4 de diciembre de 2013

LA PUERTA DE JERUSALÉN

LA PUERTA DE JERUSALÉN
Crónica de intercesión profética en Jerusalén, Israel
12 mayo del 2012
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero


La Puerta dorada u oriental, Jerusalén

Estoy publicando esta última entrega sobre las crónicas de mi experiencia en las Cuatro puertas de influencia mundial, el miércoles 4 de diciembre del 2013, exactamente cinco años después de la primera caminata que hicimos en la primera puerta, en la Puerta de Granada, el jueves 4 de diciembre del 2008.  Caminata que hizo mi hijo, bajo instrucción del Espíritu del Señor hasta el Pilar de Carlos V, en la entrada de la fortaleza de la Al-Hambra, en Granada.

Y culmino la entrega de estas crónicas de intercesión profética en las  Cuatro puertas de influencia mundial, en la cuarta Puerta, en la Puerta de Jerusalén, en la puerta oriental o puerta dorada, cerca al monte del Templo en Jerusalén, Israel (ver foto arriba).

Tal como el Señor me instruyó, desde mayo del 2009 pude hacer este recorrido de intercesión durante cuatro años (2009-2013), en cuatro puertas, cuatro montes y en cuatro naciones, que de alguna u otra manera, han moldeado la presente cultura occidental.

HISTORIA

La Puerta dorada es la puerta más importante e impresionante de la ciudad de Jerusalén, y la única entrada visible a la ciudad desde el Este.  Es la más antigua de todas las puertas de la ciudad y la única que no fue reconstruida por Solimán el Magnífico en el año 1539-1542 d.C.  Las piedras monolíticas en la pared, justo por encima del suelo, se han identificado como del siglo sexto a.C., con trabajos de mampostería de la época de Nehemías, (Biblical Archaeological Review, [BAR], marzo/abril 1992, p. 40).

La Puerta dorada fue amurallada por los árabes en el año 810 d.C. Y ha permanecido cerrada hasta ahora desde el 1541, por orden de Solimán el Magnífico porque, según la tradición judeo-cristiana, es la que utilizará el Mesías para entrar en la ciudad (Zac. 14:4).   Así que, para impedir la entrada del Mesías, los árabes sellaron esa puerta; pero lo curioso es que realmente no pudieron evitar que se cumpliera otra palabra profética, pues en Ezequiel 44:1 y 2, podemos constatar cómo Jesús ya cumplió otra profecía dada en la Escrituras:
"Me hizo volver hacia la puerta exterior del santuario, la cual mira hacia el oriente; y estaba cerrada.  Y me dijo Jehová: Esta puerta estará cerrada; no se abrirá, ni entrará por ella hombre, porque el Señor Dios de Israel entró por ella; estará, por tanto, cerrada."

Así que, los musulmanes queriendo impedir el cumplimiento de esta profecía, lo que hicieron en realidad, sin quererlo, fue cumplir otra.  Y además de sellarla, establecieron un cementerio en frente de ella, para evitar que el profeta Elías, precursor del Mesías, también entrara por ella (Mal. 4:5), pues tenían la idea que éste en su función sacerdotal no podría entrar por un cementerio, tal como lo establece la ley mosaica (Lev. 10:06, Lev. 21:1-5, Ez. 44:20-25).

La Puerta Dorada (Heb. שער הרחמים, Sha'ar Harahamim), también se le conoce como Puerta de la misericordia o también Puerta de la vida eterna. Según los turcos musulmanes, hay dos caminos a esta puerta: uno es llamado “Puerta del arrepentimiento” y el otro “Puerta de la misericordia”, y de allí deriva uno de sus nombres. Mientras que en el libro de los Hechos es mencionada como la Puerta hermosa (Hch.3:2)

También según la tradición, los exegetas bíblicos explican que por esa misma Puerta fue que entró el Señor Jesucristo, a Jerusalén, montado en un asno; pues esa era la puerta que queda exactamente al frente de la bajada del Monte de los olivos, por donde también entraban los caminantes y viajeros que llegaban desde la parte oriental del país.  Así que, por esa puerta entró el Maestro a Jerusalén, cuando toda la multitud clamaba: «¡Hosana al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosana en las alturas!»  Mientras la multitud tendía sus mantos a su paso y batían ramas de palmas por el camino (Mt. 21:9).

INTERCESIÓN:

Grupo de intercesores que me acompañaron
A diferencia de todas las otras ocasiones, en esta oportunidad el Señor me permitió ir con un numeroso grupo de intercesores, alrededor de 20 intercesores de Venezuela y España, además de otras personas que quisieron acompañarme en este viaje, con propósitos principalmente culturales y recreacionales.  E hicimos este viaje de intercesión profética enmarcado dentro de un tour de peregrinación cristiana, que llamamos "Jerusalén: Puerta del Cielo".  Y comenzamos nuestro recorrido en Nazareth y lo culminamos en Jerusalén.  Fueron ocho días de intenso recorrido por diversos lugares de interés histórico, bíblico y cultural.  Una experiencia por demás muy enriquecedora e inspiradora.

Y tal como lo sugirió el profeta Rick Riddings en la interpretación que hizo de la visión de las Cuatro puertas antiguas, que Dios le dio el 31 de octubre de 1997, todo el equipo de intercesores procuramos ir con un espíritu y corazón humilde ante el Señor.  Aquí cito las instrucciones del hermano Riddings:
"Pero en Jerusalén se le veía a la Novia como montada de lado, detrás de Jesús (Yeshua) y agarrándose firmemente de Él, mientras Él montaba un asno bajando el monte de los Olivos, dirigiéndose hacia la Puerta del Oriente. Este no era todavía su retorno literal físicamente, más bien era la Novia en una profunda identificación con la humildad de Jesús expresada en su primera entrada a Jerusalén como Rey en un asno. Así como Jesús, la novia no debe entrar a Jerusalén en ninguna de las formas de arrogancia con que ha entrado, con que ha conquistado y saqueado a Jerusalén en siglos pasados. Esta vez debe entrar habiendo pasado por el proceso de humillación de las tres primeras puertas. Debe venir a confesar sus pecados contra Jerusalén, en un espíritu de verdadero remordimiento."

Así que, el viernes 6 de mayo en la noche, antes de ir a la Puerta dorada al día siguiente, fuimos al Centro de oración, fundado por el profeta Rick Riddings, cerca del monte Sión, llamado Succat Hallel (tienda de alabanza) y tuvimos un tiempo corto de vigilia desde las 21:00 PM hasta las 24:00 AM, en el que pudimos alabar a Dios, tanto en español como en inglés, y pudimos realizar un acto de humillación y confesión de nuestros pecados ante el pueblo judío presente en el salón.

También oramos a favor de Israel, pidiéndole perdón al Señor por Su pueblo, que también ha pecado y se ha rebelado contra Él y contra Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo (Lc. 19:41-44).  Y para ello, el Señor nos llevó también al pasaje de Ezequiel 8:5-18, que narra el pecado de idolatría del liderazgo del pueblo en el mismo templo, y por este y otros pecados, rebeliones e iniquidades vino el juicio de Dios sobre esta nación

Este tiempo de humillación, de confesión e intercesión fue sencillamente hermoso, la presencia del Señor tocó a todos los presentes y pudimos prepararnos mental y espiritualmente para la jornada de intercesión que tendríamos al día siguiente.


Al día siguiente, el sábado 07 de mayo del 2012, después de visitar el lugar de la Calavera, la tumba vacía y el jardín de Getsemaní (cerca del Monte de los olivos), nos trasladamos a la Puerta de los leones, también conocida como la puerta de Esteban, donde cuenta la tradición fue apedreado el diácono o primer martir cristiano (Hch. 7:54-60).  Y de allí, entramos al cementerio musulmán, que conduce a la Puerta oriental.

Allí oramos, declaramos y proclamamos la Palabra y tocamos el shofar.  Proclamamos el Salmo 24, con el que le dimos la bienvenida al Rey de gloria y le expresamos nuestro profundo deseo por Su Segunda venida.

También proclamamos la palabra profética dada por Zacarías 14:4, Malaquías 4:5 y Ezequiel 44:1-4, que proclaman la Segunda venida de nuestro Señor y Su plan de entrar por la Puerta oriental y al Templo, para establecer Su reino eterno desde Jerusalén.

Y en un acto sencillo, pero fundamentado en la Palabra de Dios y llenos de la presencia del Espíritu de Dios, intercedimos en la cuarta Puerta, en la Puerta oriental, por donde entrará nuestro Señor Jesucristo, en Su Segunda venida.

Recibimos la unción de Elías y nos proclamamos parte de la generación de Elías de los últimos tiempos, que preparará el camino a la venida de nuestro Señor y Rey.

En la próxima entrega, compartiré la conexión que hay entre las cuatro Puertas y el pueblo judío.  Si desea continuar con la Segunda parte de esta crónica, haga click aquí.

Fuentes citadas o consultadas:
The golden gate
The mount of the temple
Wikipedia: puerta dorada
Las puertas de Jerusalén
La puerta dorada


ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La Puerta de Jerusalén II
Jerusalén: Puerta del cielo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: