31 de julio de 2012

LA CIUDAD DEL ÁGUILA III

LA CIUDAD DEL ÁGUILA III
La ciudad de los 99 misterios y un secreto
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN
En la Segunda entrega sobre la ciudad del Águila terminé mencionando cuatro de los muchos misterios o secretos que guarda esta ciudad:
1. El uso intencional del símbolo del águila
2. El uso intencional de la división de la ciudad en cuatro cuadrantes, formando una cruz en su interior.
3. El uso intencional de los números 8 y 9 en muchas de sus obras o construcciones.
4. La perfecta alineación de las iglesias en la ciudad con la constelación del Águila.

Y para aquellos que han comenzado a leer estas Crónicas a partir de esta Tercera entrega, les recomiendo que lean la Primera entrega, para que puedan conocer cómo fue que llegué a toparme con esta misteriosa ciudad y toda la conexión espiritual que el Señor me ha dirigido a través de la intercesión profética.

LA CIUDAD Y EL ÁGUILA
Heráldica de L'Aquila
En esta ciudad podemos ver el uso regular del símbolo del águila
1. Como representación y atracción del poder, tanto celestial como terrenal, del dominio tanto espiritual como material, sobre un área geográfica, reino y proyecto específico.
2. Como culto al dios sol en sus múltiples variantes, conforme a las civilizaciones antiguas desde la mesopotámica.  Es decir, como lo vimos en la última entrega sobre la Nasa, Apolo y el Águila, se invoca el nombre (presencia) de un dios, para que determinada empresa, proyecto o misión logre el éxito o resultados esperados.
3. Y la reminiscencia e invocación de los atributos divinos de seres celestiales/espirituales, en nuestro caso, en sus alas (rapidez), su cabeza (dominio), sus ojos (visión) y sus pies (poder, fiereza, agarre).

Pero en la ciudad del Águila, vemos tres nuevas intenciones:
1.  Como lo dijimos en la Segunda parte, ser la antítesis de Roma, de la religión oficial que para ese momento histórico pretendía una hegemonía absoluta del poder, tanto político como religioso.
2.  Alinearla con las más altas esferas de la magia, la hechicería y el mundo oculto de las antiguas sociedades secretas.
3.  Iniciar un"Proyecto" político, económico y religioso, que más tarde conoceríamos como un Nuevo Orden Mundial, donde el poder absoluto representado por las más recalcitrantes monarquías de la época ni las infulas imperiales de la Iglesia Católica Romana ni su "cristianismo" tuvieran nada que ver.

Para ello, los creadores de la ciudad, echaron mano de conocimientos y prácticas que las antiguas sociedades secretas habían guardado celosamente, por medio de su tradición oral a través de sus maestros e iniciados.  Debo enfatizar aquí, si acaso no lo he hecho con la suficiente fuerza o claridad en otras oportunidades, que el mundo de lo oculto y de las sociedades secretas, no hacen otra cosa sino copiar, reproducir y no pocas veces manipular/torcer verdades reveladas por Dios a través de las Sagradas Escrituras.  Esto ha generado en confusión en el mundo cristiano bíblico, pues se piensa que temas como la alineación espiritual, la simbología profética, actos proféticos, el uso de ciertos elementos y símbolos en la intercesión profética, etc., son propios de lo oculto, y algunos predicadores o maestros bíblicos hasta denuncian tales cosas dentro del cristianismo bíblico como influencias de la Nueva Era, y eso está nada más lejos de la verdad:  ¡Es el ocultismo el que ha copiado muchas de sus prácticas y acciones, de la verdad encontrada en las Sagradas Escrituras!  Y ahora, nuestra ceguera e ignorancia espiritual es tan grande que pensamos que todo eso le pertenece al reino de las tinieblas, cuando realmente fueron reveladas por Dios mismo a Sus siervos los profetas y a Su pueblo (Dt. 29:29; Job 28:12-28; 1Cor. 2:7-10).

El cristianismo protestante/evangélico, por influencia del espíritu de la falsa profecía griega, que opera en y desde muchas de sus iglesias y por la masonería infiltrada en mucho de su liderazgo (especialmente el norteamericano), se ha dejado robar la fe en el poder sobrenatural de Dios y ha optado por un acercamiento eminentemente racional/lógico; se ha dejado limitar en su ministerio de intercesión y profecía, porque desde el púlpito se les enseña que ciertas prácticas que tanto Dios como Sus profetas hicieron, ahora son ocultistas y hechiceras; y ha terminado siendo ignorante sobre el mundo espiritual claramente revelado en las Sagradas Escrituras.

Aquí se cumple, lo que el mismo Señor Jesucristo declaró en una oportunidad: "que los hijos de las tinieblas (de este mundo) son más sagaces, que los hijos de la luz" (Lc. 16:1-12).  Y en este caso, los adeptos a las sociedades secretas han aplicado verdades y principios espirituales encontradas en la Biblia, para sus propósitos y proyectos siniestros, que procuran la esclavitud espiritual de pueblos, ciudades y naciones enteras.   Personalmente, soy de los que considero que la infiltración de la masonería en las iglesias protestantes/evangélicas lo que ha procurado es robarnos la visión bíblica sobrenatural del Evangelio de Jesucristo y el poder sobrenatural del Espíritu de Dios, por medio de enseñanzas y doctrinas que eliminan lo sobrenatural de Dios y del Evangelio de Su reino, para que no pudieramos hacerle frente, con las armas que nos da el Espíritu Santo, a sus estrategias, planes y maquinaciones diabólicas.


Dicho lo anterior, veamos algunas de estas prácticas que mencionaré en esta entrega y las próximas, tales como:
1.  La alineación astronómica/celestial.  Para practicar la astrología hay que conocer de astronomía, pero las dos son diferentes, una tiene que ver con un área del conocimiento, mientras que la primera tiene que ver más con la práctica esotérica/ocultista de ese conocimiento.  La Biblia condena contundentemente la astrología y la adoración idolátrica que la sustenta y que ella promueve (Éx. 20:4-6; Dt. 4:15-19; Is. 47:11-15; Am. 5:23-27).  Pero ignorando este mandamiento bíblico, Federico II, junto con sus socios los Caballeros templarios y las órdenes de los Cisterciences y Celestinos echaron mano de la astrología, como veremos, para dar origen a la ciudad y al proyecto del Águila.

La masonería aplica la alineación astronómica/astrológica para el diseño y construcciones de sus monumentos, edificios y ciudades, basados en la premisa: "como es en el cielo así también en la tierra", copiando a Dios en sus diseños proféticos revelados a hombres como Noé, Moisés, David, Salomón, Juan, etc.  En este caso, la ciudad del Águila con precisión matemática, astronómica y astrológica, está perfectamente alineada a la constelación estelar que lleva su nombre, pues se deseaba representar en ella al astro rey: el sol.  En las fotos de arriba, pueden observar esta alineación, en las que enfatizo (con estrellas rojas de cuatro puntas) los lugares principales de la ciudad, comenzando con la estrella Altair (árabe: águila), cuya representación terrenal es la basílica de San Bernardino de Siena, en el norte; al sur la catedral de Collemaggio; al este la fortaleza española; y al oeste la fuente de las 99 máscaras.  Pero según registros históricos, cada iglesia en la ciudad, fuera pequeña o grande, tenía su correspondiente estrella en la constelación del águila.

En su sentido esotérico/filosófico, L'Aquila fue diseñada para ser el centro del mundo y del universo, "el eje de la rueda cósmica".  La ciudad del Águila sería el centro desde el cual todas las estrellas girarían y marcarían su paso por todo el mapa estelar.  Pero la ciudad, haciendo uso del "mensaje" que portaba la ubicación de la constelación, simbolizaría también la renovación y el cambio, "el paso procesional entre la constelación de Piscis y Acuario", donde Piscis, la constelación del "Pez/Pescador", representaría al Cristianismo, y Acuario la de la Nueva Era, la Era de Acuario.

2.  La alineación geográfica/terrenal.  Como he dicho anteriormente, por causa de la influencia de sus batallas durante las cruzadas, por la reconquista de la ciudad santa, y su relación con las ordenes de los Templarios y Cistercienses, el rey Federico II quiso reproducir la ciudad de Jerusalén en occidente y para ello necesitó los conocimientos secretos que representantes de estas órdenes tenían.


El matemático, alquimista y astrólogo Michelle Scoto investigó el momento propicio para el nacimiento de la nueva ciudad y el matemático Leonardo Pisano investigó el número cabalístico de la nueva ciudad espiritual, y aquel número fue noventa y nueve (99), que lo veremos representado de diferentes formas en el diseño y construcción de esta ciudad.  Mantengamos en mente que esta ciudad tuvo una fuerte influencia de la orden Templaria, y 9 fueron los primeros caballeros de la orden, quienes escavaron por 9 años debajo del Templo de Jerusalén, y su orden fue creada en el año 1099 d.C.; según leyenda del lugar, 99 eran los castillos construidos en esta ciudad; La fuente sur-oeste, en la parte más baja de la ciudad, cuya "gemela" es la fuente de Siloé, donde un ciego recibió "la vista", tiene por nombre la Fuente de las 99 máscaras; 99 son los ciclos lunares que pueden darse en un período de 8 años desde la latitud de L'Aquila; y cuyas coordenadas geográficas son latitud 42'21" (4+2+2+1= 9) y longitud 13'23" (1+3+2+3=9) y la unión de ambas dan 99.  Pero en la Ciudad santa de Jerusalén el valor numérico es 66; y en L'Aquila, 6 eran los monumentos sagrados más importantes alineados con las 6 principales estrellas de la constelación del Águila.  Así, L'Aquila  portaría en sí misma, tanto el mensaje cabalístico-esotérico del 66 y el del 99.

A nivel geográfico también podemos encontrar otras analogías entre ambas ciudades edificadas sobre montes o colinas.  L'Aquila se encuentra a una altura de 721 metros sobre el nivel del mar, mientras que Jerusalén está a 750 metros; ambas ciudades están bordeadas por un río, la primera por el río Aterno y la segunda por el Cedrón ; ambas fueron divididas por cuatro cuadrantes; y ambas poseen su propio estanque principal en la parte más baja de la ciudad, en la primera es la Fuente de las 99 máscaras y en la segunda fue el Estanque de Siloé


LA CIUDAD Y LOS NÚMEROS
Monada de Pitágoras: 1=A
Los fundadores de la ciudad, no dejarían nada al azar, con cálculos matemáticos precisos, usando las técnicas cabalísticas y astronómicas de antiguas civilizaciones y sociedades secretas, harían las debidas alineaciones para invocar y atraer los poderes espirituales necesarios que les permitirían asegurar el buen comienzo y desarrollo de su proyecto creador y misión político-religiosa.  Esa misma práctica sería aplicada en la construcciones de las grandes catedrales templarias europeas y las masónicas de Europa y América, tanto del norte como del sur, de esto hablaremos en próximas entregas.

El número 9.  Comenzaremos con este número, pues los fundadores del Águila están muy ligados a él, los Cistercienses de los cuales se originaron los Caballeros templarios y estos a sus vez apoyaron al monje Pietro Angeleri di Murrone, quien más tarde sería conocido como el papa Celestino V; y como mencioné anteriormente, tanto los Cistercienses como los Templarios ayudaron al rey suabio Federico II en las múltiples construcciones que darían origen a la Nueva ciudad espiritual.  Y la  recurrencia del número 9 en esta ciudad la hace, como hemos visto, la ciudad de los 99 misterios.

El número 9 en la numerología bíblica, pudiera significar juicios, frutos, fin de una era y de la vida (Éx. ; Lev. 23:32; 52:4-6).  Pero como vimos en la entrega anterior sobre "La Nasa, Apolo y el Águila", en la numerología esotérica el 9 representa el número del hombre (por el tiempo de su gestación de 9 meses), el perfecto, del maestro (al grado 9 el iniciado masón llega a ser maestro) y del misterio. Es también llamado por los pitagóricos "El Alfa y la Omega", la eneada, el primer cuadrado de un número impar (3x3=9). También se le ha llamado el número del Hombre, porque su gestación dura 9 meses. Es el único número capaz de "dar vida" a cualquier otro número: 9+1=10=1, 9+2=11=2, 9+3=12=3, etc. Al sumar todos los números de nuestro sistema numérico (1+2+3+4+5+6+7+8+9) se obtiene el 45, que sumado (4+5) da 9, de aquí que se le llame "El Perfecto", por ser un número que "nunca se destruye"; y que a su vez apunta al slogan en latín de su escudo o heráldica: "Immota Manent", que pudiéramos traducir: permanece impasible o sin cambios, o se mantiene firme (ver foto arriba), no se destruye.

Y el uso del número noventa y nueve (99) considero que quedó ampliamente explicado arriba en el punto sobre la alineación geográfica/terrenal de la ciudad de Federico II.  Pero pudiéramos añadir, por la relación de la ciudad con el culto al sol, que el nueve representa la circunferencia (el círculo solar) pues cada circulo tiene 360º, cuya sumatoria da 9 (3+6+0);  a los 9 meses del año  iluminados por el sol, en contraste con los 3 invernales; de allí se extrae que el 9 también pudiera apuntar a la lucha entre la luz y las tinieblas, entre el conocimiento y la ignorancia o fanatismo; y por lo tanto, para las sociedades secretas es el número de la sabiduría e iluminación.

El número 8 en la numerología bíblica pudiera significar nuevo tiempo o nuevo ciclo, nuevo comienzo, resurrección, también algo/alguien fuera del orden creado (Lev. 12:3; Lc. 2:21; Ap. 17:11).  Es ampliamente usado también en los diseños arquitectónicos construidos por las sociedades secretas, y que también puede significar: "Signo del poder, la habilidad ejecutiva, la gestión, poder material y una tendencia al sacrificio pero también a no tener escrúpulos. Habilidades políticas, experto en manejar el poder y la autoridad, trabajan por causas y por alcanzar el reconocimiento, capacidad de decisión y mando".  De este número y su uso o aplicación en el diseño y creación de esta ciudad hablaremos mucho más adelante.

Cruz templaria
El número 4 en la numerología bíblica puede significar la creación del sol, la luna y las estrellas (cuatro estaciones, cuatro fases lunares y el tiempo); los puntos cardinales de la tierra; lo terrenal o material y las direcciones físicas ; en el cielo lo vemos representado en los cuatro seres vivientes/querubines; y en el diseño de la Ciudad celestial (Gén. 1:14-19; Ez. 1:5-8; Ap. 9:13-14).  En la numerología cabalística y esotérica el cuatro representa a Dios, por las cuatro letras que componen el nombre de Dios; YHVH; los cuatro elementos de la materia (tierra, viento, agua y fuego); la base cuadrada de la forma piramidal y de una construcción estable, por lo cual se le atribuía poderes creativos.

En su relación con el culto al sol, desde tiempos antiguos el cuatro se ve representado en los cuatro brazos del símbolo de la cruz y en nuestro caso en la cruz templaria (ver foto a arriba), que indican el movimiento cósmico del astro rey, "la rueda de la vida", otros la llamarán "la rueda de la fortuna".

El número 1 en la numerología bíblica puede significar el primero, el principio o comienzo, la luz y las tinieblas (Gén. 1:2-5; Dt. 6:4; Gál. 3:20).  Y como vimos en la entrega "La Nasa, Apolo y el Águila", en la numerología ocultista, el 1 representa la unidad, la divinidad, el primero, pero también lo masculino, el individuo, la independencia y la autosuficiencia.  El número 1 está representado por la letra A, que podemos encontrar en el nombre de la ciudad; en la región montañosa del Abruzzo, donde se encuentra la ciudad en estudio; y que está alineada a la constelación estelar del Águila, cuya principal estrella es Altair, palabra árabe que también significa Águila.  Y como vimos al comienzo de la narración de estas crónicas con el Vuelo del águila, esta ave es el símbolo principal del dios solar, cuya representación geométrica también podemos ver en la Monada de Pitágoras (ver foto arriba), con su circulo solar y su punto indicando la unidad de lo divino.

Vamos a parar aquí, en la próxima entrega continuaremos develando los misterios y secretos que la ciudad del Águila ha contenido durante muchos siglos, especialmente en algunos edificios y monumentos importantes; y que el Señor nos ha permitido conocer mediante la intercesión profética, para que podamos deshacer toda obra del reino de las tinieblas en las naciones, y podamos seguir viendo mayor avance del reino de Dios hasta lo último de la tierra.

Hasta la próxima entrega...  Si quiere continuar con la Cuarta entrega, haga click aquí.

FUENTES CITADAS O CONSULTADAS
La constelación del águila
La constelación del águila
La revelación del Águila
Significado espiritual de los números
Manual de numerología

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La ciudad del Águila I

24 de julio de 2012

LA NASA, APOLO Y EL ÁGUILA

LA NASA, APOLO Y EL ÁGUILA
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

"Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.  Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos"  Oseas 4:6 (VRV 1995)

"Mi pueblo no ha querido reconocerme como su Dios, y por eso se está muriendo.  ¡Ni los sacerdotes me reconocen! Por eso no quiero que sigan sirviendo en mi templo.  Ya que olvidaron mis mandamientos, yo también me olvidaré de sus hijos" Oseas 4:6 (VTLA)

INTRODUCCIÓN
Voy a hacer un paréntesis en el desarrollo de las crónicas sobre mi experiencia de intercesión profética en la ciudad del Águila, en Italia, para compartir con ustedes una importante información sobre el uso del símbolo del águila en la Agencia Espacial Norte-Americana, mejor conocida por sus siglas en inglés como la NASA, lo cual corrobora no solo la influencia del espíritu de la falsa profecía griega, la cual ha penetrado profundamente a la cultura y al cristianismo occidental, sino también la influencia de la masonería mundial en la agenda y planes de los Estados Unidos de América.

Pero, aunque me saldré un poco del desarrollo de las crónicas en la ciudad del Águila, realmente esta entrega guarda una estrecha relación con lo que vengo compartiendo y compartiré más adelante, de hecho apunta al proyecto futuro del Nuevo Orden Mundial, cuya base de inspiración la podremos trazar en la ciudad del Águila.

Y hago este paréntesis, porque ayer me topé con el afiche de un campamento cristiano (pueden verlo abajo), que usa toda la simbología, numerología y mensajes de la masonería y los Illuminati, que encontraron un suelo fértil para sus proyectos ocultos en los Estados Unidos de América.  Y la verdad que este afiche me perturbó espiritualmente en gran manera, especialmente porque se trata de un afiche cristiano, para un campamento cristiano, donde participarán niños cristianos, que, en ignorancia, serán expuestos a toda una simbología y mensajes ocultistas y esotéricos, que solo Dios sabe cómo en el presente o en el futuro podrán afectarles o influirles en su vida espiritual y en su desarrollo como hijos e hijas de Dios.

Así que, ¡abróchense los cinturones!, porque vamos a hacer un rápido pero muy interesante recorrido por el mundo de la simbología ocultista presente en la Agencia Espacial Norte-Americana (NASA) y su relación con el antiguo culto al sol promovido por el sistema babilónico mundial, el cual es representado hoy por el Nuevo Orden Mundial a través de la masonería mundial, los Illuminati y otras órdenes y sociedades secretas.

LA NASA Y APOLO
Apolo de Belvedere
Las autoridades de la NASA no escogieron al joven dios Apolo caprichosamente.  Estamos hablando de la máxima autoridad científica, que aglutina las grandes mentes matemáticas, físicas y astronómicas de la nación, si acaso no del mundo.  Por lo tanto, como todos sus viajes espaciales, esa fue una decisión fríamente calculada para perseguir un resultado específico, a través de su Programa Apolo.

¿Qué significa o porta este dios que capturó las mentes de estos científicos?  Aunque es muy polifacético, en el panteón griego Apolo es principalmente conocido como el dios del sol y o de la luz (radiante, luminoso y brillante).  También como el dios de la medicina y la sanidad; el dios del tiro de arco; de los oráculos o la profecía griega; de los ganados y los colonos; dios de las musas y, por lo tanto, de las artes como la música y la poesía.

Así que, para un Programa que persigue la exploración, conquista y colonización espacial se requería la ayuda del debido dios, y según los directivos de la NASA, ese debía ser Apolo, que como hemos visto tenía todos los atributos necesarios para que este Programa espacial llegara a feliz término y con éxito, claro, con sus debidos sacrificios y respectivas ofrendas.  ¡La NASA necesitaba la luz, el arco y la flecha del dios griego, para viajar, aterrizar y colonizar la Luna!

Apolo también le facilitaría a las mentes científicas de la NASA, la letra y el número necesario para el éxito de su Programa espacial: la letra A (en griego: Alfa), que conlleva en sí sus significados:
1.  En su etimología antigua (proto-sinaítica y egipcia) la letra A proviene de la figura del "Toro" ('Ip en el proto-sinaítico/hebreo antiguo; apis en egipcio y alef en hebreo).
2. En su numerología la letra A, representa el número "1", y en su orden "el Primero".
3. En su simbología esotérica y astrológica, la letra A en el logo del Programa, representa una pirámide partida en dos por la línea transversal, que apunta al culto egipcio de adoración solar, alineada con la constelación de Orión, cuyas tres estrellas centrales brillan, como el dios invocado, en el mero centro de la letra y el logo (ver foto arriba).  Y si no lo sabía, las pirámides egipcias de Guiza están alineadas a la misma constelación, a la que está alineado el Programa Apolo de la NASA.

Eso es lo que pasa cuando un Logo es diseñado por mentes matemáticas, astrofísicas y astronómicas... ¡Nada se deja al azar! Todo está fríamente calculado para lograr un fin, para comunicar un mensaje y alcanzar una misión. Por cierto, un último detalle, en el dibujo de la luna, en su "lado oscuro", se encuentra el busto del dios Apolo de Belvedere, cuya imagen está en la foto de arriba.


LA NASA Y EL ÁGUILA
Quizás tengo que adelantarme un poco al decir que así como hemos visto que el origen de la ciudad del Águila, está ligado a las sociedades secretas de los Caballeros Templarios y las órdenes de los Cistercienses y los Celestinos, igualmente los Estados Unidos de América está ligado a sus sucesores: las órdenes secretas de la Masonería mundial y los Illuminati, junto con sus diversas ramificaciones.  Así que, no nos debe sorprender cómo un Departamento ligado tan estrechamente al gobierno, a la industria y al ejército norteamericano, esté tan influenciado por la masonería.

Ya lo he mencionado ligeramente, y entiendo que les debo una mayor explicación en futuras entregas, en otros mensajes cómo los Estados Unidos de América está estrechamente ligado al Nuevo Orden Mundial, entiéndase el sistema babilónico mundial, y al culto solar promovido por las más altas esferas de la Masonería mundial y la Iglesia católica romana.  Si desean leer esos mensajes les dejaré los enlaces aquí abajo:
Cuatro puertas de influencia mundial
El vuelo del águila
La ciudad del águila
La marca de la Bestia
La Biblia y las profecías del 2012

Pero hasta la fecha sí les he explicado la estrecha y profunda relación entre el culto solar/lunar y el símbolo del Águila.  Pues el águila representa al dios solar venerado por todas las antiguas civilizaciones desde Babilonia hasta el presente sistema babilónico mundial promovido por las sociedades secretas; y que tras el cual se oculta nada más y nada menos que la adoración a Lucifer, "el portador de luz", la antigua serpiente que le comunica sabiduría a los poderosos de la tierra.

Así que, en su Programa espacial para el viaje, exploración y colonización de la Luna, la NASA escogió la simbología, la mitología y la numerología relacionadas con el culto al sol:
1. El personaje de Apolo, el dios griego del sol y de la profecía griega.  El dios del arco y la flecha, muy necesario para el lanzamiento de un cohete que debe llegar bien a su destino.
2. La imagen (en su insignia) y el nombre (en su módulo lunar) del águila, que representa al dios solar griego Zeús, el romano Júpiter y el egipcio Ra, entre otros.  Por favor, vea el artículo "El vuelo del águila II".
3. La etimología de la letra A, que apunta a la figura del toro, animal sacrificado al dios sol, que representa la fuerza, la virilidad y la fertilidad en la creación.
4. El valor numérico de la letra A: el 1 o Primero, que en el logo apunta a la trinidad pagana griega o egipcia y no a la cristiana; pues si observan el logo del Programa Apolo de la Nasa, en el centro de la letra A se encuentra el cinturón de Orión, lo cual hace el conjunto de Tres en Uno.
5. El uso de la geometría sagrada, mediante la figura de la letra A como una pirámide cortada, y que en conjunción o alineación estelar con la constelación de Orión apunta a la grandes pirámides egipcias de Guiza.

Y termino señalando brevemente el curioso uso del águila y la letra A en el próximo Programa espacial de la NASA, que ya no se llamará Apolo, sino nada más y nada menos que Altair ¿qué significa Altair?  Es una palabra de origen árabe que significa: Águila.  Pero eso no es el único cambio curioso ni coincidencia, ahora en vez del circulo solar, el logo tendrá una pirámide, pero que en próximas entregas analizaremos con más detalles.  Ustedes saquen sus conclusiones:

Este próximo programa espacial Altair está establecido que comience en el año 2020 y ¿cuál constelación creen que está en el fondo?...

ANÁLISIS DE LA PUBLICIDAD DEL CAMPAMENTO
Ahora deseo culminar esta entrega analizando el afiche del campamento cristiano, que en el día de ayer llamó poderosamente mi atención y, por todo lo antes mencionado, como se podrán imaginar perturbó seriamente mi espíritu.

Antes que nada, debo comenzar diciendo que lo que me motiva escribir esta entrega y compartir esta información es orientar, alertar y edificar al Cuerpo de Cristo.  No quiero dudar ni cuestionar las buenas intenciones del diseñador ni los organizadores de este campamento.  La verdad que quiero tener los mejores pensamientos para mis hermanos y hermanas, aunque el diseño publicitario comunique un mensaje bastante oscuro y turbio, que es antagónico al mensaje cristocéntrico que encontramos claramente en las Sagradas Escrituras.

Como profeta y siervo del Señor, deseo lograr por medio de este artículo y blog los objetivos ministeriales que el apóstol Pablo nos enseña en su primera carta a los Corintios: "el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación" (1Cor. 14:3).  Eso es lo que tengo en mente, cuando comparto este tipo de información, que aunque no lo crean, es sumamente difícil para mi hacerlo, pues estoy muy consciente a lo que me expongo y las consecuencias que pueden traer para mi vida y ministerio...

Procedamos a analizar este afiche...

Afiche promocional
Lo que personalmente me impactó al ver este afiche, fue el cúmulo de simbología masónica que hay en él:
1.  Uso de la letra A en forma de pirámide y compás.
2.  Uso doble de la figura triangular o piramidal, con la pirámide interna oscura partida en tres, por la línea en forma de flecha.
3.  El uso de un sol eclipsado, dentro de un ambiente oscuro, de hecho, en el afiche predominan más las tinieblas que la luz.
4. El slogan "El viaje de TU fe", cuando la Biblia habla de LA Fe, no de mi fe ni la tuya, sino principalmente de la Fe que fue entrega por medio de nuestro Señor Jesucristo y los apóstoles (2Pe. 3:1-2; Jud. 3-4).
5. La numerología usada en el mismo, que coincide mucho con la usada por la masonería, es decir, el 8 y el 9.
6.  Y el uso del dios griego para hacer este "viaje de fe".  Y ninguna mención de Jesucristo ni del Dios de la Biblia.

Repito, entiendo y acepto perfectamente las buenas intenciones que hay detrás de todo, pero es preocupante, porque por decir lo menos, desde mi óptica y experiencia en la intercesión profética y la guerra espiritual estratégica o de alto nivel, estamos ante una fuerte influencia espiritual de error y de falsa profecía.  Y con esto no estoy diciendo que el diseñador ni los organizadores sean falsos profetas, pero me dan la fuerte impresión que están bajo influencia de espíritus de error y de falsa profecía (1Tes. 2:3-4; 2Pe. 3:17-18;1Jn. 4:4-6) , influenciados por el espíritu de Grecia que desde hace siglos viene operando en y desde las iglesias.

1. Sobre el uso de la letra A y específicamente su figura piramidal usada en este caso, no hablaré más, pues creo que lo he explicado suficientemente arriba.  Lo que si me impresionó y perturbó sobremanera es ver en un afiche cristiano una pirámide cortada en tres pedazos, muy similar a la usada por los Illuminati (vea la foto a la derecha y compare).

2. La pirámide usada en el afiche del campamento es plana y cortada en 3 partes por una flecha (la flecha de Apolo usada por la NASA), pero la pirámide usada por los Illuminati es tridimencional, pero igualmente tiene 3 partes. ¿Qué indican estas tres partes?  Para simplificar diremos que la pirámide Illuminati expresa el sistema numérico babilónico basado en el 6; así que, las tres partes indican las cifras: 600, 60 y 6, o sea 666.  Si desea una mayor explicación, le animo a que lea mi artículo sobre "La marca de la bestia".

Afiche promocional
Y aún ambas pirámides terminan con una pirámide pequeña, que representa en la numerología babilónica al 6 y en la religión masona-illuminati al dios Horus, dios solar egipcio hijo de Ra, "el ojo que todo lo ve".

Así que, la similitud que vemos aquí es preocupante, si acaso no alarmante... Estoy seguro que eso no es lo que estos hermanos quieren comunicar, pero en ignorancia, es lo que están comunicando.

3. ¡Apolo en un Sol eclipsado por la Luna! Eso es una contradicción, pues él es el dios brillante, iluminado y radiante. Pero para comunicar un mensaje cristiano, especialmente de la Fe cristiana del Evangelio de Jesucristo, nuestro Sol de justicia (Mal. 4:1-2), deja mucho que desear... ¿Este viaje de fe es iluminado o tiene como destino un sol eclipsado? ¿Este viaje de fe llevará a estas nuevas generaciones de niños y jóvenes a un futuro lleno con la luz del Evangelio de Cristo o a un futuro oscuro y tenebroso?

4. El slogan "El viaje de TU Fe", creo haberlo explicado arriba, aunque brevemente, lo suficiente como para captar la idea que no estamos llamados a enseñarle a nuestros niños y jóvenes sobre SU Fe, sino "LA FE que ha sido dada una vez a los santos" (Judas 3), la FE enseñada por Jesucristo y los apóstoles (Col. 2:6-7; 2Pe. 3:1-2). Y me pregunto, ¿qué tiene que ver el dios Apolo con la Fe en nuestro Señor Jesucristo y el único y verdadero Dios? ¿Acaso no se está tratando de poner fuego extraño para encender el altar de los corazones de estas jóvenes generaciones, para que adoren al único Dios verdadero? ¿Cómo podemos edificar el Templo del Dios verdadero con materiales traídos del templo de Apolo? ¿Qué tiene que ver la falsa profecía griega traída por Apolo con la profecía bíblica enseñada por Jesús, los apóstoles y los profetas de Dios?

Pablo lo enseña claramente a los cristianos de Galacia, que también estaban rodeados por la adoración pagana griega: "el que siembra para su carne, de la carne sembrará corrupción, mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna" (Gál. 6:7-8).  Si sembramos la Palabra con influencia pagana, no podemos esperar una cosecha del Espíritu de Dios.  Lo espiritual a lo espiritual (1Cor. 2:6-16).

Y según uno de los afiches promocionales del campamento (ver foto abajo), se muestra el casco destruido de un astronauta de la misión de fe Apolo 18, en medio de un escenario nuevamente oscuro, desolado y sombrío.  Y uno no puede dejar de preguntarse: ¿Es ese el final del Viaje de Tu fe?  ¿Es ese el destino de la misión Apolo 18: muerte y destrucción?  Bueno, si ese Viaje de fe no se fundamenta en las claras enseñanzas de la Palabra de Dios, lamentablemente así será (Pro. 14:12; 16:25).  Realmente la foto fue tomada de la película de ciencia ficción Apolo 18, que analizaré más abajo, pero me pregunto: ¿Esa foto ilustra el destino de ese Viaje de la Fe?  ¿Así terminará ese viaje de la Fe con el Apolo 18?

Afiche promocional del campamento Apolo 18
5. La numerología usada en el afiche, aunque hecha inocentemente, no deja de preocupar.  En él se menciona que este "Viaje de Tu Fe" lo harán en la misión Apolo 18, lo cual históricamente sabemos que nunca se hizo, pues el Programa Apolo solo llegó a la misión 17; claro, se quiere decir que es una nueva misión espacial, pero de Fe, que como dije arriba, los llevará a una Luna oscura, que eclipsa la luz del Sol y genera un mundo dominado por la oscuridad y las tinieblas.

Los números usados son el 1 y el 8, que en la numerología ocultista, el 1 representa la unidad, la divinidad, el primero, pero también el individuo, la independencia y la autosuficiencia... No estoy seguro si estos conceptos o valores están en armonía con una vida centrada, rendida y orientada en Jesucristo (Gál. 2:20).  El número 1 (también representado por la letra A) puede significar:
"Es símbolo del liderazgo, aquellos con capacidades y habilidades para el mando. Ambiciosos y dispuestos a asumir riesgos para llegar a la cima. Llamados a destacar en el trabajo y los negocios.
A veces son excesivamente firmes o agresivos, dominadores, impulsivos, egocéntricos, presuntuosos y obstinados".

Ahora podemos entender por qué la NASA quizo usar la letra A en sus misiones espaciales...

E igualmente para culminar el punto de la relación en el uso simbólico de la letra "A" y la figura del Águila, veamos con lo que también me topé durante mi investigación para esta entrega.  Se trata del logo del vídeo juego "Asesinos" (Assessins Creed), que está basado en la historia de la orden musulmana existente durante las invasiones a Jerusalén durante las Cruzadas, con los que los Caballeros Templarios tuvieron contacto y estrechos lazos de intercambio de conocimientos y habilidades.  En este logo también podremos ver el uso de la letra A, el uso de la geometría sagrada oculta y el símbolo de una águila en vuelo debajo de la A.  Y que no se nos olvide que el nombre del próximo Programa espacial de la NASA para el año 2020 es Altair: Águila.
Logo del vídeo juego Assessins (Asesinos)
El número 8, representa nuevo comienzo, nuevo ciclo, regeneración y resurrección. De este número hablaremos más tarde en otras entregas, pues es ampliamente usado también en los diseños arquitectónicos construidos por las sociedades secretas, y que también puede significar:
"Signo del poder, la habilidad ejecutiva, la gestión, poder material y una tendencia al sacrificio pero también a no tener escrúpulos. Habilidades políticas, experto en manejar el poder y la autoridad, trabajan por causas y por alcanzar el reconocimiento, capacidad de decisión y mando".

Pero siguiendo también la metodología de la numerología bíblica, en una cifra también se suman sus números, así que el 18 vendría a ser 1+8= 9, el cual también tiene una fuerte carga de significado.  El número 9 puede significar juicios, fin de la vida o de una era o tiempo señalado; para las sociedades secretas y esotéricas representa el número del hombre, perfecto, del maestro y del misterio. Igualmente, en próximas entregas hablaremos más de este número y su relación con la ciudad del Águila.  Pero aquí quisiera citar lo que otros piensan de este número:
" Llamado por los pitagóricos "El Alfa y la Omega", la eneada, el primer cuadrado de un número impar (3x3=9). También se le ha llamado el número del Hombre, porque su gestación dura 9 meses. Es el único número capaz de "dar vida" a cualquier otro número: 9+1=10=1, 9+2=11=2, 9+3=12=3, etc. Al sumar todos los números de nuestro sistema numérico(1+2+3+4+5+6+7+8+9) se obtiene 45, que sumado da 9, de aquí que se le llame "El Perfecto", por ser un número que nunca se destruye".

Permítanme ilustrar y compartir unos datos curiosos, de esos que me han perseguido desde que el Señor me introdujo en este ministerio de intercesión profética.  En el proceso de mi investigación sobre la posibilidad de la existencia de una Misión "Apollo 18", busqué por Google y me encontré con una película de ciencia ficción y suspenso con ese nombre; y en vista que me llamó la atención el logo de una de las casas productoras de la película (Baselevs, compañía rusa-kazajo, con la figura de un Basilisco), busqué por su productor o dueño, que resultó ser el señor Timur Bekmambetov, de origen kazajo (Kazajistán), que a su vez también produjo junto con el famoso director norteamericano de cine oscuro Tim Burton la película animada "9".  Esta última película "infantil"  animada también está llena de simbología y mensajes esotéricos y masónicos.  Nota: vean la fecha en que se estrenó esa película... ¿casualidad?

6. Y por último, el uso del dios griego Apolo para hacer este viaje de fe, que como he explicado anteriormente no tiene nada que ver con el único y verdadero Dios, Creador de los cielos y la tierra, ni mucho menos con el Evangelio de Jesucristo, que se desea defender en este campamento.

Según el testimonio de los apóstoles y profetas del Nuevo Testamento, Jesucristo es el Espíritu de la profecía, y Él no tiene nada, pero nada que ver con el espíritu de la falsa profecía entregada y promovida por Apolo.  Tratar de edificar una Fe mezclando a Jesucristo con Apolo es como tratar de mezclar agua con aceite o unir la luz con las tinieblas, es sencillamente tratar de anunciar el Evangelio con un yugo desigual.  La enseñanza apostólica es clara: "¿qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?... ¡Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquen lo inmundo; y los recibiré" (2Cor. 6:14-7:1).

Y según un miembro del personal que trabajará en este campamento y el diseñador del afiche, el texto lema para este campamento es 1Pedro 3:15 "estén siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo aquel que les demande razón de la esperanza que hay en ustedes", por lo cual el tema general del campamento será de corte apologético y esa fue la razón que los guió a tomar el nombre de Apolo, por la composición de Apolo-gético.  Pero lo uno no tiene nada que ver con lo otro. ¡Bíblicamente hablando, no hay ninguna manera de unir al dios Apolo de Grecia y de la NASA con la apologética cristiana!

La apologética viene de la palabra griega apología que designa la posición de defensa militar contra un ataque, defender una creencia o acción; y que en la teología es considerada una rama del conocimiento, que persigue la defensa de la fe o de una causa. Pero no tiene nada que ver con el dios griego de la profecía o de los oráculos de Delfos. La única referencia bíblica con la apologética y Apolo, es porque podemos encontrar el caso de un hermano de trasfondo judío, que el apóstol Pablo se encontró durante su viaje misionero a Efeso (Hch. 18:24-28); pero éste no es el Apolo de la mitología griega ni de la NASA. Así que, nuevamente nos encontramos con un uso errado de las Escrituras, que distorsiona la verdad de la Palabra de Dios.

La forma sustantiva de apología (Strong: 627: súplica, declaración, defensa; raíz griega: apo= de, desde; logos= palabra, lógica, razonamiento) en el Nuevo Testamento, la podemos encontrar en pasajes, tales como: Hch. 22:1 - "mi defensa"; Hch. 25:16 - "hacer su defensa"; 1Cor. 9:3 - "mi defensa"; 2Cor. 7:11 - "vindicacion"; Fil. 1:7 - "defensa del evangelio"; Fil. 1:17 -  "defensa del evangelio"; 2Tim. 4:16 - "mi primera defensa"; 1Pe. 3:15 - "listo para hacer defensa."

Y la forma verbal de apologeomai (Strong 626: defender, hacer defensa, defenderse) la podemos encontrar en pasajes, tales como: Luc 12:11; 21:14; Hch. 19:33; 24:10; 25:8; 26:1-2; 26:24; Rom. 2:15; 2Cor. 12:17.


CONCLUSIÓN:
Este breve paréntesis personalmente me ha ayudado a encontrar algunas relaciones con el tema que nos ocupa y ocupará las próximas entregas sobre la ciudad del Águila y su relación con el sistema babilónico mundial o también conocido como el Nuevo Orden Mundial promovido desde los Estados Unidos de América, que en futuras entregas compartiré por este medio.

Es mi oración, que también ayude a los organizadores y productores del campamento cristiano "El viaje de tu fe" a reconsiderar seriamente el uso de toda la simbología, numerología y mensajes de trasfondo masónico-ocultistas inherentes en el afiche o logo del mismo.  Mi exhortación es que no podemos poner fuego extraño en el altar del Señor, en especial cuando se trata de edificar la Fe basada en la verdad de la Palabra de Dios.  Mi exhortación es que no rechacen el conocimiento que por este medio les comparto, con mis mejores deseos y propósitos que no son otros que bendecir y edificar sus vidas y ministerio.

Debo advertirles que el uso de la simbología en el ámbito espiritual es cosa seria.  En este blog he dicho que el lenguaje del mundo espiritual es la simbología, y los agentes del reino de las tinieblas y de lo oculto lo saben perfectamente bien y lo usan con calculada precisión, como lo vimos en este breve estudio y en próximos estudios lo veremos aplicado a la arquitectura y diseños de ciudades.  El reino de las tinieblas sabe  muy bien lo que hace, la Masonería mundial y los Illuminati saben lo que hacen y la agenda que persiguen.  No cometan el error que por ignorancia usen símbolos y diseños creados bajo inspiración demoníaca, para lograr fines "cristianos", que puedan dar gloria a Dios.  ¡El Señor no lo va a aceptar ni lo va a tolerar!  Él no acepta fuego extraño ni lo sacrificado a ídolos o lo que sea inmundo o contaminado.  Por ignorancia pudieran invocar fuerzas espirituales que pueden dañar seriamente el presente y futuro de vuestro ministerio y las vidas de esos niños y jóvenes cuyos padres están colocando bajo vuestro cuidado.

Ahora ya no están en ignorancia.  Ahora ustedes conocen parte del trasfondo de la ciencia detrás de toda la simbología, numerología y mensajes ocultos presentes en ese afiche y el logo del campamento.

Yo salvo mi responsabilidad delante de Dios...

En la próxima entrega retomaremos nuestro análisis histórico de la ciudad italiana del Águila.


FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
Programa Apolo de la Nasa (en inglés)
Programa Apolo de la Nasa
Apollo 18
Apollo 18 the movie
Etimología de la letra A
Apolo
La constelación de Orión
Numerología
Manual de numerología
Los números y el tiempo de Dios
Apologética en Wikipedia (en inglés)
Apologética en el Nuevo Testamento (en inglés)
Apología en el Nuevo Testamento
Strong James (2002), Nueva Concordancia exhaustiva de la Biblia, Editorial Caribe, Miami, EUA.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
El espíritu de Grecia II
Cuatro puertas de influencia mundial
El vuelo del águila
La ciudad del águila
La marca de la Bestia
La Biblia y las profecías del 2012

17 de julio de 2012

LA CIUDAD DEL ÁGUILA II

LA  CIUDAD DEL ÁGUILA
Breve Historia de la ciudad de L'Aquila
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

En la Primera parte de este tema comparto cómo el Espíritu del Señor me guió, junto con mi equipo misionero, a interceder por la ciudad del Áquila (L'Aquila en italiano).  Si desea comenzar leyendo esa primera crónica, puede hacer click aquí.

Ahora en esta segunda entrega, antes de proseguir con las crónicas de nuestra intercesión en la ciudad del Águila, quiero compartir una muy breve y resumida historia de la ciudad del Águila (L'Aquila en italiano), que nos va a introducir ligeramente a esta interesante y enigmática ciudad.

HISTORIA OSCURA CON FUTURO BRILLANTE
Mapa antiguo de L'Aquila
No es mi interés, y estoy seguro que ni el de mis lectores, embarcarnos en un estudio exhaustivo sobre los orígenes de la ciudad; pero puedo decir aquí que por ahora, al escribir esta entrega, conservo dos versiones sobre el origen o la fundación oficial de la ciudad.

Una versión "oficial" amparada por el gobierno de Italia y soportada por la "santa sede" en Roma, que es a la que se le ha dado mayor promoción; y la otra versión, un poco más conspirativa y que riñe con los intereses políticos, económicos y religiosos del Vaticano entonces y también ahora...

Ambas versiones sobre el origen de L'Aquila coinciden con su remoto pasado, aún hasta la Era del Bronce y su relación con la orden de los Cistercienses y la de los Templarios.

La versión "oficial", dice que fue el rey Conrado IV, hijo del rey Federico II, quien fundó la ciudad entre los años 1254 a 1266.  Conrado IV tenía sobre sí, como era costumbre en la época, varios títulos reales: era rey de Jerusalén, de Alemania y de Sicilia.

Pero el padre y el abuelo de Conrado IV no gozaron de la simpatía del papado, pues su familia la casa de Hohenstaufen de Suabia, reñía con los intereses políticos, económicos y religiosos de Roma.

La versión "conspirativa", dice que fue realmente el padre de Conrado IV, el rey Federico II (1194-1250), quien con un proyecto ambicioso fundó la que sería conocida como la capital de los Abruzos, pero con miras a destronar la importancia geo-política y religiosa de la capital del papado: Roma.

Así que, con Federico II El Águila nacería como la antí-tesis de Roma.  Y esa sería la razón por la cual no hay registros oficiales debidamente firmados ni sellados en los archivos históricos de la ciudad.  Y la causa, por la cual, las "autoridades oficiales" han optado por darle la autoría de la fundación de la ciudad al hijo de Federico II y no a él mismo, pues éste perseguía un sueño imperial de crear una "Nueva Roma", que evidentemente amenazaba las ambiciones hegemónicas que el Vaticano pretendía para la época.

Federico II, que no solo era el archienemigo de los poderes enquistados en Roma, también había participado en las cruzadas en Tierra santa, quiso que su nueva ciudad, su "Nueva Roma", tuviera como modelo la Ciudad santa: Jerusalén.

En su libro "la Revelación del Águila" (versión original en italiano: "La Rivelazione dell 'Aquila" ), Luca Ceccarelli  y Paolo Cautilli dicen que Federico II "luchó toda la vida siguiendo el sueño de gobernar un gran imperio unido bajo el emblema de una “Nueva Roma”, es decir, de fundar una nueva capital en el corazón del imperio con una sede papal adjunta, para dar forma a su visión del Estado ideal: el replanteamiento del concepto de un Sacro Imperio Romano revitalizado y reconstruido en un estado laico que unificara a todos los pueblos y que, a diferencia del primero tuviera fundamentos espirituales más que políticos y económicos; un estado auténticamente sagrado y auténticamente imperial que habría hecho realidad el antiguo sueño de un reino celestial en la tierra. Un único gran Estado-Iglesia que paralelamente empuñara la espada del poder temporal e hiciese cumplir libremente las leyes espirituales sin necesidad de intermediarios con El Divino (una decisión inquietante para Roma), una seria amenaza que repercutía sobre la supremacía de aquellos pontífices que durante la edad media fueron los más politizados de la milenaria historia vaticana".

Ese parece ser el futuro brillante que el rey suabio Federico II tenía en mente y que posteriormente su aliado religioso, el monje Pedro Angeleri (1215-1296), luego conocido como el papa Celestino V, luego llevaría a cabo, con la colaboración más tarde del rey Conrado IV.

NUEVA ROMA Y NUEVA JERUSALÉN
La verdad es que la ciudad del Águila trae consigo un pasado y presente muy secreto y enigmático, que como hemos visto, parte desde sus mismos orígenes, pero que el Rey de las naciones, le ha placido poco a poco revelar, para que Su pueblo, en especial aquellos que interceden día y noche delante de Su trono, puedan adquirir ciencia, inteligencia y sabiduría, que puedan usar en sus oraciones, para desbaratar los planes del reino de las tinieblas que todavía sigue operando tras los reyes y reinos de este mundo.

Si aceptamos que fue el rey Federico II y no su hijo, como el fundador de la ciudad del Águila, muchos secretos, enigmas y misterios, tanto pasados como presentes, comienzan a encajar.  Y de eso vamos a hablar en próximas entregas.

Pero por ahora, como mencioné arriba, podemos ver que hay una estrecha relación entre la ciudad con la orden Cisterciense o del Cister, la de los Caballeros del templo o Templarios y la creada por el papa Celestino V la de los Celestinos, todas ellas creadas o con gran influencia durante los siglos XI al XIII.  ¡Ya esto es un gran tema!

Federico II participó en la V cruzada (1217-1221) enviando tropas alemanas y él mismo en la VI cruzada (1228-1239), en la que logró coronarse como rey de Jerusalén, mediante una alianza y tregua con el sultán Al-Kamil. Y estos hechos suponen que el rey suabio tuvo contacto y profundas relaciones con la orden de los Templarios, que para esas fechas mantenían campañas militares en la zona; y también explica la razón por la cual él quiso que su "Nueva Roma" tuviera como modelo la Ciudad santa, la "Nueva Jerusalén".

Pero esta "Nueva Roma" y "Nueva Jerusalén" no sería muy fiel a las mismas de trasfondo judeo-cristiano conocidas por nosotros, sino que su diseño y fin obedecerían más a directrices esotéricas, cabalísticas, gnósticas, astronómicas, astrológicas y humanísticas. Y por lo tanto, como veremos en las próximas entregas, encontraremos dentro de sus muros, edificios, iglesias, catedrales, plazas y fuentes, la afluencia, no pocas veces abrumadora, del uso de símbolos, números, diseños y arquitectura ocultistas que, como cualquier talismán o amuleto, persiguen la invocación de fuerzas "cósmicas" o espirituales que le permitan alcanzar el diseño y propósito para lo cual la ciudad fue creada.

En esta entrega voy a mencionar cuatro de los misterios o secretos que guarda esta ciudad, pero reservándome su mayor explicación para próximas entregas:
1. El uso intencional del símbolo del águila
2. El uso intencional de la división de la ciudad en cuatro cuadrantes, formando una cruz en su interior.
3. El uso intencional de los números 8 y 9 en muchas de sus obras o construcciones.
4. La perfecta alineación de las iglesias en la ciudad con la constelación del Águila.

En próximas entregas seguiremos analizando estos y muchos otros misterios, que durante tiempos de intercesión el Señor ha puesto en mi camino y he tenido que descifrar, para deshacer con el poder de la sangre, del Espíritu y el Nombre de Jesús las obras de las tinieblas que predominan en los reinos de este mundo.

Si quiere continuar con la Tercera entrega, haga click aquí...

FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
http://it.wikipedia.org/wiki/Storia_dell'Aquila
Breve historia de L'Aquila
Federico II
Conrado IV
Celestino V
La orden del Císter
La revelación del Águila, por Luca Ceccarelli y Paolo Cautilli, Editorial Il Capoluogo, 2009
El misterio de la ciudad gemela

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La ciudad del Águila I
La ciudad del Águila III
La ciudad del Águila IV
La ciudad del Águila V
El vuelo del Águila I
¡Cae la puerta del Águila!

10 de julio de 2012

LA CIUDAD DEL ÁGUILA

LA CIUDAD DEL ÁGUILA
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero


 En abril de este año se cumplieron 3 años del terremoto que sacudió la ciudad italiana del Águila (L'Aquila en italiano); y hoy, 10 de julio del 2012, de la reunión del Grupo de los 8 (G8), que también se dio en esa ciudad del 07 al 10 de julio del 2009. Y el Espíritu del Señor me ha inquietado nuevamente, para que continúe escribiendo y compartiendo con los lectores de este Blog, mis experiencias en la intercesión profética.

Antes de proseguir, aunque seré repetitivo (y pido disculpas por ello), deseo citar la crónica en la que relato cómo la ciudad del Águila entró en mi mapa ministerial y dentro de la agenda de intercesión profética que el Señor había puesto delante de mi y el equipo que me acompañaba...

DE LA ALHAMBRA (España) AL L'AQUILA (Italia)
 En diciembre del 2008 iniciamos la primera caminata de oración en la Alhambra y ese fue nuestro primer encuentro con el águila negro. Mi hijo Josué y yo fuimos al Pilar de Carlos V, que se encuentra camino a la entrada principal del palacio-fortaleza, como el Señor nos había indicado a ambos, por separado. Tanto en el Pilar como en el piso, al frente del mismo, se encuentra el escudo imperial de Carlos V con su águila negro bicéfala (Ver foto a la izquierda).

Las sorpresas no terminaron allí, pero no las narraré aquí por causa del tiempo y el espacio, además que están registradas en otras crónicas. Pero lo que más nos sorprendió, y cito aquí por causa del tema que nos ocupa, es que hicimos esta primera caminata juntos el 12 de diciembre del 2008 (Josué fue solo antes, el 06 de diciembre). Y a los cuatro meses, el 6 de abril del 2009, un terremoto golpeó severamente la ciudad del Águila (L’Aquila), en Italia. En un principio nos pareció mera coincidencia; pero luego los hechos posteriores demostraron que no era así. El 22 de abril, el papa Benedicto XVI fue a esa ciudad para visitar la tumba del papa Celestino V, considerado el papa maldito porque renunció al papado, a causa de la corrupción y lucha de poder en el seno del Vaticano.  Luego sabría, en julio, que fue él mismo, el co-fundador de la ciudad del Águila.

El 7 de julio de ese año, en medio de más temblores o réplicas sísmicas, se reunieron en la ciudad del Águila los líderes del G-8 o de los países más industrializados del mundo. ¿Qué hacían esos líderes mundiales tan importantes en una ciudad en ruinas y todavía en peligro por causa de las réplicas? ¿Por qué se reunieron en esta ciudad italiana y no en otras de mayor renombre, importancia o más seguras, como Roma o Milán? Ese mismo día, en Roma, el papa Benedicto XVI emitió ante el mundo su encíclica “Amor en verdad” (Caritas in veritates). ¿Por qué lo hizo ese mismo día que se reunieron los líderes mundiales? ¿Sería una de las manifestaciones de la mujer vestida de escarlata montada sobre la bestia de siete cabezas más el octavo? (Ap. 17:4-11).

Pero días después se evidenció que la coincidencia con el terremoto en la ciudad del Águila y nuestra caminata de oración sobre el escudo de Carlos V no solo estaba en la figura del ave presente en el escudo de ese rey; sino que el viernes 9 de julio, el día de la clausura de la reunión del G-8, el primer ministro de España le prometió al de Italia una ayuda de 50 millones de Euros para la reconstrucción de una fortaleza. ¿Cómo España le prometió a Italia unos recursos tan grandes cuando está atravesando una terrible crisis económica? ¿Por qué tanto interés en la reconstrucción de esa fortaleza? La respuesta vino después a través de las notas periodísticas. La fortaleza a la que hacía referencia el presidente español se encuentra en el monte más alto de la ciudad y fue construida por Carlos V, como parte de una amplia red de fortificaciones que se construyeron en el territorio dominado por la Corona española durante el siglo XVI, y por lo cual es conocida como la “Fortaleza española” (ver primera foto arriba).

A raíz de estas experiencias, el Señor me mostró que viene un segundo “terremoto” contra la bestia babilónica. Como he mencionado en entregas previas, entre 1998 a 1999, cuando oré junto con mi familia en la ciudad de New York, el Señor me mostró que Él le daría un duro golpe al poder político-económico de esta bestia. Ahora, entre el 2008 al 2009, Él me mostró que le dará un certero golpe al poder político-religioso, que resultará en la liberación espiritual de España, de los países de Europa y de América.

Considero que el Vaticano y los líderes mundiales lo han percibido, por eso todos esos últimos eventos en el 2009, en la ciudad del Águila, en Italia.  La red o telaraña espiritual de tinieblas se está rompiendo y por esa razón, en los últimos cuatro años, el Señor me guió, junto con mi equipo de intercesores, a orar en la ciudad de Granada, Roma, Grecia y Jerusalén, para romper todo sello y pacto que tenga atado a las naciones de Europa y del mundo. ¡Granada es y será una Puerta de bendición y salvación a las naciones, conforme a la palabra que el Espíritu del Señor me dio en el año 2007!

Es decir, ¡El Señor nos conectó desde la Fuente de Carlos V, en Granada, España, con la Fortaleza española construida también por Carlos V! Oramos contra el espíritu/principado del águila-negro en Granada, en España y el Señor nos conecta con la ciudad del Águila, en Italia. ¡Eso fue sencillamente asombroso! Y el Espíritu nos guió a ir de la fortaleza de la Al-hambra, en Granada a la fortaleza española en L'Aquila (el Águila), a 50 kilómetros de Roma. Y estas experiencias son las que voy a compartir en las próximas entregas...  

Si desea continuar con la Segunda entrega, puede hacer click aquí...

ARTÍCULOS RELACIONADOS: