28 de julio de 2014

UN LLAMADO URGENTE A LA ORACIÓN III

UN LLAMADO URGENTE A LA ORACIÓN III
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero



"Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas.

Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.  Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.  

Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto."  Apocalipsis 8:1-5


Antes que nada quiero agradecer al ejército de intercesores que se han unido a esta iniciativa del Espíritu Santo, para orar a favor de Venezuela, Israel y los Estados Unidos de América durante estos 30 Días de Oración, que comenzaron el lunes 7 de julio (9 de Tamuz) y terminarán el martes 5 de agosto (9 de Av).

Han pasado cosas interesantes desde que el Señor me dirigió a iniciar estos 30 Días de Oración.

Primero, como recordarán el jueves 3 de julio, fui inquietado fuertemente por el Espíritu a llamar al Pueblo del Señor; a preparar e instruir al Pueblo del Señor, para los próximos días y semanas que están delante de nosotros.  El Espíritu del Señor me venía inquietando a instruir a Su Iglesia, para que ésta pueda estar preparada y apercibida ante el juicio inminente que viene sobre nuestro país y las naciones.  Pero el Señor llamó mi atención el jueves 3 de julio por medio de un mensaje que me llegó ese mismo día de la hermana Anne Graham Lotz, hija del evangelista Billy Graham, quien el 18 de junio (18 de Siván), también había recibido del Espíritu del Señor una fuerte advertencia de juicio sobre los Estados Unidos de América y que la venida del Señor está cerca; por lo cual, el Señor la dirigió a convocar una jornada especial de siete días de oración, que ella llamó "Un Urgente llamado a la Oración: 777", que comenzó el primer día de julio y se extendió hasta el 7 de julio.

Desde entonces, he recibido dos fuertes mensajes de advertencia de juicio sobre los Estados Unidos, por medio de dos ministerios diferentes: El primero fue del ministerio del profeta puertorriqueño Efráin Rodríguez, quien afirma haber recibido del Señor una visión en la que vio un asteroide o meteorito caer cerca de la isla de Puerto Rico, en el Mar Caribe, lo cual ocasionará grandes daños, muerte y desastres alrededor del Caribe y más allá.  Y el segundo, fue del ministerio del evangelista Jim Bakker, quien afirma que pronto habrá un colapso económico en la bolsa de valores de Wall Street, que afectará mortalmente a esa nación y a todas las naciones.

El segundo evento impresionante que aconteció el mismo día que iniciamos este esfuerzo de 30 Días de Oración, fue el inicio de la guerra en Israel, entre judíos y palestinos, en respuesta de los continuos ataques de la organización terrorista palestina Hamas contra los ciudadanos y zonas pobladas de Israel.  Y esto marcó exactamente el patrón histórico de juicio que ha habido durante siglos en Israel, desde que ellos hicieron abominación delante de la presencia de Dios en Sinaí, creando y adorando a un becerro de oro, un 17 de Tamuz (Éx. 32:1-6); y desde que ellos se rebelaron contra la expresa voluntad de Dios, rechazando entrar a la tierra prometida que había jurado dar a sus padres (Núm. 13:1-14:38).

A partir del ayuno del 17 de Tamuz (que este año cayó el martes 15 de julio) se inicia lo que se conoce como las "Tres semanas" de llanto, dolor y pena, al recordar la destrucción del Templo. Otros nombran este período como el tiempo del "ojo de la aguja" o de "la puerta estrecha" (Lam. 1:3). Son exactamente veintiún (21) días, desde el 17 de Tamuz hasta el 9 de Av, en los que se hace memoria del pecado de idolatría y los juicios justos de Dios contra Su pueblo Israel.

Y el tercer evento que sigue su desarrollo es el presente juicio de Dios contra Venezuela, especialmente sobre su sistema político, en el que la iglesia y el pueblo venezolano en general han puesto su fe y su confianza en las últimas décadas.  Lejos de mejorar la crisis política que tiene en jaque al gobierno y al Estado venezolanos las condiciones han empeorado; y lo mismo ha sucedido con la crisis socio-económica con una creciente escasez de productos alimenticios y de higiene básicos y una galopante inflación que la autoridades gubernamentales no parecen tomar en serio ni hacer nada al respecto. 

¡Y todo esto en medio del gran evento estelar de la Tétrada de las lunas rojas!  En un año, tal como el Señor me dijo el 9 de Av del año pasado (15 de julio del 2013), que sería un año signado por el rojo, o sea, por la sangre, la muerte, el dolor y el sufrimiento.

Yo espero comunicarle a mis queridos lectores el momentum histórico-espiritual que estamos viviendo.  Para mi todo esto comenzó el año 2010, cuando el Señor me dio las instrucciones específicas de capacitar a Su Iglesia para que conociera Su tiempo y Su lenguaje, de manera que podamos entender lo que Él está por hacer en Venezuela y en las naciones.

Y particularmente, este momento que estamos viviendo está muy conectado con la dirección que el Señor me dio el año pasado, mientras diseñaba el Calendario de este año 5774-2014.

Y hoy lunes 28 de julio (1 de Av) escribo este mensaje, porque creo que el Señor atrajo a mi mente la conexión entre los 30 minutos de espera en oración intercesora descrita en Apocalipsis 8:1-5 y los 30 Días de oración intercesora que Él nos ha guiado hacer antes del martes 5 de agosto (9 de Av).  Y me ha urgido que publique este mensaje hoy, pues a partir de hoy, 1 de Av, entraríamos dentro de un período de nueve (9) días, en la última semana de este esfuerzo de oración, que culminará el 9 de Av.

Me detengo para explicar brevemente el significado de ciertos números dentro del conocimiento y entendimiento del tiempo y el lenguaje profético de Dios:

1.  El número que indica, apunta o señala el tiempo profético y perfecto de Dios es el siete (7).  ¡Dios hace todo en ciclos de siete!  Acabo de publicar un hermoso mensaje donde explico los ciclos básicos de bendición de Dios y también hay un mensaje que recomiendo mucho, para que podamos aprender los ciclos de tiempo y sus interrelaciones, que he llamado Las estaciones de la vida.  Espero que puedan leerlos.

2.  El número que indica un nuevo comienzo, inicio y resurrección es el ocho (8).  Después de todo ciclo de siete, todo comienza con el ocho (8).  Por ejemplo, las cuatro fases de la luna, que cubren un período de un mes lunar, se da en cuatro fases, que cada una dura aproximadamente siete (7) días o entre 28 a 30 días.

3.  El número que indica el fruto, período de gestación y vida humana es el nueve (9).  El ciclo de embarazo de un ser humano dura nueve (9) meses; y también el fruto del Espíritu tiene nueve (9) virtudes.  Y me detengo aquí para explicar la importancia del significado del nueve (9) en los mensajes proféticos con los que estamos lidiando:
El año pasado el Señor me dio una palabra, durante la celebración de la Fiesta de los Tabernáculos, que el Señor usaría poderosamente y de una manera vital a las mujeres, intercesoras y profetas, en los próximos meses, porque Él está trayendo un parto espiritual para Venezuela.

Este mensaje ha sido confirmado varias veces, incluyendo por el profeta José Ángel Hernández, quien en su libro "Memorias de una nación en guerra" (pp. 302-310) narra una experiencia espiritual que el Señor le dio el 6 de marzo del 2013, en la que le dijo, cito: "En nueve meses se forma la criatura en el vientre, son nueve días; un día por mes, y hoy es doce".  El profeta Hernández explica en su libro que luego el entendió e interpretó que debía calcular los nueve (9) meses a partir del comienzo de diciembre del 2012 y que el parto debía darse en agosto del 2013 (pág. 304).  Evidentemente, esto no sucedió así como el profeta lo interpretó; y eso no significa que la palabra que él recibió fue falsa, pues en lo que pudo equivocarse, (y así parece que pasó), fue en la interpretación que él mismo dio del mensaje recibido.  Esto comprueba que una cosa es la veracidad del mensaje recibido y otra muy diferente la interpretación que se da de la misma.  ¡Pero, definitivamente la nueva Venezuela no nació en agosto del 2013!

Pero cito el mensaje recibido por el profeta José Ángel Hernández, porque el Señor le da una pista muy importante con respecto a Su tiempo y a Su lenguaje, que lamentablemente muchos profetas y estudiosos bíblicos deciden ignorar.  Vuelvo a citar lo que el Espíritu le dijo: "En nueve (9) meses se forma la criatura en el vientre, son nueve (9) días; un día por mes, y hoy es doce".  A diferencia del profeta Hernández yo no interpreté el mensaje que yo recibí en octubre del 2013, repito durante la celebración de la Fiesta de los Tabernáculos, que el proceso se iniciaría desde esa fecha, solamente declaré que el Señor anunciaba un proceso de parto espiritual para Venezuela.  Él señala que el proceso inició a partir de diciembre del 2012, pero  otros profetas han señalado que se inició en diciembre del 2013.

Personalmente, yo no he recibido ninguna palabra de parte del Señor que me indique cuándo inició el proceso de parto; sí he dado testimonio que el domingo 8 de Siván, el Espíritu del Señor me dijo que los próximos meses (Sivan, Tamuz y Av en el calendario hebreo) serían críticos para Venezuela.  ¡Y note que me indicó los meses hebreos y no los del calendario gregoriano que serían: junio, julio y agosto!  Y también he dado testimonio que el 12 de junio, por medio del mensaje "La Última llamada para Venezuela", el Señor me confirmó que para nuestro país viene:
  • Un inminente juicio para Venezuela
  • Viene mucha sangre, dolor y sufrimiento. 
  • Viene un fuerte terremoto 
  • Y viene mucha más escasez
Y desde entonces, no he hecho otra cosa que instar y exhortar a la Iglesia del Señor, particularmente a la iglesia a la que pastoreo la Comunidad cristiana Hay paz con Dios, que estemos preparados y apercibidos para lo que el Señor está trayendo para nuestro país y ha preparado para Su pueblo.  Y como dije arriba, esto también lo vengo haciendo por medio del esfuerzo de 30 Días de oración, para guiar al pueblo del Señor al arrepentimiento, a la confesión de nuestros pecados y a la conversión de todos nuestros malos caminos.

Pero sí he tomando como referencia, en vista que varios profetas así lo han mencionado, que estamos en un proceso de parto, que pudo haber comenzado en diciembre del 2013 y que de ser cierto debería culminar en agosto.  Yo tengo la impresión, no la revelación, que a partir del próximo 9 de Av un evento crítico importante va acontecer en Venezuela, Israel y los Estados Unidos de América.  Yo no puedo afirmar cien por ciento (100), que en nuestro caso será la Nueva Venezuela; pero sí tengo la impresión que pudiera ser un evento que guiará a ese desenlace.  ¡Sólo el tiempo y el Señor lo dirá!

Usted se preguntará, ¿pero por qué entonces sigue con la idea? ¿De dónde sacó la idea que puede ser a partir del 9 de Av?  Se los explico:
1.  En el tiempo de Dios, el período entre el mes de Tamuz y el de Av se ha caracterizado por ser clave para acontecimientos bíblicos importantes, y especialmente en los últimos años y décadas de nuestra historia más reciente.
2.  En el tiempo de Dios, el período entre el ayuno del 17 de Tamuz y el ayuno del 9 de Av, que incluye veintiún días (3 semanas: 3x7), también se ha caracterizado por ser clave para acontecimientos bíblicos importantes, y especialmente en los últimos años y décadas de nuestra historia más reciente.  Este período es llamado el tiempo de "la puerta estrecha" o del "ojo de la aguja", que conlleva a un parto espiritual.  Les comparto dos eventos importantes de nuestra historia que han sacudido a los Estados Unidos de América y a las naciones, en los últimos catorce (14) años, en períodos conocidos como shmitá (año de reposo de la tierra, según Éx. 23:10-11; Lv. 25:1-13; Dt. 15:1-2; Neh. 10:31):
2.1.  Los eventos del 11 de septiembre del 2001, que ocasionaron una fuerte crisis económica, acontecieron en un año de reposo (shmitá).
2.2.  La última crisis económica, o caída del mercado en Wall Street de agosto del 2008, aconteció nuevamente en un año de reposo (shmitá).
2.3.  Tanto analistas económicos como profetas del Señor advierten que una crisis económica aún más severa puede acontecer entre septiembre del 2014 y septiembre del 2015.
3.  Y el Señor me dirigió a comenzar este esfuerzo de oración nuevamente en un período de treinta (30) días, que según Él son críticos para Venezuela.  Y hoy, me indica que escriba y publique este mensaje, porque los próximos nueve (9) días serán críticos, para lo que Él está por hacer en Venezuela y en las naciones.
4.  Y hoy, específicamente al despertar, el Espíritu del Señor atrajo mi atención a que relacionara y conectara Apocalipsis 8:1-5 con el esfuerzo de los 30 Días de oración; particularmente la relación de "la media hora" (30 minutos) de silencio que se dio en el cielo.  Un minuto por día.  ¡Y es el momento cuando está por sonar la séptima (7) trompeta!  Y en estos cinco (5) versículos se nos dice que además del período de silencio, hubo un gran movimiento angelical; y uno de los ángeles "se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos".  Y entonces ,"el humo del incienso con las oraciones de los santos", que desencadenó toda una secuencia de eventos, incluyendo un terremoto y el subsecuente toque de siete (7) trompetas (el que lea entienda).

Dicho lo anterior, no quiero que piensen que lo que estoy diciendo es que el próximo nueve (9) de Av, comenzarán a sonar las siete (7) trompetas del capítulo ocho (8) de Apocalipsis, ¡no, de ninguna manera!  Lo que creo es que el Señor atrajo mi atención, para decirme que "algo parecido" está por acontecer en Venezuela y en las naciones.  Es decir, lo que Él quiere es que le prestemos atención a este "patrón bíblico y profético", para que podamos entender lo que Él está por hacer en las próximas semanas o meses.

Hay muchas formas de interpretar los mensajes dado en el libro de Apocalipsis, y considero que todos los acercamientos teológicos conocidos tienen algo de sabiduría y pertinencia en el estudio de este hermoso y fascinante libro de la Biblia.  Pero personalmente yo me inclino a leer y a considerar los mensajes de este libro como patrones cíclicos que se repiten; de hecho, muchos se han repetido en el transcurrir de la historia, en menor o mayor claridad e intensidad.  Lo leo e interpreto como una gran obra que describe un gran parto cósmico, cuyas contracciones se van dando u ocurriendo con mayor frecuencia y rapidez, en la medida que nos acercamos al fin de los tiempos o al fin de los días, cuyo resultado él mismo lo describe: el nacimiento de una nueva creación, de un nuevo reino y una nueva ciudad (Ap. 21:1-22:7).

Una vez más, muchas gracias a todos mis queridos hermanos y hermanas, intercesores e intercesoras, profetas y profetizas, que se han unido a este gran esfuerzo de oración de 30 Días de oración.

Ahora les animo y exhorto que persistamos, de hecho, que reforcemos nuestras oraciones; que invitemos a tantos como podamos, para que al igual que nosotros se preparen y aperciban, para lo que el Señor está por hacer en nuestro país y en las naciones.

Se que estamos viviendo tiempos difíciles, y la duda y el desánimo han estado a la puerta de nuestros corazones; pero debemos persistir en las estrategias de lucha espiritual que el Señor nos ha dado:
1.  Al temor lo vencemos con alabanza, yendo al trono del TriUno Dios para rendirnos a Él y a Su voluntad en alabanza y adoración.
2.  A la incredulidad la vencemos con fe en acción, creyendo y proclamando la palabra de fe y esperanza que hemos recibido del Espíritu y la Palabra de Dios.
3.  Y ahora en este último mes, a la queja y murmuración la vencemos con acción de gracias, con palabras y actos de gratitud.  De hecho, aquí les sugiero que preparen una ofrenda de Primicias del mes de Av de múltiplos de nueve (9).  ¡Es una sugerencia!  Usted ore y pregúntele al Señor al respecto.  No haga nada en duda o en temor, sino con fe, amor y obediencia a la dirección del Espíritu del Señor.  Personalmente, estoy siendo confrontado por el Señor a dar una ofrenda de Primicias de Bolívares novecientos (Bs. 900,00), es una cantidad con la cual puedo proclamar varias cosas para el mes de Av y para los meses que vienen:
  •   Av, también puede ser traducido como "Padre" (abba es papi o papito); pues nuestro Señor nos enseña que honramos a nuestro Padre cuando somos fructíferos (Jn. 15:8).  Con esta ofrenda yo quiero declarar mi deseo de honrar a mi Padre con mucho fruto, que quiero ser un hijo fructífero que traiga gloria y honra a mi Padre y ami Señor Jesucristo.
  •   Ya vimos que el número (9) representa: fruto, ciclo de vida; y todos sabemos que el Fruto del Espíritu tiene nueve (9) virtudes.  Bueno, con esta ofrenda yo quiero declarar mi deseo de dar fruto, de cosechar, tanto en lo espiritual como en lo material, dentro del reino de mi Dios.
  •   Y el número cien (100) representa abundancia, de multiplicación, bendición y cosecha.  ¡Y es el número del remanente! (1Rey. 18:4,13).  Con esa ofrenda yo quiero declarar mi deseo de ser parte del remanente de Dios, una buena tierra que da una cosecha del ciento por uno, un hijo de Dios que experimenta la bendición y multiplicación de Dios aún en medio de un tiempo de juicio, destrucción y escasez.
¿Ves?  ¡Podemos dar con ciencia, sabiduría e inteligencia, y aún profetizando lo que el Señor ya nos ha mostrado que Él quiere hacer!  Eso es lo que enseño en el mensaje "Sembrar, Cosechar y Avanzar".  Pero esa es una decisión que cada uno debe tomar según la medida de fe y de gracia que hayamos recibido.  Por eso lo dejo como una sugerencia.

¡Gracias, muchas gracias!  Por su apoyo, por sus oraciones y palabras de ánimo.  Espero verlos, si pueden, el próximo sábado nueve (9) de agosto, en el I Encuentro regional de intercesión y profecía, en la Iglesia Jesucristo es el Camino, en la urbanización San José (cerca del hospital del Seguro social), en Maracay, a partir de las 09:00 AM hasta las 03:00 PM.  ¡Entrada gratis!


ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Un Llamado urgente a la oración I
Un Llamado urgente a la oración II
La Última llamada para Venezuela
El Gran engaño I
Significado del mes de Tamuz
Significado del mes de Av
Significado del mes de Siván
Sembrar, cosechar y avanzar en el reino I

COPYRIGHT.  Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por Dr. Daniel Guerrero © [Fecha] Ministerio León de Judá. Sitio web: http://www.leondejudamins.blogspot.com//

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

4 comentarios:

Virginia Fajardo de Villarroel dijo...

Dios siga guardando tu vida, Pastor y Apostol. Le doy gracias a nuestro Señor porque en su misericordia ha enviado a sus profetas entre nosotros para declararnos advertencias y estrategias claras en este tiempo tan fuerte para nuestro pais y nuestras vidas. Seguimos clamando al Rey de Su Iglesia. Seguimos creyendo que tenemos la victoria sobre las tinieblas gracias al Señor Jesucristo, que vive y reina por siempre. Seguimos preparándonos para recibirle en santidad, sin mancha y sin arruga. GLORIA A EL POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS!

Apóstol Dr. Daniel Guerrero dijo...

Amén! A Él sea toda gloria, honra y alabanza!
Sigamos orando y velando.

Yasmin Tosta dijo...

Me gusta el Blog, se aprende, se ora y se comparte dentro y fuera de Venezuela. ¡¡ Bravo hermano!! Sucederá lo que Él ya tiene decidido porque es necesario, y bueno... trato de centrar mis pensamientos en el post parto y me deleito... Reciba un cordial saludo en Cristo Jesús y muchas gracias por sus enseñanzas.

Apóstol Dr. Daniel Guerrero dijo...

Gracias hermana Yasmin! Esa es nuestra misión y visión, ser de bendición al Cuerpo de Cristo, en especial a las nuevas generaciones de intercesores y profetas.
Bendiciones

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: