25 de agosto de 2014

EL RAPTO Y LA GRAN TRIBULACIÓN II

EL RAPTO Y LA GRAN TRIBULACIÓN Segunda Parte
Definiciones y Observaciones Concernientes a 
la Segunda Venida de Cristo
Por pastor Dr. John Piper
Traducido por Dr. Daniel Guerrero


INTRODUCCIÓN
En la Primera parte sobre este tema sobre el Rapto y la Gran tribulación pudimos aprender sobre la dolorosa, pero no menos poderosa experiencia de nuestra querida hermana Corrie Ten Boom, en la que ella narra los terribles momentos que ella, junto con su hermana Betsy, vivió en un campo de concentración nazi, por causa que fue descubierta ayudando a esconder a judíos holandeses de la persecución del régimen socialista alemán nazi.  Su experiencia de sufrir persecución por causa de su amor, fe y obediencia al Señor Jesucristo, le permitió entender con mayor claridad la abundante enseñanza, que en el Nuevo Testamento podemos encontrar sobre el precio de la fe en Jesucristo, nuestra Misión y la esperanza gloriosa que tenemos todos los creyentes en la Venida del Señor y el establecimiento de Su reino en las naciones.

Ya he mencionado que mi posición sobre estos temas los he publicado en mi libro "El Gran Engaño", que también he publicado en este Blog.  Ahora, después de escuchar el testimonio de primera mano de una gran sierva del Señor como lo fue la evangelista Corrie Ten Boom y cómo su ministerio ayudó a otros fieles discípulos en China y en África que también han vivido bajo persecución y tribulación, vamos a pasar a las enseñanzas pastorales del también muy internacionalmente reconocido pastor y maestro Dr. John Piper, quien de una manera sucinta nos da unas breves y bíblicas definiciones de palabras claves y nueve argumentos bíblicos que sostienen la posición del Rapto después de la Gran tribulación.


Pastor y maestro bíblico John Piper
El Dr. John Piper es un reconocido pastor bautista y calvinista, quien sirvió por más de 30 años en la iglesia Bethlehem Baptist Church en Minneapolis, Minnesota, USA.  Está casado con Noël Piper y tiene 4 hijos y una hija.

El pastor Piper se ha dedicado a propagar su pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas, para el gozo de todos los pueblos, por medio de Jesucristo - una misión que él continúa ahora para toda la iglesia a través de su ministerio DesiringGod.org.

Veamos ahora, qué nos puede él enseñar sobre el Rapto y la Gran tribulación...

Definiciones y Observaciones Concernientes a 
la Segunda Venida de Cristo
Éste es un documento breve y esquemático de mi posición con objeto de aclarar mi opinión sin ser exhaustivo.  Los temas y argumentos son demasiados como para poderlos tratar en una noche.

Quiero subrayar que el desacuerdo sobre las posiciones pre- o post-tribulacionistas no es uno que creo debería poner en peligro nuestra comunión.  No debería ser un tema divisivo.  Las cosas en las que estamos de acuerdo son tan estupendas como para abrumar nuestros corazones en el amor común por el Señor y Su venida. ¡No hagamos de la Segunda venida un centro de controversia, sino un motivo de adoración y de sincera esperanza y confianza liberadora para el ministerio que tenemos ante nosotros!

1.- Definiciones claves:
La Segunda Venida
Hebreos 9:28, "Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan."

Es una referencia general a la Venida final de Cristo desde el cielo a la tierra para establecer Su reino glorioso.

El Rapto
Esta palabra no se encuentra en la Biblia.  Pero se refiere al arrebatamiento de los creyentes de la tierra mencionado en 1Tesalonicenses 4:17, "Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor."

Tribulación
Palabra general que se refiere a las dificultades y sufrimientos que el pueblo de Dios siempre tendrá que pasar, según Hechos 14:22, vemos al apóstol Pablo "confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios."

1Tesalonicenses 3:3-4 (vea también 2Ts 1:4), "Que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos. Porque también estando con vosotros, os predecíamos que íbamos a pasar tribulaciones, como ha acontecido y sabéis."

Más específicamente, Jesús se refiere a un momento de "Gran tribulación" al final de los tiempos:
"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá." (Mateo 24:21)

"E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas." (Mateo 24:29)

Siete años
Que la tribulación durará siete años no es una enseñanza del Nuevo Testamento.  Es extraída de Daniel 9:24-27, donde Daniel predice "setenta semanas de años", para el cumplimiento de la redención de Dios. 

Los argumentos son tan detallados y envolventes que no vamos a tener suficiente tiempo para solucionarlos. Pero muchos sostienen que la septuagésima semana de Daniel se separa de las primeras 69, y comienza con la aparición del anticristo o el hombre de la iniquidad.  Aquí es donde la idea de los siete años de tribulación viene.  El libro del Nuevo Testamento de Apocalipsis recoge esta idea varias veces en sus referencias a los tres años y medio (Ap. 11:3; 12:6; 13:5).

El Rapto pre-Tribulación
Es la opinión que sostiene, que antes de que Cristo regrese en gloria, Él volverá silenciosamente a arrebatar a la iglesia y llevarnos al cielo.  Esto ocurrirá antes de la tribulación, y por eso esta visión se llama el Rapto pre-Tribulación.  Esto implica que la Iglesia no estará aquí [en la tierra] durante la tribulación.

El Rapto post-Tribulación
Es la opinión que sostiene, que el Rapto y la Segunda venida gloriosa son parte de un evento simultáneo.  Los santos serán levantados para recibir al Señor en el aire, para luego acompañarlo de vuelta como el legítimo Rey de la tierra.  Esto implica que la iglesia pasará por la tribulación en la tierra.

Milenio
Es el período de tiempo que se menciona en Apocalipsis 20:4, en la que los santos "reinarán con Cristo por mil años."  Durante este tiempo, Satanás es atado y arrojado a un pozo "para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo." (Apocalipsis 20:3).  Así que el milenio está marcado por la paz y la prosperidad para el pueblo de Dios.  Después de este tiempo es que aparecerán el nuevo cielo y la nueva tierra (Apocalipsis 21:1,2; 2Pedro 3:13).

Pre-milenarismo
Es la opinión de que la Segunda venida de Cristo precederá al milenio y que Él gobernará personal y corporalmente en la tierra durante los mil años [el Milenio].

Post-milenarismo
Es la opinión de que el Milenio vendrá a través del éxito del Evangelio convirtiendo poco a poco al mundo, y marcará el comienzo de una edad de oro para la Iglesia.  Después de un largo período de paz y justicia habrá un brote del mal y Cristo vendrá en persona para obtener la victoria definitiva.

A-milenarismo
Es la opinión de que los mil años de Apocalipsis 20 son simbólicos de la era de la Iglesia en la que vivimos.  No habrá milenio terrenal como tal.  Más bien, la Segunda venida marcará el comienzo del estado final para los nuevos cielos y la nueva tierra.

2.- Argumentos a favor del Rapto Post-Tribulación 

1. La palabra "encuentro" con el Señor en el aire de 1 Tesalonicenses 4:17 (Gr. apantesin) se utiliza en otros dos lugares en el Nuevo Testamento: Mateo 25:6 y Hechos 28:15.  En ambos lugares se refiere a una reunión en la que la gente va al encuentro de un dignatario y luego lo acompaña desde el lugar de donde salieron. Uno de ellos, Mateo 25: 6, es incluso una parábola de la Segunda venida y así un argumento fuerte de que éste es el sentido de la reunión aquí en 1Tes. 4: 17, que seremos levantados para recibir al Señor en el aire, para luego darle la bienvenida a la tierra como Rey.

2. El texto de 2 Tesalonicenses 1:5-7, cuando se lee con cuidado, muestra que Pablo espera alcanzar descanso del sufrimiento al mismo tiempo y, en el mismo momento, que espera que los no-creyentes reciban el castigo; es decir, en la revelación de Jesús con Sus poderosos ángeles en llama de fuego.  Esta revelación no es el Rapto pre-tribulación, sino la Segunda venida gloriosa.  Lo que significa que Pablo no esperaba un evento en el que él y los otros creyentes se le daría descanso durante siete años antes de la manifestación gloriosa de Cristo en llama de fuego.  O sea, la venganza de los incrédulos y el descanso para la iglesia perseguida vendrá en el mismo día, en el mismo evento.

3. El texto de 2 Tesalonicenses 2:1-2 sugiere que la "reunión con él" es lo mismo que "el día del Señor", acerca de lo cual ellos están confundidos. Pero el encuentro [reunión] en el "rapto" y "el día del Señor", en la Segunda venida gloriosa, parecen ser un mismo evento.

Apoyando esto está la referencia a "la reunión" de los elegidos en Mateo 24:31.  Aquí hay una reunión (la misma palabra); pero es claramente en un contexto post-Tribulación.  Así que no hay necesidad de ver el encuentro y el Día del Señor en 2 Tesalonicenses como eventos separados.

4. Si Pablo fuera un pre-Tribulacionista ¿Por qué no dice simplemente en 2 Tesalonicenses 2:3 que los cristianos no tienen que preocuparse de que el Día del Señor acontezca porque todos los cristianos no seguirán todavía aquí?  En su lugar, él habla de una manera como se puede esperar que una persona post-tribulacionista lo haga.  Él les dice que no deben pensar que el Día del Señor haya ya ocurrido porque la apostasía y el hombre de pecado todavía no han aparecido.

5. Al leer Mateo 24, Marcos 13 o Lucas 21, que son descripciones que Jesús hace sobre los tiempos del fin, no hay mención de un Rapto que retire a los creyentes de los eventos del fin.  Una lectura normal no da ninguna impresión de una salida.  Por el contrario, habla como si los oyentes creyentes y luego los lectores estarían o podrían experimentar las cosas que Él menciona. Vea también Mt. 24:4,9,15,23,25,33, etc.

6. Pasar por la Tribulación, así como es mencionado por Dios, no es contrario a la enseñanza bíblica. Ver especialmente 1 Pedro 4:17; 2 Tesalonicenses 1:3-10; Hebreos 12:3-11.  Pero aún así, Apocalipsis 9:4 sugiere que los santos estarán en alguna medida protegidos en el momento de la angustia, por medio del sello de Dios.

7. Los mandatos a "vigilar" no pierden su sentido si la Segunda venida no tiene ningún momento específico. Véase Mateo 25:1-13, donde las diez vírgenes están dormidas cuando el Señor regresa.  Sin embargo, la lección al final de la parábola es: "¡Velad!"  El punto es que vigilar no es estar mirando para arriba por el retorno del Señor en-cualquier-momento; es más bien la vigilancia moral que se mantiene lista en todo momento mientras cumple con su deber;-¡las doncellas prudentes tenían sus lámparas llenas! ¡Ellas estaban vigilando!

Tampoco la enseñanza de que la Segunda venida será inesperada pierde su fuerza si la visión post-Tribulación es es cierta. Véase Lucas 12:46, donde el punto es que si un funcionario se emborracha pensando que su amo se retrasa, él no será sorprendido; ese mismo siervo será sorprendido si no se mantiene en guardia.  Pero como 1 Tesalonicenses 5:1-5 dice: "Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón."  [Este pasaje]Todavía nos enseña que una gran vigilancia moral y vigilia son necesarias para que no nos durmamos y caigamos presa de los engaños de los últimos días y seamos sorprendidos en el juicio.

8. El fuerte texto pre-tribulación, Apocalipsis 3:10, está abierto a otra interpretación, sin ser torcido. Dice:  "Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra."  Sin embargo, el "que te guarde de la hora de la prueba" no necesariamente es que seas sacado del mundo durante esa hora; y por lo tanto seas salvo del sufrimiento.  Compare con Gálatas 1:4 y la oración de Jesús por Sus discípulos en Juan 17:15, donde "guárdalos" no significa una remoción física.  Y observe también lo inevitable del martirio en Apocalipsis 6:9-11.  La promesa es que, ser protegido de "la hora", es en el sentido de ser protegidos de las fuerzas desmoralizantes de esa "hora".

9. La Segunda venida no pierde su fuerza moral en la visión post-Tribulationista.  El incentivo moral del Nuevo Testamento no es que debemos temer ser sorprendidos haciendo lo malo; sino que debemos amar tanto la Venida del Señor que queremos ser puros como el Señor es puro, ya que lo seguimos esperando, como dice 1 Juan 3:1-3:
"Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él.
Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es.  Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica a sí mismo, así como Él es puro."



0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: