5 de mayo de 2012

LA MARCA DE LA BESTIA IV

LA MARCA DE LA BESTIA Cuarta parte
Desarrollo histórico de la marca de la bestia
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN
Este es la Cuarta parte de este mensaje, en la Primera parte, introduje al lector en la identificación de lo que considero es la Segunda bestia o también llamada en el Apocalipsis de Juan, como el Falso profeta (Ap. 16:13-14). Y vimos que la nación de los Estados Unidos de América encaja en la descripción dada en Apocalipsis 13:11-18. Y luego procedí a desentrañar los misterios y secretos detrás del sello de los Estados Unidos de América y su relación con el fatídico número 666, para luego dedicar brevemente nuestra atención en el código de barras creado y promovido desde esa misma nación a nivel mundial. Si desea comenzar a leer este mensaje desde su Primera parte, puede hacer click aquí.

En la Segunda parte, le prestamos mayor atención a la enseñanza bíblica sobre la Segunda bestia y su marca, para finalmente adentrarnos en su presente versión en el escenario mundial, mediante el uso del código de barras. Si desea leer la Segunda parte de este mensaje, puede hacer clicl aquí.

Y en la Tercera parte, estudiamos el contexto histórico de la profecía, específicamente la del Apocalípsis y su aplicación a nuestros tiempos; analizaremos los propósitos por los cuales existe el ministerio profético; para de último culminar con el papel de los Estados Unidos de América, como el entre que cumple con la descripción de la Segunda bestia, en el desarrollo del Sistema Babilónico Mundial o lo que también es conocido como el Nuevo Orden Mundial.  Si desea leer la Segunda parte de este mensaje, puede hacer click aquí.

Ahora en esta Cuarta y última parte, por ahora, vamos a estudiar el desarrollo histórico de la marca de la bestia y su más reciente o actualizada implementación, por medio de lo que se conoce como el micro-chip, biochip o Identificación por Radio-frecuencia (Radio-Frecuency Identification, RFID).

DESARROLLO HISTÓRICO DE LA MARCA DE LA BESTIA
Dispositivo de identificación por radio-frecuencia (RFID)
La idea de publicar este mensaje surgió hace dos semanas cuando llegó a mi correo un mensaje que anunciaba una noticia vieja: que en el año 2010 la administración del actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, había pasado una ley y aprobada por el congreso, para que a partir de marzo-abril del 2013, se implementara un Reforma sanitaria (Health Reform, H.R., HealthCare Bill 3200) que incluye la colocación de un biochip o RIFD (en sus siglas en inglés) en todos los ciudadanos de esa nación como una  una medida de "seguridad médica"...

Dicha Reforma/Ley contiene más de 1,000 páginas que evidentemente ningún ciudadano común se dedicará a leer ni mucho menos a analizar, pero dentro de las propuestas se establece, en la Sección 2521, página 1,000, el establecimiento de un "Registro Nacional de Dispositivos Médicos".

¿Para qué es ese "Registro"?
Bueno, en la ley HR 3200 lo explican de esta manera: "El Ministerio [de salud] establecerá un registro nacional de dispositivos médicos, para facilitar el análisis de los datos resultantes y la seguridad de cada dispositivo que -"(A) sea o haya sido usado en un paciente; "(B) y sea -"(i) un dispositivo de clase III; o "(ii) un dispositivo de clase II que sea implantable, de soporte o sustento de vida".  Es decir, todo ciudadano estadounidense, que permita la colocación de un dispositivo RIFD en su cuerpo, quedará registrado en un archivo nacional donde el Estado podrá llevar un registro de todos sus datos personales, sus transacciones médicas, financieras, y pare usted de contar lo que en el futuro ellos quieran luego legislar...

¿Qué clase de datos quieren analizar o accesar?
"El término "datos" se refiere a la información referente al dispositivo descrito en el párrafo 1, incluyendo datos de órdenes médicas, datos de consultas de los pacientes, archivos de análisis estandarizados que permitan la estadística y análisis de datos procedentes de diferentes entornos de datos, registros electrónicos de salud, y cualquier otra información considerada apropiada por el Ministerio".  Esto, evidentemente, será el comienzo, la cara buena de la ley, luego podrán acceder a "cualquier otra información considerada apropiada por el Ministerio", entiéndase el Estado...

¿Qué es un dispositivo clase II?
Aprobado por la FDA [Food and Drug Administración, Departamento estatal que regula todo lo concerniente a la comercialización de alimentos y medicinas], un dispositivo implantable de clase II es un "sistema transponedor de radio-frecuencia [RFID] implantable para la identificación del paciente y la información de su salud". [Negritas e itálicas mías].  El Estado podrá ubicar a sus ciudadanos dondequiera estos estén y podrá acceder, electrónica o digitalmente, a cualquier transacción médica, financiera o comercial que estos hagan, tanto dentro como fuera de su territorio.  Ahora si éste es el dispositivo clase II ¿qué hará o cómo será un dispositivo clase III?

Si lo desea, puede ver el vídeo que me llegó a mi correo y que despertó mi inquietud y el deseo de compartir este mensaje con ustedes, para alertar a la Iglesia de Jesucristo sobre esta ley única en la historia de la humanidad, que establece un serio y muy delicado precedente, pues nos acerca aún más al cumplimiento profético que hemos venido estudiando en este mensaje:


Muchos dirán, y con razón: --pero esto no es nuevo, ya el biochip se viene implementando en diferentes campos (político, militar, economía, ciencia, etc.), a diferentes personas (presidentes, dignatarios, fuerzas especiales, empresarios o magnates, etc.) y en diferentes países (EUA, México, Brasil, Europa, etc), desde hace ya bastante tiempo--.  Sí, es cierto, pero por primera vez en la historia, una nación legisla para que a todos sus ciudadanos (sin distinción de edad, sexo, raza o religión) se les implante este biochip, como se esperaba, como una "sana y buena medida de seguridad y de salud" para sus habitantes...

Ahora me pregunto ¿cómo llegamos aquí?
Un error que muchas veces se comete es ignorar el proceso histórico del desarrollo profético.  Y por eso, no pocas veces, muchos estudiosos bíblicos caen en la trampa ingenua de pensar que ellos son los primeros o los únicos en predecir eventos, que ya se han predicho o anunciados cientos de veces.  Considero que ese error tiene su base principalmente, porque se asume el proceso de interpretación bíblica que piensa que el libro de Apocalipsis fue escrito primariamente para la iglesia de nuestros días.  Este y otros temas bíblico-teológicos los toco en la Tercera parte de este mensaje.

Por ejemplo, muchos se sorprenden cuando hay una serie de terremotos o desastres y piensan y declaran ¡Oh, estamos cerca del fin!  Pero se les olvida que en el registro histórico aún han podido haber terremotos y aún desastres peores que los que nosotros hemos visto en nuestros días.  Y lo mismo hacemos con guerras, señales en el cielo, etc., que el Señor nos ha dejado como señales del fin.

Si tomamos como base la profecía de Daniel, técnica y bíblicamente, el tiempo del fin comenzó con la primera venida del Mesías, nuestro Señor Jesucristo, quien cumplió, en su tiempo en la tierra y aún después de Él, con decenas si acaso no cientos de profecías bíblicas registradas en el Antiguo Testamento.  Pero algunos siguen esperando el tiempo del fin para el futuro...  En fin, hay muchas distorsiones y malos entendidos que lamentablemente, lejos de aclarar, lo que han hecho es oscurecer el tema de la profecía bíblica.  Y personalmente creo que en muchos casos esto ha sucedido por bien intencionadas personas, pero por otro lado, también creo que ha sido por causa de agentes del reino de las tinieblas, miembros de sociedades secretas, que estuvieron bajo influencia demoníaca de espíritus de error y engaño, para darles algunos ejemplos, el señor Charles Russell, fundador de la secta de los Testigos de Jehová, fue un masón de grado 33, lo mismo que José Smith, fundador de los Mormones; y otros fundadores de otras sectas seudo-cristianas o abiertamente ocultistas.

Ahora lo que yo me pregunto desde hace muchos años es ¿por qué predicadores y profetas norteamericanos siempre están esperando a la bestia y al anticristo fuera de los Estados Unidos y lucen tan ciegos en cómo opera el reino de las tinieblas en y desde esta nación; y se hacen los ignorantes o ciegos ante el rol y las acciones malignas que esta nación ha desempeñado en los últimos 300 años? ¿Por qué grandes y famosos predicadores norteamericanos se hacen la vista ciega ante el conocimiento y hecho histórico que la mayoría de los fundadores de esa nación eran masones?  ¿Será que la masonería ha estado infiltrada dentro de las iglesias protestantes y evangélicas más de lo que sus líderes norteamericanos han querido reconocer o han querido informar?  Yo me pregunto, ¿será que mucha de la teología y escatología evangélica, cuyo origen es estadounidense, obedece más a una agenda o intereses masónicos infiltrados dentro de esta iglesia?  Esta pregunta es ruda y conflictiva ¿Será que habrá algún cristiano y ciudadano norteamericano suficientemente honesto y valiente como para investigar este tema y publicarlo?  Por lo menos el hermano Gary H. Kah ha denunciado la conspiración desde el "establecimiento" del gobierno norteamericano.  Y una gran cantidad lo han hecho desde el seno de la Iglesia Católica Romana; pero, ¿qué de la iglesia protestante y evangélica? ¿Habremos sido infiltrado desde hace años por agentes de la francmasonería u otras sociedades ocultas?  ¿Porque hay tan poco escrito al respecto?

Pero habiendo dejado sus mentes con grandes interrogantes, prosigamos con el desarrollo histórico de la profecía, pues quiero que abandonemos esa actitud o mentalidad ingenua, que muchas veces raya en la ignorancia en muchos círculos evangélicos.  Estimado lector, la Biblia enseña clara y reiteradamente que en los postreros tiempos nos enfrentaremos a un poderoso espíritu de mentira y engaño (2Tes. 2:9-12; Ap. 13:13-14); y la principal advertencia que nos dejó nuestro Señor fue que ¡tengamos cuidado que nadie nos engañe! (Mt. 24:4,5,11,23-24).

Personalmente no creo que esta sea la última manifestación de la marca de la bestia; pero si se implementa esta ley, entonces sí se está dibujando una clara y muy fuerte línea para la verdadera Iglesia de Jesucristo, que muy probablemente nos indicará un antes y un después, y un punto de no retorno.  Y sí, como hemos visto en previas entregas, la marca y el número de la bestia ya viene circulando desde hace años; pero por primera vez en la historia una nación, y no cualquier nación (¡los Estados Unidos de América!), ha legislado, ha establecido ya una ley, para que todos sus ciudadanos expongan sus cuerpo, para que sean marcados como ganado, de manera que puedan ser vigilados y controlados por fuerzas y agentes, que la mayoría de sus habitantes no tienen ni idea de su origen, intereses y agenda.  Hasta ahora, hemos sido forzados por el sistema a usar un número para nuestra identidad, para nuestras tarjetas de débitos y créditos, para comprar y vender con un código de barras; pero ahora se nos pretende tocar, se nos quiere marcar, se quiere invadir a nuestros cuerpos.  Si usted no ve esta acción más cerca al cumplimiento de  Apocalipsis 13:16-18, entonces usted debe pasar por un proceso de liberación, para que sea libre de espíritus de estupor, mentira y engaño que nublan su capacidad de pensamiento y análisis...

¿Ha habido otras marcas en la Biblia y en la historia?
Claro que sí, y eso precisamente es lo que quiero que veamos, que ha habido un proceso divino de marcar y poner señales de parte de Dios; pero que Satanás, como adversario, imitador y usurpador, ha querido implementar también una secuencia, un proceso lento, pero seguro de acondicionamiento y adoctrinamiento mental, para que aceptemos como normal y hasta beneficioso una ley y acción contraria a lo que enseñan las mismas Sagradas Escrituras y lo que Dios originalmente ha deseado para la humanidad.

El primer marcado en la historia fue Caín, a quien Dios le puso señal para librarlo de una muerte segura (Gén. 4:15); Dios mandó a Abraham y a su descendencia que tuvieran la señal de Su pacto: la circuncisión (Gén. 17:11-14; 21:4); el proceso de liberación de Israel de mano de Egipto, Dios mandó a marcar las casas de los israelitas con la sangre del cordero pascual (Éx. 12:13-14); Dios también mandó a los hombres de su pueblo a atarse Su Palabra como señal en su mano derecha y en la frente (Dt. 6:4-9); en otra oportunidad Dios le mostró al profeta Ezequiel cómo envió a seis (6) ángeles a marcar a todos los que estaban en Jerusalén y el templo, que clamaran ante Dios; y a matar a aquellos que no tenían Su señal en sus frentes (Ez. 9:4-6).  En el Nuevo Testamento, Dios sella a los que creen al Evangelio de Jesucristo con el Espíritu Santo (Ef. 1:13, 4:30); en Apocalipsis, Dios manda a Su ángel a sellar a 144,000 creyentes con Su sello (Ap. 7:2-4); en la quinta trompeta los hombres que tenían el sello de Dios no serían heridos, solamente aquellos que no tenían Su sello en sus frentes (Ap. 9:1-4).  Pero, por otro lado, al final de los tiempos, en nuestros tiempos, Satanás y sus bestias (queriendo ser como Dios) también se encargarán de sellar a los suyos (Ap. 13:16-18; 14:9,11; 15:2; 16:2; 19:20; 20:4).

Judíos han sido marcados con signos, como tablas de la Ley, sombreros, números, círculos y estrellas amarillas
Históricamente también hemos podido observar un paulatino proceso de marcado, primeramente a los cristianos, a los judíos y últimamente a aquellos que acepten entrar bajo el gobierno y reino de las bestias y el dragón.  A los cristianos de la antigua Roma los marcaban con una cruz; los judíos de España y Europa medieval fueron marcados con signos variados, tales como: tablas de la Ley, círculos amarillos y sombreros puntiagudos; en la Alemania Nazi los judíos eran marcados con números en su brazo izquierdo y con una estrella de Salomón amarilla (ver ilustración arriba).  Y ahora bajo el Nuevo Orden Mundial, el enemigo ha cambiado su estrategia, para engañar a los incautos, ahora, va a marcar (con su sello y su número) a los están bajo su reino y de acuerdo a sus leyes y agenda globalista; y los "enemigos del Estado" serán los que no se dejarán marcar.  Los marcados se sentirán seguros y bien protegidos bajo el imperio de las bestias, ignorando que su final será muerte y destrucción eterna (Ap. 19:19-21; 20:11-15).

¿Sabe la historia del dinero?
Barras de oro y plata, Dólar de plata, billete de Dólar, Tarjeta de crédito, Micro-chip
Con el dinero ha pasado algo parecido que con el proceso de marcar, en la antigüedad la gente comerciaba directamente con los productos de sus labores, lo que se llama el sistema de trueque; luego, paralelo al trueque, al oro, la plata y a otros metales y piedras preciosas se les daba un valor y con ellos se podía comprar bienes o productos; más tarde, los imperios y reinos comenzaron a acuñar o marcar piezas de metales preciosos, especialmente al oro, la plata y al bronce, e hicieron monedas con la imagen o señal del rey o emperador de turno, que llamarían monedas; al descubrirse la imprenta, reinos y naciones también comenzaron a imprimir "papel-moneda", que representan un valor monetario basado en la cantidad de oro o plata que posea dicha nación.  A mediados del siglo XX d.C. (1944, Bretton Woods) surge una medida monetaria y financiera que legisla que el Dólar americano tendría el mismo valor del oro, con lo cual esa moneda se convirtió virtualmente en la moneda de transacción comercial y financiera a nivel mundial.  Años más tarde, el Chase Manhattan Bank (que ya a principios de 1900 puso en circulación su "tarjeta profesional"), comenzaría a operar ampliamente con la figura de una tarjeta de crédito, siendo actualmente las principales operadoras: Visa, MasterCard, American Express y Dinners Club.  Las tarjetas de créditos dieron base para las tarjetas de débitos, que siempre han trabajado juntamente con el código de barras o codificaciones numéricas, hasta que a principios del siglo XXI se inicia el uso de microchips, siendo la compañía Verichip, subsidiaria de Applied Digital Solutions, la primera en recibir permiso de la FDA para su comercialización y uso en seres humanos, principalmente, por ahora, para usos de actividades médicas, como bien lo establece la presente ley HR 3200; pero que permitirá virtualmente conocer si el paciente tiene seguro médico y está en condiciones de pagar o usar los servicios médicos requeridos.

Pero, como dije anteriormente arriba, el microchip ya se viene usando en otros campos además del de la salud, tales como la seguridad, el ejército y control de animales salvajes y domésticos.  Vea el siguiente vídeo elaborado en México, donde ya se está usando el microchip para muchas de estas funciones y campos de la sociedad:

Así que, finalmente llegamos a este siglo XXI usando el código de barras para usos comerciales y financieros, y con la real posibilidad que, dentro de pocos años, sea legislado su uso, para todos los ciudadanos, ya no sólo de los Estados Unidos de América sino también en el resto de las naciones, dentro de nuestro mundo cada vez más "globalizado".

¿QUÉ ES UN BIOCHIP O UN RIFD?
Ahora para culminar, veamos que es un microchip:
"Es el uso de un sistema inhalámbrico sin contacto, que utiliza campos de radiofrecuencia electromagnética para transferir datos desde una etiqueta pegada a un objeto, para los fines de identificación automática y de seguimiento. Algunas etiquetas no necesitan batería y son alimentados por los campos electromagnéticos que se utilizan para leerlas. Otras utilizan una fuente de alimentación local y emiten ondas de radio (radiación electromagnética a frecuencias de radio). La etiqueta contiene la información almacenada electrónicamente, la cual se puede leer desde arriba a varios metros de distancia.  A diferencia de un código de barras, la etiqueta no necesita estar dentro de la línea de visión del lector y puede estar introducido dentro de un objeto detectable".

También en Wikipedia podemos saber cómo es un microchip de la compañía Verichip, "Se trata de un nano-chip que contiene informaciones relativas a su portador humano, que le han sido grabadas, y que pueden recuperarse por un sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID), con un tamaño aproximadamente el doble de la longitud de un grano de arroz, el dispositivo se implanta normalmente por encima de la zona de los triceps de una persona, en su brazo derecho. Una vez escaneado usando la frecuencia correcta, el VeriChip responde con un número único de 16 dígitos, que puede ser vinculado con información sobre el usuario, y almacenada en una base de datos para verificación de identidad, acceso a los registros médicos y otros usos. El procedimiento de inserción se realiza bajo anestesia local en la consulta de un médico y una vez insertado, es invisible a simple vista".
Repito, este dispositivo puede que no sea la versión final de la marca de la bestia, profetizada en Apocalipsis 13:16-18; pero hasta la fecha, es lo más cerca a la descripción bíblica sobre la misma.  Y considero que sabiamente debemos considerar las implicaciones de recibirlo en nuestros cuerpos.

Es posible que esta ley sea revertida y no se aplique; pues parte de la estrategia del enemigo es pulsar el ánimo de la gente, para ver cuán receptiva está la gente a este tipo de decisiones; y exponer o ridiculizar a aquellos que daban por cierto un evento, que luego resultó ser falso o que no sucedió. También es posible que esta ley se aplique lentamente, no de manera forzada ni impuesta, para no generar pánico en la población.  En fin, puede haber un sin números de escenarios y posibilidades, pero recordemos que estamos lidiando con un gran poder engañoso, que persigue una agenda, y ya sea más temprano o más tarde, la va a querer ejecutar:  establecer un Gobierno babilónico mundial.

