31 de marzo de 2014

LA GRAN RAMERA

LA GRAN RAMERA
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

La Gran Ramera, Babilonia la Grande

"Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: 
Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, 
la que está sentada sobre muchas aguas; 
con la cual han fornicado los reyes de la tierra, 

y los moradores de la tierra se han embriagado 
con el vino de su fornicación."

Apocalipsis 17:1-2

Según la visión dada al profeta Juan, la gran ramera está sentada “sobre muchas aguas”, es decir tiene influencia y poder sobre muchas naciones. Y tanto los reyes de la tierra como los moradores de la tierra han fornicado con ella o se han embriagado con el “vino de su fornicación”. La expresión fornicación puede apuntar a dos interpretaciones:
1. Al acto ilícito de tener relaciones sexuales antes del matrimonio.
 2. A la depravación espiritual. 

Como pudimos ver arriba la opción son las dos: esta mujer, que representa una organización, institución o ente humano, ha inducido a los reyes y moradores de la tierra a la depravación espiritual y a la inmoralidad sexual. Esto está en sintonía con el mensaje que los profetas del Antiguo Testamento dieron contra ciudades y naciones, principalmente contra Israel, Judá y Jerusalén (Israel y Judá: Jer. 3:1-11; Jerusalén: Ez. 16:1-43; Samaria y Jerusalén: Ez. 23:1-21; Israel: Os. 4:10-15; Nínive: Nah. 3:4). En todos estos pasajes se denuncia el abandono y la rebelión contra Dios y se le califica como fornicación y adulterio. Y como vimos arriba, los principales cultos que llevaron al pueblo israelita y al judío a la rebelión contra Dios fue el culto a Baal y a Astarot (Jue. 2:11-13; 10:6; 1Sam. 7:3-4).

Esta mujer, la gran ramera, "está montada sobre la bestia escarlata, llena de nombres blasfemos, que tiene siete cabezas y diez cuernos." O sea, esta institución adultera, tiene como su fundamento el poder del imperio romano descrito anteriormente en el capítulo 13:1-10. Es una organización o institución que se sustenta con el poder y autoridad de la cuarta bestia: el imperio romano. Luego se describe su poder económico y gloria terrenal, como vestida de “púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en su mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación”. Después se da el misterio de su nombre: “Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”. Es decir, este ente es la culminación y aglomeración de la influencia de las religiones de oriente, representadas por la figura de “Babilonia” (“E Pluribus Unum” “entre todos uno”); la influencia del judaísmo idolátrico, representada por la “madre de las rameras”; y el cristianismo pagano, representando “las abominaciones de la tierra”. La Gran Ramera*, pues es la confluencia de las mayores religiones del mundo en una gran organización apostata y rebelde contra Dios y contra sus santos y profetas. Es la manifestación institucionalizada de la apostasía, la depravación y la total rebelión religiosa contra Dios desde suelo americano; completamente prostituida con los poderes políticos y económicos de este mundo (la bestia), que han sido agentes de muerte, destrucción y opresión sobre las naciones por siglos.

El apóstol Juan quedó “asombrado con gran asombro” (redundancia literal en Ap. 17:6), pues él vio el postrer estado, tanto del Cristianismo como del Judaísmo, completamente sumidos y aliados con la idolatría antigua, el paganismo, el materialismo, la inmoralidad sexual, el homosexualismo y la apostasía en todas sus dimensiones y expresiones. Esta conglomeración apostata tiene un lugar: “la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”. ¿Cuál era esa gran ciudad en los tiempos del apóstol Juan? Roma, la capital del imperio romano. ¿Cuál es la ciudad de la última manifestación de ese imperio? New York, la primera capital de los Estados Unidos de América, sede de la Francmasonería, del Sionismo, de las Naciones Unidas, del movimiento de la Nueva Era y de extensiones de la Iglesia Católica Romana* y de las Iglesias Protestantes históricas, entre otras religiones. La ciudad que tiene la mayor imagen de la diosa Istar-Astarot, “protectora de las prostitutas”. Ésta, la gran ciudad, la gran manzana, la Babilonia de los últimos días, será juzgada como lo fue Israel, Judá y Jerusalén en su tiempo. El primer juicio aconteció el 11 de septiembre del 2001 (Ap. 18:6-20). El segundo sucedió el 29 de septiembre del 2008 (Ap. 17:15-18). Y el próximo será definitivo y totalmente devastador, el cual está descrito en Apocalipsis 18:21-23. ¿Cómo sucederá? No lo sabemos. Es un misterio...

Conclusión

Como podemos ver en los últimos días, cerca de la venida de nuestro Señor Jesucristo, tenemos la representación institucional del falso cristo y el falso profeta, conforme nos los advirtieron el Maestro y Sus apóstoles. El falso cristo, la bestia (la Unión Europea), que se presenta coma una coalición de naciones benevolente, justa, democrática y salvadora de las crisis, guerras y tragedias de todas las naciones. Del seno de esta bestia saldrá aquel inicuo, el anticristo, que guiará a esta bestia en su última etapa de total dominio mundial. El falso profeta, la segunda bestia (Estados Unidos de América), que guía mediante engaños y mentiras al resto de la naciones a someterse y aceptar el plan de dominio mundial propuesto por la bestia (la Unión Europea), diseñado y establecido como un Nuevo Orden Mundial. Y por último, cegada y embriagada por el poder, el placer y confort que la bestia le ofrece, vemos a la Gran ramera, la apostasía institucionalizada mundialmente, que seduce a las naciones a una prostitución espiritual, a una total rebelión contra Dios y contra Su Cristo. Ese es el escenario profético de los últimos tiempos. ¡Éste es el escenario en pleno desarrollo en nuestros días!

Igualmente podemos ver que Estados Unidos de América cumple varios roles en los eventos proféticos de los últimos tiempos. Eventos y profecías que algunos maestros y predicadores norteamericanos no han querido ver o intencional y malignamente han querido ocultar, a fin de engañar a la iglesia en esta nación como en otras naciones.
  1. Estados Unidos es componente de la última manifestación del imperio romano (Unión Europea). Es el cuerno pequeño, el octavo y una de las cabezas de la bestia.
  2. Estados Unidos es el falso profeta, que ha salido para engañar a las naciones y promover la sumisión al imperio romano (Unión Europea); y que ya ha iniciado la aplicación de su marca (el código de barras en sus diferentes versiones), para el control y dominio del comercio mundial.
  3. Estados Unidos por medio de la ciudad de New York, es la sede de la Gran Ramera, la gran Babilonia, que ya ha sido juzgada y será juzgada hasta su total destrucción.
Así que mi querido lector, no podemos esperar por la aparición de la bestia "que sale del mar", pues ya está, ya existe y ya está operando: la Unión Europea en coalición con los Estados Unidos de América. No esperemos por el falso profeta ["la bestia que sale de la tierra"], pues ya está activa desde 1776, su poder se ha incrementado desde 1945 y su marca ya está circulando en todas las naciones. Lo que viene para los próximos años es una intensificación del poder y los planes de dominio mundial de la bestia y del falso profeta. Y la apostasía y rebelión espiritual contra Dios y Su Cristo serán cada vez mayores y más organizadas, a fin de engañar a todas las naciones y a los moradores de la tierra, a todos aquellos que reciban la marca de la bestia en alguna parte de su cuerpo.

En la próxima y última entrega daré las Conclusiones, que comparto en mi libro El Gran Engaño, en el que hago un resumen y exhortación general, para estar mejor preparados contra el Gran poder engañoso que ha sido desatado sobre las naciones (2Tes. 2:7-12).
________________
Notas: (*) Algunos estudiosos consideran que la Gran ramera puede ser la Iglesia Católica Romana.  Pero esos estudios no tomaron en cuenta la presente apostasía de la Iglesia Protestante y del Judaísmo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
El Falso profeta IV
El Falso profeta III
El Falso profeta II
El Falso profeta I
La Bestia I
La Bestia II
La Bestia III
Las Señales del Fin
El Gran engaño
La Marca de la bestia
La agenda del Nuevo Orden Mundial




24 de marzo de 2014

EL FALSO PROFETA IV

EL FALSO PROFETA IV
Manifestación del Falso profeta hoy Segunda parte
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero
















2. Washington D.C., la invocación a Lucifer desde la Capital
La segunda evidencia, es el diseño y creación de la capital de esta nación: Washingtong D.C. La primera capital de la unión fue New York, que en sus inicios se llamó New Ámsterdam por sus fundadores holandeses, pero que luego fue renombrada New York por sus conquistadores ingleses. Luego el parlamento decidió trasladar la capital de la nación a un territorio federal entre Virginia y Maryland, cuya figura geométrica es la de un diamante.

Así como el sello de los Estados Unidos fue diseñado por un masón, también lo fue la ciudad capital, cuyo diseñador principal fue Pierre Charles L’Efante, en 1791. Igualmente, la configuración de las calles y ubicación de los principales monumentos fueron construidos para señalar símbolos y figuras geométricas cuadradas, triangulares (piramidales) ocultistas. Para ahorrar tiempo dejaré que sea el mismo lector el que observe y verifique por si mismo (ver mapa abajo).


















Todo este uso de figuras geométricas en el diseño de las calles y avenidas, además de las mismas edificaciones alineadas con respecto al trayecto del Sol, la luna y las estrellas, específicamente con los planetas Venus, Marte y Júpiter, nos indican un uso intencional de la geometría sagrada, para atraer o invocar a fuerzas espirituales demoníacas y la presencia de Lucifer mismo, para la conducción y dirección del destino de esta nación.

3. New York y la adoración a Astarte (Asera)
La tercera evidencia es el culto a la diosa Astarte (Astarot) en dos lugares de suma importancia en esta nación: la estatua de la libertad, en New York y la Casa blanca, en Washington. La estatua de la Libertad fue un regalo ofrecido por los masones franceses del Gran templo del oriente a los masones de América ubicados en New York, cuando celebraban el centenario de la república. 













La placa arriba dice: “En este sitio, en agosto de 1884, fue colocada la piedra angular del pedestal de la Estatua de la Libertad iluminando al mundo, con una ceremonia dada por William A. Brodie, Gran maestro de los masones, en el Estado de New York. Miembros de la Gran logia, representantes de los gobiernos de los Estados Unidos y Francia, oficiales del ejército y la marina, miembros de delegaciones extranjeras y distinguidos ciudadanos estuvieron presentes. Esta placa es dedicada por los masones de New York, en conmemoración de los 100 aniversarios de ese histórico evento”. Observe que encima de los líderes masones firmantes se puede ver el símbolo de la masonería: ‘la escuadra y el compás’; y la letra G que no sólo significa ‘God’, Dios, como algunos piensan, sino ‘Great Geometrician, the Great Architect’, el Gran Geómetra, el Gran Arquitecto, cuya leyenda lo remonta a un tal Himan, quien supuestamente trabajó en la construcción del templo de Salomón, y recibió revelación sobre la construcción de Babel, por su antepasado Nimrod, una personificación de Lucifer. Es decir, el dios de la masonería no es el mismo Dios que predicó nuestro Señor Jesucristo.

La estatua de la libertad es la representación de la diosa babilónica Istar, la cual era igualada a la cananita Astarté (Astoret, Astarot, Asera 1Rey. 11:5), la greco-romana Venus o Afrodita y la sumeria Inanna, considerada la diosa de la fertilidad, del amor y la guerra. El profeta Jeremías reprendió al pueblo de Israel contra este culto (Jer. 7:18; 44:17-19,25). A esta diosa, considerada la representación femenina de Dios, se le daban varios títulos: “reina del cielo”, “luz del mundo”, “luz exaltada del cielo”, “la gran luz” y “guardiana de la ley”. Como podemos ver en la estatua, cuyo titulo oficial es “Libertad iluminando al mundo”, ésta lleva una antorcha, la cual según los Iluminatis, representa al sol en el cielo, ‘la antorcha flameante de la razón’. Coincidencialmente, sus diseñadores fueron dos conocidos masones franceses: Frederic Auguste Bartholi y Gustave Eiffel (el mismo que construyó la torre Eiffel).

Los cananitas y babilónicos desarrollaron un culto sexual (prostitución idolátrica) en honor a esta diosa, la cual era considerada la “protectora de las prostitutas” y tenía sacerdotisas y sacerdotes entregados a prácticas sexuales depravadas en honor a esta diosa. En Babilonia toda joven virgen tenía que consagrar su primer acto sexual en el templo de la diosa Istar, antes de casarse; así que cualquier extraño o extranjero que pasara por el templo, daba una ofrenda a la diosa y escogía a cualquier joven disponible para ese ritual. Los israelitas al entrar a las tierras de Canaán se encontraron con este culto y desde el principio fueron seducidos por sus prácticas inmorales y depravadas (Jue. 2:11-13; 10:6), que estaban ligadas al culto a Baal (representación masculina de Dios). Hubo cierto arrepentimiento y avivamiento durante el tiempo del profeta Samuel (1Sam. 7:3-4). Sin embargo vemos que al final a la muerte del rey Saúl, los filisteos seguían con esta práctica, y llevaron sus armas como ofrenda a la diosa Astarot (Astarté, 1Sam. 31:10). Y durante el reinado de Salomón nuevamente hay un resurgimiento y legalización del culto por parte del mismo rey, quien fue influenciado y seducido por sus mujeres extranjeras (1Re. 11:1-5), esto explica el desenfreno sexual de Salomón al tener a tantas esposas, concubinas y amantes. Pero fue el rey Josías, quien decidió romper totalmente con tal depravación y ordenó destruir las imágenes y lugares de adoración de este culto a la fornicación o prostitución idolátrica (2Rey. 23:4-15).

Ahora vemos claramente la relación entre New York, y la designación de Apocalipsis de esta ciudad como la gran ramera (*), la mujer sentada sobre la bestia, sobre muchas aguas (las naciones) y embriagada con el vino de sus fornicaciones y con la cual han fornicado los reyes de la tierra (Ap. 17:1-18). La estatua de la libertad, que realmente es la estatua de Istar, Astoret, Astarot, Astarte, Isis, Venus, Afrodita y Europa, ha saludado durante más de dos siglos a todos los inmigrantes del mundo, que han llegado al suelo de los Estados Unidos de América. 




Pero el culto a Istar-Astarot siempre estuvo ligado al dios Baal (Jue. 2:11-13; 10:6; 1Sam. 7:3-4) y eso es precisamente lo que vemos en la capital de los Estados Unidos, específicamente en la Casa blanca (the White house), que ha sido residencia oficial de los presidentes de dicho país, de los cuales dieciséis (16) han sido conocidos masones, algunos de los cuales han sido Gran maestros dentro de este culto.  La Casa blanca tiene dos pórticos, el del norte y el del sur (ver fotos arriba). El pórtico norte fue diseñado como la entrada a un templo griego. Y el pórtico sur (que da su cara al obelisco), que es semicircular, fue diseñado y dedicado a la diosa Istar, también conocida como la “estrella de la mañana y de la tarde” (en su representación del planeta Venus); y al dios del sol, Baal. Por cierto, coincidencialmente, en su lado sur, la Casa blanca tiene trece (13) columnas de ventanas. Pero si regresa al mapa de Washington dado anteriormente, verá que el Obelisco (el Monumento a George Washington dedicado igualmente con ritos masones) se encuentra exactamente en el centro del Mall de la ciudad, dando su cara a la Casa Blanca y al Capitolio. El obelisco es una representación del dios Baal (representación masculina del dios cananita). Y también observe que la estrella de Mendez (estrella satánica de la cabra) en su punta inferior da exactamente al centro de la Casa blanca, templo de Venus-Istar, que es la representación femenina de Lucifer, “la estrella de la mañana” (Is. 14:12; Ez. 28:13-17).

Tantos elementos y monumentos ocultistas e idolátricos nos llevan a una conclusión determinante: Estados Unidos de América fue diseñada y planificada para ser la primera república masona y ejecutar su rol como promotora y emprendedora del Nuevo Orden Mundial en alianza con los reinos herederos del imperio romano (la Unión Europea).

________________
Notas: (*) Algunos estudiosos consideran que la Gran ramera puede ser la Iglesia Católica Romana.

En la próxima entrega daré las Conclusiones, que comparto en mi libro El Gran Engaño, en el que hago un resumen y exhortación general, para estar mejor preparados contra el Gran poder engañoso que ha sido desatado sobre las naciones (2Tes. 2:7-12).

Si desea continuar con la próxima entrega, haga click aquí.
Si desea leer la Primera parte del tema sobre el Falso profeta, haga click aquí.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Falso profeta III
El Falso profeta II








18 de marzo de 2014

EL FALSO PROFETA III

EL FALSO PROFETA III
Manifestación del Falso profeta hoy Primera parte
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

En la Primera parte de este tema vimos qué enseña la Biblia sobre esta Segunda bestia que sale mar; en la Segunda parte, vimos su manifestación en nuestros días. Y ahora, en las próximas entregas veremos tres contundentes evidencias históricas del inicio ocultista y satánico de los Estados Unidos de América (EUA).  La bestia que según la visión que recibió el apóstol Juan "tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón” (Ap. 13:11).

1. El Sello de los Estados Unidos de América
Según algunos estudiosos, el sello de EUA (The Great Seal) fue diseñado con el uso intencional de figuras, símbolos y expresiones ocultas. El responsable del diseño del sello fue Benjamín Frankling, un conocido masón iluminista. En su lado izquierdo, o en su círculo izquierdo, se encuentra el símbolo de los Iluminatis: la pirámide con el ojo “que todo lo ve” en su cima. La pirámide tiene 13 escalones o pisos. Y la inscripción “Annuit Coeptis” (“aprueba nuestros esfuerzos” o “favorece nuestras acciones”) tiene trece letras. Igualmente en la otra frase “E Plubirus Unum” (“de entre todos uno”). Trece será un número que se repetirá continuamente en este sello, no significando siempre lo que los Masones querían que nosotros creyéramos: “las trece primeras colonias de la unión”. La pirámide está cortada en su cúspide generando otra pequeña pirámide (o un pequeño cuerno) dentro de la cual está el ojo, que según los cultos antiguos representa el dios egipcio Ra y Horus o el cananita Baal. Es decir, Lucifer está encima de la cúspide brillando. En la base de la pirámide está la fecha 1776 en números romanos, que apunta a la fecha de nacimiento de la nación (1 mayo de 1776); aunque en ese mismo año también fue fundada en Estados Unidos la organización de los Iluminatis. Si dividimos ese número en tres partes (como está dividida la pirámide) entonces tenemos MDC CLX XVI, es decir 1600 160 16. Si le aplicamos un código de barras de 13 líneas verticales (número típico del sello) se visualiza el número de la bestia: -1600-160-16- (666).

Lado inverso del Billete de Dólar









Elízabeth Delgado Rodríguez, en su artículo “Reflexiones sobre el Dólar y el imperioso final de los tiempos”, también nos da una explicación interesante sobre el significado del año 1776. Ella dice:

“Los Illuminati utilizaron el Sistema de Numeración Babilónica para diseñar el Gran Sello graficado en el dólar (The Great Seal). Dicho sistema de numeración no era basado en 10 sino en 6. Por ejemplo 600 podría ser 1000, 60= 100, y 6 = 10. Si dividimos el año 1776, (MDCCLXXVI) primeramente en tres grupos primarios "MDC", "CLX" y "XVI", luego en tres grupos inferiores "M.DC", "C.LX" y "X.VI" y, a su vez, reagrupamos los grupos inferiores todos juntos, se obtienen "MCX" y "DCLXVI" que representan 1110 y 666. Pero si usamos el sistema sexagesimal usado en el pasado por los babilonios (de base 60), en lugar del sistema decimal (de base 10), 1110 se convierte en 666 que es como decir 1110 divido entre 100 y multiplicado por 60. Entonces DCLXVI descifra 666 en el sistema de base decimal y MCX también, pero en el sistema sexagesimal.”

¡Es decir el número 666 está representado dos veces, en su expresión numérica babilónica y en la romana! Ella prosigue y nos revela cómo tal número (1776), también contiene números ocultos claves que apuntan a los grados de ascensión masónica (32 y 33) en el Rito Escocés. Estos números también están representados en la cantidad de plumas en las alas del águila, tanto en su lado izquierdo como a su derecha.

"MDCCLXXVI" M=1000 / D=500 / CC=200 / L=50 / XX=20 / V=5 / I=1 =1776

(M ÷ D) x (CC ÷ L) x (XX ÷ V) x 1 = 32

(M ÷ D) x (CC ÷ L) x (XX ÷ V) + 1 = 33

DCLXVI= 666

Debajo de la pirámide está una inscripción en latín: “Novus Ordo Seclorum” (“nuevo orden de los siglos”: el Nuevo Orden Mundial, cuya cabeza no es Dios o la Providencia, como los masones han hecho creer, sino Lucifer. Y cómo bien lo vio el apóstol Juan, esta bestia no sale del mar, sino de la tierra (ver el fondo). En la Francmasonería se considera que el primer masón fue Nimrod (Gén 10:8-10), quien construyó la ciudad-reino rebelde de Babel. En Génesis 11:1-9, que habla de la caída de Babel, la cual estaba en una llanura (ver el fondo de la pirámide del Dólar), ¡se menciona el término “tierra” seis veces! El número 6 representa al hombre (creado en el sexto día) y el 3 representa a Dios (tres veces santo). El 666 es la tentativa humana de ser como Dios (Gén. 10:4). El dios de Estados Unidos de América está en su billete de Dólar, en su dinero. Eso fue lo que me dijo el Señor en 1998. –“Ellos dicen ‘in God we trust’, pero eso es una mentira. Ellos confían en el poder que les da su dinero. Allí es dónde les voy a herir”. El dios de EUA es el dinero. Y el placer y el poder que se obtienen con él es su sueño.

El lado derecho del Gran sello de EUA abunda en el número trece, que para algunos representa “rebelión”, y para otros es un número de “buena suerte”. Hay 13 flechas, 13 hojas de olivo, 13 franjas en el escudo en el pecho del águila y 13 estrellas en el círculo “celestial” encima de la cabeza del águila; y 13 letras en la frase “E Pluribus Unum”. Tantos treces juntos no pueden significar solamente las trece primeras provincias de la unión. Estamos en presencia de un uso mágico-cabalístico del número trece. ¡Esto es una invocación ocultista-cabalística sobre el águila, que representa a la nación! Las plumas del águila indican los grados de ascensión dentro de la francmasonería: 32 (ala izquierda), 33 (ala derecha) y 9 (en su cola). En la representación “celestial” encima de la cabeza del águila hay tantos triángulos y figuras geométricas como su ojo pueda discernir. Y se repite por lo menos cuatro veces el número 14 que apunta al número 28 (14+14=28), que significa: el universo. Y el símbolo masónico de la escuadra y el compás en el centro de los tres círculos grandes (hay uno más pequeño en todo el centro).

Podemos ver claramente que el lado derecho del sello de los Estado Unidos de América representa el poder visible de la nación (político, económico y militar), pero el lado izquierdo apunta más al poder superior y no visible (filosófico, mágico y religioso) detrás de la nación. Me llama poderosamente la atención el uso de las franjas, tanto en el sello y en la bandera, como forma emblemática de identificar a la nación; ya que este uso de franjas es lo que vemos en el código de barras, diseñado, promovido y comercializado por EUA. El sello en el pecho del águila, será la marca de comercio de la nación, de la bestia, del imperio, lo que ellos llaman en inglés su “trademark”.

Código de barra comercial










Hay muchos más detalles e información ocultista en el billete de un Dólar, pero no quiero agobiar al lector con tantos detalles ni tampoco, quiero caer en extrema especulación sobre el tema. Es suficiente concluir que hay mucha evidencia que apunta a la total y completa participación ocultista y masónica en el diseño y creación del sello y moneda norteamericana. Espero que quede claro en la mente del lector que el Gran sello de los Estados Unidos de América fue completa y absolutamente diseñado como una simbología y representación ocultista-masónica, a manera de invocación de poderes y fuerzas ocultas que apuntan al destino deseado para esa nación por parte de sus fundadores y promotores.


En las próximas entregas continuaré dando las otras dos evidencias históricas del inicio ocultista y satánico de los Estados Unidos de América (EUA).  Si desea continuar con la Cuarta parte de este tema, haga click aquí.


ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Falso profeta IV
El Falso profeta II
El Falso profeta I
La Bestia I
Las Señales del Fin
El Gran engaño
La Marca de la bestia
La agenda del Nuevo Orden Mundial

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por Daniel Guerrero © [Fecha] Ministerio León de Judá.  Sitio web: http://leondejudamins.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

11 de marzo de 2014

EL FALSO PROFETA II

EL FALSO PROFETA II
El Falso profeta hoy
Pot apóstol Dr. Daniel Guerrero


En la entrega anterior comenzamos en lo que sería el tercer capítulo de mi libro el Gran engaño, y estudiamos qué enseña la Biblia y qué se ha estado compartiendo sobre esta segunda bestia, "que sale de la tierra", que luego en el Apocalipsis de Juan es llamada el falso profeta (Ap. 19:20; 18:13-14).

En esta Segunda parte, veremos la manifestación de esta segunda bestia en nuestros días...


¿Qué nación o imperio en la tierra presenta tales características?

Basado en mis investigaciones bíblicas, históricas y la revelación que el Señor me dio sobre la ciudad de New York y los Estados Unidos de América (EUA), he concluido que el falso profeta es esta nación. Mucho de lo que está anunciado sobre esta segunda bestia lo cumple perfectamente esta nación, y es lo que veremos a continuación.

Como señalamos anteriormente esta segunda bestia es la continuación de los imperios europeos representados principalmente por Gran Bretaña, Francia y España. Aunque una nación independiente, ha mantenido sus lazos históricos en lo espiritual, cultural, económico y político con Europa. El engaño con esta nación ha consistido que se ha presentado desde sus inicios como una nación “cristiana”, democrática, defensora de la libertad, la justicia y los derechos humanos. También la iglesia en esta nación ha hecho la mayor contribución a la evangelización mundial, como ninguna otra en toda la tierra. Es una nación que ha gozado de libertad religiosa por más de doscientos años, lo que le ha permitido la total y completa libertad para predicar el Evangelio, tanto en su propio suelo como en otras naciones.

Pero aparte de éstas y muchas otras bondades, los Estados Unidos de América (EUA) es una nación que ha hablado como dragón, y ha dado muestras indubitables del origen de su poder e influencia mundial, y lamentablemente, para decepción de mis amados hermanos y hermanas norteamericanos, dicha fuente no es de Dios, sino satánica. Desde sus comienzos, representantes de poderes políticos, económicos y culturales en EUA han estado ligados a sociedades y organizaciones secretas, tales como la Francmasonería, los Illuminati, Opus Dei, entre otras, que han estado orquestando lenta y silenciosamente su plan de dominio mundial, desde adentro de la nación y de la iglesia misma. Estas sociedades u organizaciones ocultas tienen sus raíces en los países europeos que le dieron nacimiento. Este poder engañoso que viene de la boca del dragón, es lo que le ha permitido a esta bestia pasar desapercibida y cegar el entendimiento aún a importantes líderes de la iglesia cristiana evangélica, que ingenuamente han estado esperando el peligro desde afuera y no han podido ver que el enemigo “está en casa”.

Como bien le fue dicho al apóstol Juan, esta nación no buscaría un dominio mundial para sí misma, sino que colaboraría con el imperio romano existente en Europa. Fue esta nación la que salvó a Europa en sus dos guerras mundiales. Y fue ella misma la que ayudó a sanar la herida mortal, en la cabeza de la primera bestia, por medio de lo que se conoce como el Plan Marshall, que ayudó a reconstruir a Europa desde sus mismas ruinas, desde 1945. Ha sido esta misma nación la que promovió la creación del estado de Israel, con financiamiento proveniente de poderosas familias como los Rothschilds, los Rockefeller, entre otras. Y ella misma es la que ha intermediado en los procesos de paz entre Israel y sus vecinos árabes; y con el tiempo se ha convertido en el más “cercano y seguro” aliado de Israel.

Con la magia del cine y la televisión, EUA le ha dado ojos y voz al imperio como ningún otro imperio en la historia lo ha tenido y lo tendrá. Con su tecnología satelital y de telecomunicación esta nación, junto con sus aliados, puede cubrir toda la tierra, cual águila, bajo su “ojo que todo lo ve” (Ver ilustración del sello de EUA). El poder bélico de EUA es tal, que tiene una base militar prácticamente en cada rincón estratégico del planeta (Ver abajo mapa de las bases militares norteamericanas en el mundo). Pero repito, ella no está destinada para dominar por sí sola. Ella “ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moderadores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada” (Ap. 13:12). EUA es el falso profeta que guía a las naciones al establecimiento del Nuevo Orden Mundial, bajo el dominio de la última manifestación del imperio romano, representado por la Unión Europea.


Bases militares de EUA en el mundo
Estados Unidos de América es igualmente la creadora y promotora de su marca comercial, con la cual nadie puede comprar ni vender sin ella: el código de barras (como su propio sello, como su propia bandera). Su marca ya tiene años en circulación y la ha venido promoviendo y desarrollando por medio de su poder engañoso; y cual serpiente, silenciosa y astuta, lentamente va atrapando a sus victimas. Ahora todos nos acostumbramos a ver esta marca en todos los productos, en todo el mundo. Hasta vamos a una tienda cristiana y compramos libros, Biblias, discos con su respectivo código de barras. Pero el día vendrá cuando ya no habrá oportunidad para escoger si la usamos o no; sino que se impondrá su uso. Y aquellos, que se resistan a dejarse colocar la marca del imperio, serán clasificados como antipatrióticos y enemigos del estado, por lo cual serán perseguidos, encarcelados, torturados y matados. Es seguro, que el imperio no hará ese cambio mediante métodos violentos o que parezcan intimidantes. Las fuerzas satánicas detrás del Nuevo Orden Mundial generarán un escenario favorable para una medida tan extrema, la cual será percibida por el público en general y el resto de las naciones, como una legislación positiva, preventiva y beneficiosa para toda la humanidad. La actual guerra contra el terrorismo mundial, una crisis financiera en los principales mercados del mundo o una severa crisis en Medio Oriente que desate una tercera guerra mundial y una debacle económica, entre otros escenarios, bien pueden traer al mundo de rodillas pidiendo por un “salvador” y la necesidad de un gobierno mundial, con una economía y política unificada. El falso profeta estará más que listo para cumplir con su tarea y promocionar el liderazgo de la última versión del imperio romano.

Igualmente de esta nación han salido muchas sectas seudo-cristianas, se estableció oficialmente la iglesia satánica (en California, 1966) y en las últimas décadas ha agarrado impulso el movimiento de la nueva era. Algunas de éstas sectas, en sus principios se dieron a la tarea de presentar sus mensajes proféticos, que el tiempo demostró que eran errados; sin embargo muchos de sus adherentes continuaron en sus filas y en algunos casos han aumentado. Esta es la obra de los tres espíritus en forma de ranas, que salieron de “la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta” (Ap. 16:13-14), que han salido para engañar a las naciones y prepararlas con sus falsos mensajes proféticos, para la batalla en Armagedón.

Curiosamente, los Estados Unidos de Norteamérica ha sido la cuna de los testigos de Jehová, de los adventistas del séptimo día, de los Mormones y de los Sólo Jesús. Cada una de éstas sectas ha entregado sus mensajes proféticos y todos han sido fallidos. En sus comienzos, muchos de sus mensajes proféticos tenían que ver con la fecha de la venida del Señor y la batalla de Armagedón. Pero son sectas bajo la poderosa influencia de espíritus engañosos, que siguen engañando y buscando más adherentes a sus mensajes mentirosos y anticristos.

También de esta nación es de donde salen los mayores exponentes de las doctrinas engañosas sobre el rapto antes de la gran tribulación, que la iglesia no pasará por la gran tribulación y distorsiones sobre la bestia y el falso profeta. En los últimos años, me he dado a la tarea de leer algunos libros y ver algunos vídeos de algunos famosos maestros norteamericanos que enseñan sobre el posible rol que Estados Unidos juega en los eventos de los últimos días; y ha sido sorprendente ver que ellos concluyen que muchas de las profecías apuntan a esta nación como parte de la segunda bestia, más sin embargo su ciego nacionalismo prevalece más que su fidelidad a las Escrituras, lo que no les permite aceptar la clara y dolorosa verdad. Cabe mencionar que muchos de estos predicadores se identifican con lo que se llama la “derecha norteamericana”, que han apoyado ciega y en muchas ocasiones deliberadamente, las políticas imperiales e invasoras de dicho país contra otras naciones. Éste y otros casos evidencian la ceguera espiritual y cultural que la iglesia norteamericana adolece, que la incapacita ver al enemigo “dentro de la casa”. Aunque también habría que preguntarse ¿cuántos de estos predicadores pertenecen o le hacen servicio a la Francmasonería u otra sociedad oculta? Para muchos creyentes la iglesia norteamericana aunque cree en la separación entre el estado y la iglesia, en su conducta, adherencia y práctica política no hay tal cosa. Para algunos, lamentablemente, hablar de la nación de Estados Unidos es hablar de la iglesia misma. Ellos aunque ven claramente cómo el país se está derrumbando en la inmoralidad, la violencia, el sexo, el divorcio, satanismo y el materialismo, siguen pensando que tienen un país “cristiano”. Pero ese no es el acercamiento de este servidor, y por lo que entiendo tampoco es la del Señor. Una cosa es la nación de los Estados Unidos de Norteamérica y otra muy diferente es la Iglesia de Jesucristo en esa nación. El Señor viene a salvar a Su pueblo que se encuentra en ese país; pero viene a juzgar a aquellos que se apegan a las políticas engañosas y destructivas de esta nación, a aquellos “cristianos” norteamericanos que aceptarán orgullosamente la marca del imperio, en alguna parte de sus cuerpos, y cuando se percaten de su error ya será demasiado tarde…

Para culminar, veamos tres contundentes evidencias históricas del inicio ocultista y satánico de esta nación. La primera es el sello de los Estados Unidos de América y veamos como desde su creación este país fue diseñado por fuerzas ocultas de las tinieblas, para que a su tiempo cumpliera el rol, para el cual fue diseñada y creada. No voy a sumergirme en los detalles, esa tarea se la dejo a otras personas o estudiosos (cristianos y no cristianos). Pero hay evidencia para concluir en lo peor de lo peor. Veamos el billete de un Dólar y analicemos su contenido simbólico masónico y ocultista.



En la Tercera parte de este tema analizaremos cada una de estas tres contundentes evidencias del inicio e influencia ocultista y satánica en la nación que hoy conocemos como los Estados Unidos de América.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Falso profeta I

3 de marzo de 2014

EL FALSO PROFETA

EL FALSO PROFETA
La bestia que sale de la tierra
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero














Ahora, a partir de esta entrega vamos a estudiar la segunda bestia, que sale de la tierra (Ap. 13:11-18), que luego en el Apocalipsis de Juan es llamada el falso profeta (Ap. 19:20; 18:13-14).

Ya estudiamos la Señales del Fin que nos dejó el Maestro y otras señales que vemos en el Antiguo y Nuevo Testamento.  También estudiamos la profecía de las 70 semanas de Daniel y el misterio de la Bestia, que sale del mar.  Así que, ahora veamos, en lo que sería el tercer capítulo de mi libro el Gran engaño, qué enseña la Biblia y qué se ha estado compartiendo sobre esta segunda bestia, que sale de la tierra...



EL FALSO PROFETA

“Después vi otra bestia que subía de la tierra. 
Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, 
pero hablaba como un dragón”.
Apocalipsis 13:11

Es evidente que el Apocalipsis de Juan, da mayor revelación sobre la bestia y los acontecimientos futuros. Mientras el profeta Daniel vio una bestia con diez cuernos, Juan vio la misma bestia, pero indica que tenía siete cabezas y nos da más detalles de su naturaleza y propósitos. Pero el apóstol-profeta Juan también nos da dos nuevas figuras apocalípticas: el falso profeta (Ap. 13:11-18) y la gran ramera (Ap. 17:18).

Veamos primero la descripción que Juan nos da de esta segunda bestia:

Esta bestia sale de la tierra y tiene dos cuernos de cordero, pero habla como un dragón. Ejerce toda la autoridad de la primera bestia en su lugar, y hace que todos los moradores de la tierra adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. Esta bestia ejecuta señales grandes y milagrosas, al punto que aún puede traer fuego del cielo en presencia de todos los hombres. Estas señales (que ejecuta ante la primera bestia) son las que le permiten engañar a los moradores de la tierra. Luego establece que le hagan una imagen a la primera bestia que fue herida por espada y que todavía vivía. A esta bestia le fue dado el poder para darle aliento a la imagen de la primera bestia, de manera que hable y ordene la muerte de aquellos que rechacen adorar a la imagen de la bestia. Esta bestia también impone una ley que a todas las personas (sin importar su edad o condición socio-económica) se les coloque una marca en su mano derecha o en su frente; de manera que nadie pueda comprar o vender a menos que tenga la marca de esta bestia o el número de su nombre. Este número se presenta como un misterio y se dice que el número de la bestia es un número de hombre, el cual es seiscientos sesenta y seis (666).

En otra parte del Apocalipsis se ve claramente la relación, por no decir la unidad, entre el dragón, la primera bestia y el falso profeta (Ap. 16:13-14). El poder profético y milagroso del falso profeta tiene su origen en la boca del dragón. Y de ellos tres proceden unos espíritus inmundos que salen para engañar a los reyes de las naciones con mensajes proféticos, a fin de reunirlos para la batalla contra el Altísimo, en un lugar llamado Armagedón (Ap. 16:14-16).

No se da interpretación angelical para esta nueva bestia. Así que, necesitamos desentrañar su significado, basados en lo que podemos conocer de las anteriores interpretaciones y lo que la evidencia histórica nos ofrece sobre esta nueva bestia, la cual no es mencionada en la profecía de Daniel, pero que sí lo es en otros libros proféticos del Antiguo Testamento.

Su descripción como una bestia nos indica que es una nación, una nación con naturaleza y poder imperial, como lo han sido las otras bestias imperiales (Babilonia, Persia, Grecia y Roma).  Sale de la tierra y no de las aguas; es decir que surge de una nación, de un imperio, ya existente. Recuerde que las aguas representan las naciones (Ap. 17:15). Su apariencia parece la de un cordero, parece un imperio bueno, inocente y justo; pero en su hablar se descubre su real naturaleza, pues habla como dragón, es decir con engaño y mentiras. Es una nación (imperio) que actúa en lugar de la primera bestia, y ha recibido el poder para engañar a los moradores de la tierra, con señales grandes milagrosas, al punto de hacer que fuego caiga del cielo a la vista de todas las naciones. Usa también su poder engañoso para que las naciones adoren y se sometan a la primera bestia, y aún hace una imagen de ésta. Y establece que aquellos que no adoran a la imagen de la primera bestia sean matados. O sea, es una nación que no intenta quitarle el poder y autoridad a la primera bestia, sino que coopera con ella, la promueve. Más sin embargo, es una bestia con gran poder político-económico, ya que crea una marca (un sello) y establece que todas las personas, sin importar su edad o situación socio-económica, se les coloquen esa marca, de manera que no puedan comprar o vender sin ella. La marca es un número creado y calculado por los hombres y se presenta como un misterio que apunta al nombre de la bestia: 666.



Si desea continuar con la Segunda parte sobre este tema del Falso profeta, haga click aquí.


ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Falso profeta II
La Bestia I
Las Señales del Fin
El Gran engaño