habrá hasta un segundo plan de salvación para los judíos y los "cristianos" que se quedarán después del Rapto. ¿A esto se refiere este pasaje, a un segundo plan de salvación?  A mi no me parece... Primero, porque aquí se habla de LA SALVACIÓN, el poder y el reino, todos ellos con artículos definidos.  En griego se ve así "he soteria kai he dunamis kai he basileia tou theou hemon", donde he es el artículo definido para cada palabra, no solamente para una sino para cada palabra y kai es la conjunción conectiva de adición aquí.  Y los que han estudiado griego saben la fuerza sintáctico-gramatical de un artículo definido, que claramente define de manera única y especial al sustantivo que le sucede, para resaltar que no hay otro igual o como ese.  Si nos apegamos a la gramática y sintaxis del griego del Nuevo Testamento tenemos que decir que el ángel aquí se refiere a LA Salvación lograda y manifestada por la autoridad de Cristo en la cruz del Calvario y esa es LA Salvación de Dios.  No hay otra salvación, esa fue y es la salvación en el Mesías (Ungido) de Dios.  Para resaltar esa expresión, Juan escribe lo que le dijo el ángel colocando un artículo definido a cada sustantivo: "LA salvación y EL poder y EL reino de nuestro Dios".  Así que, por lo menos aquí, no cabe otro o segundo plan de salvación.  El pasaje es en extremo interesante en su interpretación del griego, pero no quiero cansarles con asuntos técnicos ni exegéticos...

7.3. ¿Cuándo fue expulsado o lanzado fuera el Acusador? Otra vez el tiempo del cumplimiento o en el que sucedió esta profecía no está claro.  ¿Fue al tiempo de la caída de Lucifer junto con un tercio de los ángeles narrado en Isaías y Ezequiel, o fue cuando Cristo venció a Satanás y a la muerte?  Pablo sí nos dice que Cristo venció en la cruz a Satanás y a sus demonios, y nos dice que, como gran Conquistador, Él "los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz" (Col. 2:15); y por lo tanto, ni él ni nadie puede acusar ni condenar a los discípulos de Jesucristo, que son guiados por el Espíritu (Col. 2:10-16; Ro. 8:1-4) y nada ni nadie nos puede separar del amor de Dios en Cristo Jesús (Ro. 8:28-39).  Si ese es el tiempo en el que ocurrió esta expulsión, entonces es un asunto del pasado y no del futuro, como comúnmente piensan los dispensacionlistas.  Si eso es así, entonces lo que sigue sobre los fieles seguidores del Cristo encaja perfectamente:
"Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.".

7.4.  O también podríamos pensar que los vencedores del versículo 11 son los creyentes de todas las edades que pusieron su fe y esperanza en la "sangre del Cordero" (Heb. 11), el cual está representado en el Antiguo Pacto por la sangre del Cordero sacrificado en la Pascua (Pesaj) o el sacrificado en el Día del Perdón (Yom Kippur); o el Cordero representado en el Nuevo Pacto en el sacrificio de Cristo en la cruz.  Esta opción que cubre ambos pactos y no solamente el neotestamentario tiene sentido por la forma verbal en pretérito perfecto compuesto, en la que está expresada la declaración en español: "Ellos le han vencido".  En griego el verbo está en aoristo activo indicativo y es el verbo enikesan (Strong 528), que permite que sea traducido "Ellos le conquistaron", e indica una acción en el pasado que es consumada y definitiva sin lugar a dudas.  Y otra vez también tiene sentido que cubra a ambos pactos por la forma, en capas de tiempo, en la que nos viene esta profecía/visión.

Pero si queremos verla de manera sencilla, lo más fácil sería considerar que estos vencedores se refieren a los cristianos que han muerto en Cristo, dando testimonio con sus propias vidas, al igual como lo hizo el Maestro; sin embargo, no se podría referir solamente a los cristianos que lo han hecho en el pasado, sino también a los que lo harán en el futuro.  Así que, igualmente estaríamos hablando de un lapso de tiempo que cubre tanto el pasado como el futuro, y tanto el verbo en español en pretérito perfecto como en griego en aoristo activo indicativo permiten esta interpretación.

7.5. Según el versículo 12, por ese triunfo sobre el dragón y los vencedores en el Cordero hay júbilo en el cielo, pero gran preocupación en la tierra...  Porque el diablo/dragón viene con sed de venganza y enfoca esa rabia hacia la mujer que dio a luz un hijo varón.  Ya sabemos quién es esta mujer, es Israel; ¿pero en qué tiempo sucede esto?

¿Sería cuando Israel salió de Egipto?  Pregunto porque cuando Israel salió de Egipto, Moisés cuenta cómo Dios los tomó sobre alas de águila y los llevó hacia Él (Éx. 19:4).  En esta primera historia el diablo/dragón estaría representado por el imperio egipcio.  Y la segunda mención de Israel siendo llevada sobre alas de águila es en Apocalipsis 12:12.  En esta segunda historia el diablo/dragón estaría representado por el imperio romano.  El desierto pudiera representar al desierto de Sinaí y Judá o "el desierto" de las naciones, del mundo caído sin Dios...

¡Otra vez, podríamos estar presente ante una profecía de varias capas de tiempo!

Recordemos, que para Juan, quien escribió su revelación apocalíptica hacia el año 90 d.C., ya la segunda Diáspora de los judíos había acontecido 20 años atrás, cuando los romanos destruyeron el templo y la ciudad de Jerusalén en el 70 d.C.  Así que, para Juan era un evento pasado, ¿pero habría un segundo evento futuro?  Pareciera que no, sino que tenemos que considerar la opción de unir ambos eventos en una sola visión profética.

Como vemos no es tarea fácil.  Especialmente para aquellos que siempre quieren ver al Apocalipsis de Juan de una manera futurista y cronológica...

7.6. Una interpretación futurista de la mujer y su lucha con el dragón considera literales los tres años y medio en los que ella es sustentada.  Y los dispensacionalistas pre-tribulacionistas consideran que esos 3 años y medio se refieren al período de la segunda mitad de la Septuagésima semana de Daniel (vea la Segunda parte), que pudiera cumplirse en nuestros días.  Pero esa interpretación choca con varios detalles dentro del mismo pasaje...

Veamos nuevamente: "Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo."
7.6.1.  Tendríamos que considerar que esta huida de la mujer se refiere a Israel/Judá después de la destrucción del templo en el 70 d.C.  En ese entonces la mujer huye hacia el desierto, "a su lugar", y allí es sustentada por ese período de un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo (3 años y medio).
7.6.2.  Así que, tendríamos que conciliar el hecho que la mujer está en "su lugar" en el desierto, con el hecho histórico que Israel/Judá está de hecho de vuelta en su tierra, y no en "el desierto" de las naciones...
7.6.3.  Por otro lado, es un hecho que desde el 70 d.C. hasta la fecha no han pasado 3 años y medio... ¡Sino alrededor de 1.947 años!
7.6.4.  Si todavía los dispensacionlistas quieren forzar una interpretación futura de este pasaje tendrían que considerar una tercera Diáspora judía...  Y me temo que ni la Biblia ni los mismos judíos permiten esa interpretación.

¡Ahora hay un hecho histórico que podría darle la vuelta a la interpretación convencional sobre este periodo de tiempo!  Y es el hecho, que en la próxima celebración de Yom Kippur (Día del Perdón), el 29 de septiembre de este año, Israel va a celebrar su septuagésimo jubileo; es decir, 70 ciclos de 50 años, que representan 3.500 años, desde la creación de Israel, después que fue liberada de Egipto y sacada por Dios con "alas de águila". ¿Ya lo vio? ¡3 mil quinientos años!  Un tiempo (mil años) y tiempos (dos mil años) y medio tiempo (500 años).  ¿Será esto posible?  Es difícil de creerlo o aceptarlo cuando ya te has hecho tu mente para pensar de cierta manera; pero proféticamente hablando es posible y ¡tiene mucho sentido!  Especialmente en el contexto de esta profecía, que como vengo diciendo se nos presenta en capas de tiempos.  Tiempos pasados, presentes y futuros, todo a la vez...  Y eso pondría en mayor relieve la profecía del rabino Judá Ben Samuel quien en 1217 profetizó que después de diez (10) jubileos de Jerusalén, especialmente en el último (1967-2017) ¡vendría el tiempo del Mesías!

Si esta interpretación es cierta (y no estoy diciendo aquí que lo sea), estaríamos muy cerca a la Semana profética milenial creída y aceptada por muchos dentro de la comunidad judía y evangélica a nivel mundial, que dice que la historia de la humanidad está ligada al esquema de los días de la creación, que le da un valor de 1.000 años a cada día de la creación; o sea, que la presente historia de la humanidad durará 7.000 años; 6.000 años del reino del hombre y el último séptimo milenio del reino del Mesías.  Y si es cierta la cuenta que se tiene que desde Adán hasta Moisés hubo 2.500 años, más los 3.500 años desde Moisés (Éxodo) hasta nuestros días, dan un total de 6.000 años de historia...  ¡WOW!  ¿Estaríamos así de cerca al fin de los últimos tiempos?  Interesante...

Repito, no estoy diciendo aquí que la opción de arriba sea LA interpretación, sino que la estoy colocando como UNA opción posible y una muy interesante; en vista que hay una teoría de interpretación llamada la Semana profética y la próxima celebración del septuagésimo (70) jubileo de Israel y el primer jubileo (50 años) de la re-conquista de Jerusalén (1967-2017).

Si es así, entonces este dato de tiempo profético en esta visión se hace muy interesante, como lo es la propia visión en sí.  ¿Por qué?
1.  Porque en el versículo 6 se dice: "Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días." 1.260 días entre 360 días, según un calendario hebreo, dan 3 años y medio.
2.  En el versículo 14 dice:  "Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo."  Si consideramos que se trata del mismo evento histórico, es decir en el que la mujer huye/vuela al desierto, a su lugar, y es sustentada por un período de tiempo que se da aquí en dos formatos: en días y en "tiempos".  ¿Se refiere entonces a lo mismo?  Es decir, ¿se refiere a 3 años y medio, como comúnmente creen los dispensacionalistas?  Es una pregunta válida y clave en la interpretación de esta visión...

7.7.  Observamos que el dragón persigue (le lanza un río) a la mujer y ella recibe ayuda de la "tierra", que podríamos decir aquí que la "tierra" se refiere al mundo de los hombres, o las naciones.  Pero luego, el dragón dirige su atención y furia contra la "descendencia de la mujer", que se describen como "los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo."  Que sin duda alguna se refieren a los cristianos, que en principio eran judíos, pero luego se anexó un grupo cada vez más creciente de gentiles; así también lo considera George E. Ladd en su comentario al Apocalipsis de Juan (1978, Ed. Caribe, pág. 155); mientras que otros interpretes dispensacionalistas creen que se refiere a judíos que vivirán en otras naciones y a judío-cristianos salvados durante la Gran tribulación, pues a estas alturas ellos creen que la iglesia (el niño o cuerpo de Cristo) ya debió ser arrebatada (v. 5), ya sea al comienzo de la Gran tribulación o a la mitad de la misma.

Como hemos podido observar esta visión sobre la Mujer, el Niño y el Dragón es mucho más que una posible señal estelar...  Como mencioné arriba me da la impresión, que la mayoría de los actuales estudios que ponen un sobre-énfasis en la señal estelar que acontecerá el 23 de septiembre de este año incurren en el error de "sacar un texto fuera de contexto, para hacer un pretexto"...

Es mi intención alertar a mis lectores y seguidores a no dejarse engañar con tanta información distorsionada e infundada, que dan como ciertas cosas, que lejos de ayudar, frustran a muchas personas bien intencionadas.  Por eso, como dije arriba, siempre debemos partir de la Palabra de Dios, porque ella es la Palabra profética más segura, y la que realmente debe guiar nuestros pasos, especialmente en estos tiempos tan oscuros, confusos y engañosos.

En la próxima entrega, que espero sea la última entrega, sí vamos a prestarle mucha atención a la Señal estelar que podremos observar el 23 de septiembre de este año.  Si desea continuar con la Novena entrega, haga click aquí.  O si desea ir a la Primera entrega de este estudio, haga click aquí.



Fuentes citadas o consultadas:
Sintaxis exegética del Nuevo Testamento Griego, por Roberto Hanna, 1997
Exégesis del Nuevo Testamento a través del Griego, por Willie A. Alvarenga
George E. Ladd, El Apocalipsis de Juan, Ed. Caribe, 1978
Scripture4allInterlinear

ARTÍCULOS RELACIONADOS
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? I
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? II
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? III
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IV
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? V
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VI
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VII
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IX
El Rapto y la Gran tribulación II John Piper
El Gran Engaño IV, La Gran tribulación
El Gran Engaño V, Las 70 semanas de Daniel



¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobado por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Ministerios León de Judá. Sitio web: http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!




17 de abril de 2017

¿LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VII

¿ESTAMOS EN LA ÚLTIMA SEMANA DE DANIEL? VII
Profecía de las 70 Semanas de Daniel
Señales estelares y la Profecía de las 70 Semanas de Daniel
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero



INTRODUCCIÓN Y RESUMEN
Llegamos a la Séptima parte de este estudio sobre la profecía de las 70 Semanas de Daniel y su posible cumplimiento en nuestros días. Pero para llegar aquí, consideré necesario darle a mis lectores una sólida base bíblica, teológica e histórica, para que pudieran comprender mejor lo que voy a compartirles. Por eso, en la Primera parte y en la Segunda parte analizamos dos estudios que desde una "perspectiva hebrea" nos dieron un posible cumplimiento de esta importante profecía. Y también analizamos la clásica perspectiva dispensacional de esta importante profecía bíblica.

A partir de la Tercera parte hasta la Cuarta parte analizamos detalladamente, tanto como nos lo permite este medio, el capítulo 24 de Mateo y Lucas 21. Y tratamos salir de la caja teológica clásica del dispensacionalismo y enfocarnos, como debe ser, en un estudio que toma en serio el contexto bíblico-histórico de esos pasajes.

En la Quinta parte compartí lo que hasta el momento es mi opinión sobre la profecía de las 70 Semanas de Daniel, otra vez, en la que tomo muy en serio el contexto bíblico-histórico en la que se encuentra esta profecía, tanto en el libro de Daniel como en los Evangelios, especialmente en Mateo 24-25. Y en ese proceso caímos en cuenta que, el cumplimiento de la profecía de las 70 Semanas de Daniel está enmarcada entre 70 años de Judá bajo el imperio babilónico y 70 años de Judá bajo el imperio romano. ¡Eso amados lectores, desde una perspectiva del tiempo profético de Dios es sumamente interesante y relevante! Si lo ponemos en números se vería así 70 + 70 + 70; o sea, 70 años, 70 semanas de años y 70 años...

Y precisamente viendo la importancia de este patrón profético de ciclos de 70 (7x10), en la Sexta parte comencé a relacionar la profecía de las 70 Semanas de Daniel y su posible cumplimiento en nuestros días. Y concluimos que, un segundo cumplimiento de esta profecía podría darse en un período de 70 años (un nuevo ciclo de 7x10), bajo un fuerte período de gran tribulación y angustia (tanto para la Iglesia como para Israel) y no deberíamos esperar la construcción de un tercer Templo ni tampoco que el Rapto acontezca antes de la Segunda venida de nuestro Señor Jesucristo. Si se da, como algunos esperan, este segundo cumplimiento podría tener ciertas similitudes con el primer cumplimiento, pero definitivamente no será igual. Y no nos debe sorprender, porque el primer cumplimiento de la "abominación desoladora", de la que habló el profeta Daniel (y se cumplió en tiempos del imperio griego), no aconteció de la misma manera que el segundo cumplimiento de la "abominación desoladora", de la que habló nuestro Señor Jesucristo (en tiempos del imperio romano).

Permítanme bosquejarles y explicarles mejor el cumplimiento de estos ciclos de 70:
1. El primer ciclo de 70 años aconteció desde la deportación babilónica de los judíos hasta que Daniel recibió la respuesta a su oración intercesora pidiendo el cumplimiento de la profecía de Jeremías.
2. El segundo ciclo de 70 semanas de años aconteció desde la orden para la reconstrucción del templo y los muros de la ciudad hasta la destrucción del segundo templo de Jerusalén.
3. El tercer ciclo de 70 años aconteció, dentro del calendario romano de la época, es decir desde el año 748 a.u.c. hasta el 818 a.u.c. En la nomenclatura del Vaticano, sería desde el año 1 d.C. hasta el 70 d.C.
4. Y ahora el cuarto (y posiblemente último) ciclo de 70 años acontecería desde el anuncio de la creación del actual Estado de Israel, en 1947 hasta nuestros días, en el año 2017.

Este último ciclo de 70 años que nos ocupa está enmarcado dentro de otros ciclos de 7 años muy importantes:
1. Un ciclo de 7 por 7+1 año, o sea cincuenta años, que van desde junio de 1967 cuando Israel reconquista Jerusalén en la guerra de los seis días hasta nuestros días, en el año 2017. Es lo que también se conoce como un período de jubileo (He. Yobel).
2. Un período mayor de 10 ciclos de 7+1 año, o sea 70 ciclos de jubileo desde la creación de Israel como nación (en 1483 a.C.), hace aproximadamente 3.500 años atrás.
3. Un ciclo de 7 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.
4. Un ciclo de 70 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.
5. Y un ciclo de 700 años dentro del calendario hebreo actual del año 5777.

Por eso podemos observar que, algunos estudiantes de la profecía bíblica comienzan a contar los 70 años desde el anuncio (orden) de la creación del actual Estado de Israel (1967-21017); mientras que otros comienzan a contarlos desde la reconquista de Jerusalén (1967-2037). En mi caso, he decidido contarlos a partir del año 1947 por estas razones:
1. Porque en noviembre de ese año es cuando se da la orden de reconstruir/crear a la nación.
2. Porque a partir de ese año se da la orden para que la segunda Diáspora judía termine; es decir, bíblica e históricamente se inicia el retorno de los judíos a su tierra, así que, ese juicio llega a su fin.
3. Porque efectivamente se da inicio a un ciclo de 70 años enmarcado, tanto en importantes ciclos de tiempo profético, así como en medio de grandes señales estelares.

Y de esas señales estelares es de lo que quiero conversar en esta Séptima entrega...

Las Señales en el cielo y la profecía de las 70 Semanas de Daniel

A mediados del 2013, el Espíritu del Señor me dijo que a partir de esa fecha iba a comenzar a aplicar lo que había aprendido sobre Su lenguaje y Su tiempo en los últimos tres años (2010-2013); pues esa fue Su promesa.  En esa oportunidad, a finales del mes de febrero del 2010, me dijo que preparara a Su Iglesia para que conociera Su tiempo y Su lenguaje, de manera que pudiera entender lo que Él estaba por hacer en Venezuela y las naciones.  Y lo que voy a compartir a continuación es importante y es necesario que lo analicemos desde este contexto profético, en vista que el Espíritu de Dios viene despertando a la Iglesia, a nivel mundial, sobre estos dos temas.

En junio del 2013 tuve conocimiento de una señal estelar que no acontecía desde junio de 1967: la Tétrada de lunas rojas.   De todo corazón, animo a mis fieles lectores a volver a leer estos estudios que he publicado desde julio del 2013, en el Blog de la Comunidad cristiana Hay paz con Dios con el título Las Profecías de las lunas rojas, especialmente la Tercera parte donde hablo de la relación de este fenómeno estelar con otras señales celestiales.  Y aquí en este Blog he escrito desde abril del 2014 varios estudios con el título La Tétrada de lunas rojas.  ¡Por favor, aparte un tiempo y lea o repase estos estudios o mensaje!  Porque es necesario que nos ubiquemos en el contexto profético actual sobre lo que el Espíritu del Señor viene hablándole a la Iglesia.

Lo que a mí y a muchos estudiantes de la profecía bíblica llamó poderosamente la atención fue que cuatro eclipses lunares, que se tornaron en rojo, acontecieron exactamente durante las Fiestas del Señor.  ¡Eso fue lo que llamó la atención!  Porque es un fenómeno que no ocurre muy frecuentemente, de hecho, desde el comienzo de la era cristiana ha sucedido solamente nueve (9) veces y todas las veces que ha sucedido han servido como una señal previa para algún acontecimiento importante en la historia del pueblo judío y la humanidad (Gn. 1:14).  Vea en la siguiente foto las señales estelares más importantes que acompañaron a la novena Tétrada de lunas rojas:

Tétrada de Lunas rojas y Señales estelares 2013-2015
Piense por un momento cuál fue mi sorpresa... Desde marzo del 2010 venía estudiando los temas del lenguaje y el tiempo de Dios y luego, o sea desde aproximadamente tres años y medio, y de repente me encuentro que todo lo aprendido está conjugado en un solo y mismo evento: la Tétrada de lunas rojas, que involucra ciclos de tiempos (Esp. ciclos de siete), astros que marcan el tiempo (sol y la luna) y colores (rojo, negro, etc).  ¡Para mí fue sencillamente sorprendente y jamás me había pasado algo similar en mi ministerio!

Pero Dios tenía y tiene preparadas más sorpresas... En el año 2015 fueron vistas varias señales estelares sumamente relevantes alrededor de las constelaciones de Virgo y Leo.  Como ya hemos dicho antes, en nuestro estudio sobre las Constelaciones (Heb. Mazzarot) Virgo representa en el lenguaje simbólico de Dios a Israel o a la Iglesia, y Leo representa a la tribu de Judá o al Mesías de la tribu de Judá.

En el año 2015, la tercera luna roja de la Tétrada apareció en la mano que lleva la simiente (Estrella Spica, espiga o simiente) de Virgo (ver foto abajo), y ese día resultó ser el sábado (séptimo día) 4 del mes de abril (4) en el calendario gregoriano; pero el 14 de Nisán en el calendario hebreo, o sea al inicio de la Fiesta de la Pascua. Si desea saber el significado y relevancia de esta señal estelar y su relación con la historia presente de Israel, le invito a leer la Cuarta parte del estudio sobre la Tétrada de lunas rojas en este Blog.

Luna roja sobre Virgo, sábado 4 de abril del 2015
Ese mismo año, el 30 de junio, apareció en el cielo lo que muchos consideran la "Estrella de Belén".  Esto fue la conjunción de los planetas Júpiter y Venus cerca de la frontera con la constelación del León (Heb. Arieh). Este evento estelar aconteció el 30 de junio de este año, que en el calendario hebreo era el 14 de Tamuz. Y preste atención que la conjunción de Venus con Júpiter y su alineación con la estrella Regulus (Lat. Rey, estrella principal de la constelación del León), que precedió el nacimiento de Jesucristo ocurrió también en junio.  Ver foto abajo.
Estrella de Belén, 30 de junio del 2015
Pero Júpiter (el astro rey) nos siguió sorprendiendo mientras continuaba su trayectoria hacia la constelación del León y más tarde hacia la de la Virgen (Virgo).  El miércoles 22 de julio (6 de Av) el astro rey hizo una curiosa alineación triangular (piramidal) junto con la estrella real principal de la constelación del León, Regulus (Lat. Rey) y el planeta Venus. Esta figura estelar triangular fue curiosa, pues según pudimos observar como la base de la pirámide están: un astro masculino real (Júpiter) y un astro femenino real (Venus) y en la cúspide la estrella real principal Regulus en el regazo del León, quien a su vez enfrenta a la constelación del Cangrejo (Cáncer), que venía coronada con el Sol y el planeta Mercurio. La constelación del Cangrejo (Heb. Sartán, el que sostiene o ata, ver Gén. 49:11) es la que acompaña al mes de Tamuz; y según Bullinger representa junto con las otras constelaciones vecinas "las posesiones de los redimidos", según lo pudimos aprender en el estudio sobre las Mazzarot.

El viernes 7 de agosto (22 de Av), Júpiter haría otra curiosa alineación triangular (piramidal), pero esta vez sería mucho más pequeña y con el planeta Mercurio y la estrella Regulus, mientras Venus se alejaba del León, en su movimiento de retrogradación o retrocesión. En esta oportunidad, (desde la visión de la tierra) la estrella Regulus estaba en la cúspide de ese triangulo, pero esta vez invertida o hacia abajo, mientras que la base, formada por Júpiter y Mercurio estaban arriba. Y el Cangrejo (Heb. Sartán) estaba sosteniendo con su "pinza" o tenaza izquierda (estrella beta, Arabe: Altarf: la punta) al Sol.

Pero Júpiter mientras continuaba su trayectoria en los alrededores del León, el domingo 9 de agosto (24 de Av), hizo otra conjunción muy parecida a la que hizo con Venus, el pasado 30 de junio; pero esta vez lo haría con la estrella Regulus. O sea que, en un período de cuarenta (40) días, Júpiter hizo dos conjunciones muy importantes y relevantes... La primera con el planeta Venus y la segunda con la estrella Regulus. Luego el 17 de octubre (5 de Chesván) haría otra conjunción, pero con el planeta rojo, Marte

Pero el climax realmente llegaría el domingo 23 de agosto (8 de Elul) cuando el mismo Sol se unió a la reunión de Júpiter y Regulus en la constelación del León... ¡La señal en el cielo fue más que asombrosa! Aunque no se pudo apreciar, pues la luz del Sol no lo permitió observar.  Vea las imágenes abajo.

Conjunciones de Júpiter entre el 22 de julio al 23 de agosto del 2015
Ante estas series de movimientos de Júpiter en tan corto tiempo, teniendo como contexto la "Estrella de Belén" y el final de la Tétrada de lunas rojas, nos preguntamos: ¿Qué nos estaba comunicando Dios con toda esta trayectoria de Júpiter? Si los magos del oriente, entre los años 4 y 2 a.C. interpretaron estos movimientos de Júpiter con Venus, Regulus y la constelación del León, como la venida de un rey judío, que resultó ser Yeshúa Ha-Mashiaj (Mt. 2:1-12), ¿será que esta nueva señal nos estaba anunciando la Segunda venida del mismo rey o la llegada de un impostor u otro importante rey o gobernante?  Por ahora, sólo sabemos que el actual presidente de los Estados Unidos de América fue juramentado el 20 de enero del presente año (22 de Tevet), diecinueve (19) meses después.

El otro fenómeno estelar que observamos en el contexto de la novena Tétrada de lunas rojas fue un eclipse parcial del sol, que aconteció exactamente el día 13 de septiembre de ese año (1 de Tishri).  Lo que fue único sobre ese eclipse solar parcial del 5776 fue dónde y cuándo eso ocurrió astronómicamente hablando.  El eclipse solar parcial del Año Nuevo OCURRIÓ precisamente en la frontera en medio de las constelaciones de Virgo y Leo; esto nunca había ocurrido antes en ese lugar y en ese preciso momento. Lo que no pudo ser aparente para la mayoría de los observadores es que este lugar y tiempo delineó las mazzarot (constelaciones) de que se estaba completando el fin de un ciclo de tiempo y un nuevo comienzo estaba a punto de iniciar.  Este punto, celestialmente hablando, correspondió entonces al punto terminal en el tiempo, para el comienzo y el final de un ciclo, tal como así sucedió en Rosh Ha-Shana, ¡el Nuevo año del 5776, que marcó el fin de un ciclo de siete años y el comienzo de otro ciclo! Nos preguntamos entonces: ¿Estaría esta señal celestial anunciando también el fin del "tiempo de los gentiles" (la Iglesia representada en la joven Mujer) y el comienzo de la "re-inserción de Judá" (representado en el León) en el Olivo? (Lc. 21:24; Ro.11:11-15).  Es decir, ¡Este eclipse solar parcial, entre las constelaciones de Virgo y Leo, se da en un tiempo y lugar de frontera y eso es digno de notar!  Vea la foto abajo.

Eclipse parcial de sol, 13 de septiembre del 2015
Ante este cúmulo de señales estelares y ciclos proféticos de sietes, surgió la pregunta que nos ocupa: ¿Estamos ante el segundo cumplimiento de las 70 Semanas de Daniel? Específicamente, ¿estaremos ante el cumplimiento de la última semana de esta profecía bíblica?  Profecía que hemos venido estudiando en esta serie de estudios bíblico-teológicos.  Ahora nuestro diagrama de señales que incluye la Tétrada de lunas rojas y otras recientes prominentes señales estelares desde el 2014 hasta este año 2017 quedaría así (ver foto abajo):


En la Octava entrega vamos a analizar la Gran señal en el cielo (Ap. 12), que será vista el 23 de septiembre de este año; y no puedo sino prometerles más sorpresas y revelaciones que el Señor está trayendo ante nuestros ojos en estos tiempos finales...  Si desea continuar con la Octava parte, haga click aquí.  Si desea comenzar a leer este estudio desde el principio, haga click aquí.


Fuente consultada:
Programa astronómico Stellarium
Las Mazzaroth I
Las Mazzaroth II
La Tétrada de lunas rojas I
La Tétrada de lunas rojas IV
Las Profecías de las lunas rojas IV


ARTÍCULOS RELACIONADOS
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? I
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? II
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? III
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IV
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? V
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VI
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? VIII
¿Estamos en la Última Semana de Daniel? IX
El Rapto y la Gran tribulación II John Piper
El Rapto y la Gran tribulación I Corrie Ten Boom
El Gran Engaño VI, El Rapto y la Higuera
El Gran Engaño V, Las 70 semanas de Daniel
El Gran Engaño IV, La Gran tribulación



¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobado por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Ministerios León de Judá. Sitio web: http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!