Mientras me preparaba para escribir esta última parte de este mensaje, venían a mi mente, y una otra vez, dos fábulas populares:
1.  La del sapo que cayó en un pote/olla llena de agua que estaba sobre un fuego, que al principio no veía el peligro inminente, pero el agua poco a poco se iba calentando, mientras el sapo se acostumbraba a la temperatura que el agua adquiría, hasta que fue demasiado tarde y el agua hirvió, y con ello el sapo murió.
2.  Y la otra fábula del niño que quiso molestar a sus vecinos mintiéndoles que había un lobo entre el rebaño de las ovejas, a lo cual los vecinos salían al campo asustados para capturar o ahuyentar al lobo.  El niño hizo lo mismo una y otra vez, hasta que los vecinos se cansaron y un día, cuando el niño realmente vio el lobo y quiso avisarles a sus vecinos, estos ya cansados se sus continuas burlas y engaños anteriores, no le prestaron atención, y el lobo hizo gran daño y destrucción entre el rebaño de las ovejas.

A mi me da la impresión que el enemigo viene aplicando estas estrategias, y tanto en la iglesia como en la sociedad en general, ya la gente no le presta mucha atención y cuidado a situaciones de inminente peligro como éstas, y luego pueden caer presa de gran daño, dolor y muerte.  Recordemos que la mayoría de los cristianos católicos y protestantes alemanes respaldaron al gobierno de Adolfo Hitler; y los judíos que murieron en el Holocausto no se percataron del inminente peligro, sino cuando ya estaban entrando o estaban dentro de las cámaras de gas o estaban ante un paredón para ser fusilados...

No en balde nuestro Señor Jesucristo también nos dejó dos parábolas que deben caracterizar la vida y el corazón de todos aquellos que anhelamos y esperamos por Su Segunda venida, las cuales podemos leer, y le invito que lo haga, en Mateo 25:1-30.  Y les dejo la repetida advertencia que el Señor les dejó a Sus discípulos, en Mateo 24:4:
¡MIREN QUE NADIE LES ENGAÑE!


CONCLUSIÓN
Una vez más, pido disculpas a los lectores por la extensión de este mensaje y sus entregas, pero no me ha animado otra razón, sino la de informarles lo mejor posible, dentro de la brevedad que nos permite este medio de comunicación.

Y una vez más le animo a re-leer las Sagradas Escrituras, que re-examine mucha de su teología o doctrinas escatológicas (sobre los últimos tiempos), sobre todo aquellas que son el resultado del sistema dispensacionalista de interpretación bíblica, que, según mi humilde opinión, adulteran las Escrituras y generan mucha confusión y engaño.

Creo que a partir del 2013 (Apocalipsis 13 profetiza la aparición de las bestias, y el número 13 representa la rebelión), si se ejecuta esta ley aprobada por la administración del actual presidente Barack Obama, se estará dibujando una clara y gruesa línea para la verdadera iglesia de Jesucristo, primeramente para la que está en suelo norteamericano, y luego a la que está en el resto de las naciones, para que estemos mejor apercibidos.  Si fallamos en discernir y entender los tiempos que vivimos, sufriremos, juntamente con nuestros hijos y nietos, las consecuencias de semejante error.

Dios les siga bendiciendo y unamos nuestras voces a las del Espíritu que dice (Ap. 22:17):
¡Ven, Señor Jesús!


FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
En Inglés:
http://waysandmeans.house.gov/media/pdf/111/AAHCA09001xml.pdf
Sistema monetario internacional
Origen y usos de microchips, Verichip


ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La marca de la bestia
La marca de la bestia II
La marca de la bestia III
La Biblia y las profecías del 2012Los números y el tiempo de Dios

LA MARCA DE LA BESTIA III

LA MARCA DE LA BESTIA Tercera Parte
La Bestia y la Gran Babilonia: 
El Sistema del Nuevo Orden Mundial
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero


INTRODUCCIÓN
Este es la Tercera parte de este mensaje, en la Primera parte, introduje al lector en la identificación de lo que considero es la Segunda bestia o también llamada en el Apocalipsis de Juan, como el Falso profeta (Ap. 16:13-14). Y vimos que la nación de los Estados Unidos de América encaja en la descripción dada en Apocalipsis 13:11-18. Y luego procedí a desentrañar los misterios y secretos detrás del sello de los Estados Unidos de América y su relación con el fatídico número 666, para luego dedicar brevemente nuestra atención en el código de barras creado y promovido desde esa misma nación a nivel mundial. Si desea comenzar a leer este mensaje desde su Primera parte, puede hacer click aquí.

En la Segunda parte, le prestamos mayor atención a la enseñanza bíblica sobre la Segunda bestia y su marca, para finalmente adentrarnos en su presente versión en el escenario mundial, mediante el uso del código de barras. Si desea leer la Segunda parte de este mensaje, puede hacer clicl aquí.

Ahora en esta Tercera parte,  vamos a estudiar brevemente el contexto histórico de la profecía, específicamente la del Apocalípsis y su aplicación a nuestros tiempos; analizaremos los propósitos por los cuales existe el ministerio profético; para de último culminar con el papel de los Estados Unidos de América, como el entre que cumple con la descripción de la Segunda bestia, en el desarrollo del Sistema Babilónico Mundial o lo que también es conocido como el Nuevo Orden Mundial.

EL CONTEXTO HISTÓRICO DE LA PROFECÍA
Babilonia cabalgando sobre la bestia
Antes de proseguir con nuestro tema considero que debemos detenernos, aunque sea brevemente, a analizar el contexto histórico de la profecía, en especial del Apocalípsis de Juan, que ha sufrido de tantos malos entendidos y malas interpretaciones.

Antes que nada debemos partir que la profecía, como Palabra de Dios, sea hablada o escrita, siempre nos llega en la historia, en nuestra historia o en la historia de otro u otros.  En nuestro caso, el Apocalipsis de Juan, según los investigadores bíblicos, ocurre a finales del siglo I d.C., en plena persecución romana contra la emergente iglesia de Jesucristo, que ya se encontraba más allá de las fronteras de Judea y Palestina, llegando al Norte de África, el extremo occidental de Europa (España) y de Asia (India), cumpliendo así el mandato del Señor de "hacer discípulos a todas las naciones" (Mt. 28:18-20; Hch. 1:8).

Y este acercamiento bíblico-histórico es importante, porque podemos cometer el error de pensar que el Apocalipsis de Juan fue escrito directamente a nosotros, la iglesia del siglo XXI d.C.  ¡No, el Apocalipsis de Juan fue escrito primeramente a la iglesia del siglo I d.C!  Y partiendo de allí, nosotros tenemos que encontrar e interpretar si ese mensaje dado a la iglesia del Primer siglo, tiene implicaciones para nuestros días y aplicaciones para nuestro mundo de hoy.

Y por razones de espacio y de tiempo, lamentablemente, no puedo extenderme aquí sobre este aspecto tan importante, sino que lo tocaré muy brevemente, para explicar mi acercamiento al tema de la marca de la bestia que nos ocupa.  Pero sí le recomiendo que tome algo de su tiempo e investigue sobre el contexto histórico en el que Juan recibió los mensajes del Apocalipsis, pues ahora, hay mucho material en Internet; solo que debe filtrarlo con discernimiento espiritual.

Dicho lo anterior, y siguiendo nuestro tema, tenemos que preguntarnos cuando Juan recibió la Revelación del Señor Jesucristo ¿qué podía tener él en mente cuando vio estas bestias y todas estas imágenes tan misteriosas y perturbadoras?

Y aquí de manera particular, para dar base a lo que deseo compartirles en esta Tercera entrega, quiero que analicemos por ejemplo la figura o simbología de "Babilonia", que al apóstol-profeta Juan se le dice que es la "Gran Babilonia".  Decir que lo primero que a Juan se le pasaría por la mente al escuchar esa expresión, fue la ciudad de Roma, la capital del imperio de ese momento, sería como disparar al piso, es decir, no fallaríamos en esa conclusión.

Según la visión dada al profeta Juan, la gran ramera está sentada “sobre muchas aguas”, es decir tiene influencia y poder sobre muchas naciones. Y tanto los reyes de la tierra como los moradores de la tierra han fornicado con ella o se han embriagado con el “vino de su fornicación”. La expresión fornicación puede apuntar a dos interpretaciones: 1. al acto ilícito de tener relaciones sexuales antes del matrimonio. 2. a la depravación espiritual. Como pudimos ver en previas entregas, considero que en este caso la opción son las dos: esta mujer, que representa una organización, institución o ente humano, ha inducido a los reyes y moradores de la tierra a la depravación espiritual y a la inmoralidad sexual. Esto está en sintonía con el mensaje que los profetas del Antiguo Testamento dieron contra ciudades y naciones, principalmente contra Israel, Judá y Jerusalén (Israel y Judá: Jer. 3:1-11; Jerusalén: Ez. 16:1-43; Samaria y Jerusalén: Ez. 23:1-21; Israel: Os. 4:10-15; Nínive: Nah. 3:4). En todos estos pasajes se denuncia el abandono y la rebelión contra Dios y se le califica como fornicación y adulterio. Y como hemos visto anteriormente, los principales cultos que llevaron al pueblo israelita y al judío a la rebelión contra Dios fue el culto a Baal, a Astarot/Astarte, y a Moloc (Jue. 2:11-13; 10:6; 1Sam. 7:3-4; Hch. 7:41-43; Am. 5:25-27).

Esta figura: la Gran Babilonia, la gran ramera, está montada sobre la bestia escarlata, llena de nombres blasfemos, que tiene siete cabezas y diez cuernos. O sea, esta institución adultera, tiene como su fundamento el poder del imperio romano descrito anteriormente en el capítulo 13:1-10. Es una organización o institución que se sustenta con el poder y autoridad de la cuarta bestia (Daniel), o la primera bestia (Juan): o sea, el imperio romano. Luego se describe su poder económico y gloria terrenal, como vestida de “púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en su mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación”. Después se da el misterio de su nombre: “Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”. Es decir, este ente es la culminación y aglomeración de la influencia de las religiones de oriente, representadas por la figura de “Babilonia” (“E Pluribus Unum” “entre todos uno”); la influencia del judaísmo idolátrico, representada por la “madre de las rameras”; y el cristianismo pagano, representando “las abominaciones de la tierra”. Babilonia, la Gran Ramera, pues es la confluencia de las mayores religiones del mundo en una gran organización apostata y rebelde contra Dios y contra sus santos y profetas. Es la manifestación institucionalizada de la apostasía, la depravación y la total rebelión religiosa contra Dios desde suelo europeo y americano; completamente prostituida con los poderes políticos y económicos de este mundo (la bestia), que han sido agentes de muerte, destrucción y opresión sobre las naciones por siglos. 

El apóstol Juan quedó “asombrado con gran asombro” (redundancia literal en Ap. 17:6), pues él vio el postrer estado, tanto del Cristianismo como del Judaísmo, completamente sumidos y aliados con la idolatría antigua, el paganismo, el materialismo, la inmoralidad sexual, el homosexualismo y la apostasía en todas sus dimensiones y expresiones a nivel mundial. Esta conglomeración apostata tiene un lugar: “la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”. ¿Cuál era esa gran ciudad en los tiempos del apóstol Juan? Roma, la capital del imperio romano. ¿Cuál es la ciudad de la última manifestación de ese imperio? New York, la primera capital de los Estados Unidos de América, sede de la banca mundial, de la Francmasonería, del Sionismo, de las Naciones Unidas, del movimiento de la Nueva Era y de extensiones de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias Protestantes históricas, entre otras religiones. La ciudad que tiene la mayor imagen de la diosa Istar-Astarot, “protectora de las prostitutas” (la Estatua de la Libertad). Ésta, la gran ciudad, la gran manzana, la Babilonia de los últimos días, será juzgada como lo fue Israel, Judá y Jerusalén en su tiempo. El primer juicio aconteció el 11 de septiembre del 2001 (Ap. 18:6-20). El segundo sucedió el 29 de septiembre del 2008 (Ap. 17:15-18). Y el próximo será definitivo y totalmente devastador, el cual está descrito en Apocalipsis 18:21-23. ¿Cómo sucederá? No lo sabemos. Es un misterio.

Babilonia ayer y hoy: Babilonia, Roma, Vaticano y New York
Así que en la profecía bíblica, "Babilonia" es una figura o tema, más que meramente un sitio o lugar histórico.  Esta ciudad histórica comunica un mensaje profético que trasciende los tiempos, y que nosotros debemos conocer y entender, para poder comprender lo que Dios quiera decirnos a través del profeta.  Esta ciudad "espiritual" tiene ciertas características, que pudieran manifestarse en otras ciudades, en otros tiempos:
1. Manifestación de gran poder económico.
2. Manifestación de gran poder y dominio político
3. Manifestación de gran idolatría y prostitución espiritual
4. Manifestación de gran inmoralidad sexual o depravación moral.

Entonces, hubo una ciudad histórica llamada Babilonia, que fuera la capital del imperio babilónico y persa; luego, en los tiempos del profeta Juan, esa ciudad era Roma; y personalmente creo, que en nuestros tiempos esa ciudad es principalmente New York (los Estados Unidos de América), en alianza con Roma (los Estados Unidos de Europa).  Y desde New York, el principado, tanto de la primera como de la segunda bestia, ha venido desarrollando y promoviendo su Nuevo Orden Mundial, lo que también algunos investigadores llamamos el Sistema Babilónico Mundial, que persigue una agenda que incluye lo político, lo económico y lo religioso a nivel mundial.

EL PROPÓSITO BÍBLICO DE LA PROFECÍA
Otro punto importante que debemos establecer antes de proseguir con el tema de la marca de la bestia, recuerden, la Segunda bestia, es tener en mente el propósito de la profecía, y de manera particular del libro de Apocalipsis en el que se encuentra la visión que el apóstol-profeta Juan recibió sobre las bestias.

El apóstol Pablo nos enseña a través de su primera carta enviada a la iglesia en Corinto, que:
"El que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación" (1Cor. 14:3).
Y estos propósitos son repetidos en otras oportunidades:
"Entonces, hermanos, ¿qué podemos decir? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación" (1Cor. 14:26).
"Podéis profetizar todos, uno por uno, para que todos aprendan y todos sean exhortados"
(1Cor. 14:31).

Así que, toda palabra profética que se de en el contexto de una comunidad de discípulos reunida en el Nombre de Jesucristo y movida por Su Santo Espíritu, debe perseguir estos propósitos:
1. Edificación
2. Exhortación
3. Consolación
4. Enseñanza

Cuando usted esté presente ante un continuo ministerio "profético" que lo único que haga sea condenar, juzgar, acusar y confundir, entonces, puede estar seguro que ese ministerio profético no está movido por el Espíritu Santo de Dios, sino por un corazón carnal y religioso no tratado por la Cruz de Cristo.  Porque el ministerio profético movido por el Espíritu de la profecía de Jesucristo persigue los propósitos arriba mencionados.  O cuando usted esté presente ante un continuo ministerio de "predicación", que lo único que haga sea enseñar y promover la auto-realización, la racionalización de las Escrituras y deja al margen la obra sobrenatural del Espíritu Santo de Dios, entonces puede estar seguro que ese ministerio, esa "predicación", es movida por el espíritu de la falsa profecía, por el espíritu de Grecia, esa predicación es carente del poder y de la unción que solo el Espíritu Santo da, y al igual que los fariseos y escribas de los tiempos de Jesús y los apóstoles, aunque digan fundamentarse en las Sagradas Escrituras, realmente promueven son enseñanzas y doctrinas de hombres, sin la vida y el poder del Espíritu de Dios en ellos ni en sus ministerios.

Un correcto ministerio profético, movido por el Espíritu de Jesucristo, se mueve en los tres tiempos y con tres propósitos:
1.  En el pasado, para edificar en la la fe y el conocimiento de la iglesia, para enseñar lo que Dios ha enseñado y mostrar a los santos cómo Dios ha obrado en el pasado con cierto tipos de conductas o circunstancias.
2.  En el presente, para exhortar a los santos al amor, para mejorar, corregir, o asumir cierta acción que es necesaria para que la comunidad de discípulos experimente el crecimiento y la bendición que Dios ha prometido.
3.  En el futuro, para consolar en la esperanza que Dios nos ha dado por medio de Sus preciosas y gloriosas promesas, en el reino de nuestro amado Señor Jesucristo.

Así que, un sano ministerio profético bíblico, se mueve en el pasado, en el presente y hacia el futuro, y siempre promoverá la fe, la esperanza y el amor en Cristo Jesús (1Cor. 13:9-13); y siempre será inspirado y movido por el Espíritu Santo de Dios (2Pe. 1:19-21)  Y eso es lo que vemos en el Apocalipsis del apóstol-profeta Juan.

Contrario a lo que muchos piensan, el libro de Apocalipsis no fue escrito solo como un manual de señales proféticas futurísticas, que los cristianos tienen que leer y desentrañar, para sobrevivir en el reino de las tinieblas promovido por las bestias.  El libro del Apocalipsis lo dice bien claro, es el libro de la revelación de Jesucristo (Ap. 1:1), que se le dio a un fiel discípulo, "el cual ha dado testimonio de la palabra de Dios, del testimonio de Jesucristo y de todas las cosas que ha visto" (v. 2).

Los mensajes del Apocalipsis fueron entregados primeramente a los cristianos del siglo I d.C, que estaban bajo una severa y sangrienta persecución por manos del imperio romano.  Y en los mensajes entregados en este libro se manifiesta al Señor Jesucristo glorioso, majestuoso y todopoderoso por encima de todo plan y acción del reino de las tinieblas y sus principales actores.  Es un libro que se basa en el pasado, para edificar la fe de los cristianos perseguidos, en las obras poderosas de Jesucristo, su triunfo sobre el pecado, la muerte y Satanás en la cruz del Calvario; para exhortar a las iglesias a perseverar en el amor y en las buenas obras, a no desviarse ante los ataques implacables del enemigo; tanto desde afuera como desde dentro de ellas; y consolar a los discípulos perseguidos, testigos de grandes padecimientos, torturas y matanzas, a poner sus ojos y su fe en la esperanza gloriosa que el Señor promete a los que le aman y en la victoria ya anunciada alcanzada por el Señor Jesucristo, tanto en la era presente como en la futura.  En el Apocalipsis, se descorren las cortinas del Cielo y del tiempo, para manifestar la gloria del Rey de reyes y del Señor de señores, rodeado de querubines que le protegen, de ángeles que le adoran y le sirven, de todos los santos y de la creación que irrumpen continuamente en una gozosa celebración de alabanza y de profunda y ardiente intercesión ante Su trono.  En Apocalipsis se le revela a la iglesia del primer siglo, y luego a nosotros, que lo que mueve al reino de Dios, es la alabanza y la adoración, y la continua intercesión de los santos delante del trono del todopoderoso Señor y Rey de las naciones.

Y sí, como el Apocalipsis está escrito en un género literario conocido como apocalíptica o apocalíptico, su mensaje apunta a la consolación, a la exhortación a perseverar en fe, esperanza y amor ante el Señor, independientemente de cuán terrible puedan ser los enemigos, las circunstancias y los sufrimientos.  En la Biblia hay por lo menos otros dos libros proféticos, que usan este género literario, el libro del profeta Daniel y el de Ezequiel, ambos, al igual que el de Juan, fueron escritos cuando el pueblo de Dios estaba sufriendo difíciles circunstancias bajo los imperios babilónico y persa.  Y por eso, cuando vamos a leer e interpretar los mensajes del Apocalipsis, hacemos bien en prestarle atención a estos libros, pues comparten temas, símbolos y figuras similares, que pueden ayudarnos en nuestro proceso de análisis e interpretación.

En el Apocalipsis, al igual como en el libro de Daniel y de Ezequiel en su tiempo, se presenta al Señor vencedor sobre toda fuerza y manifestación del mal.  Se nos revela que el Rey Jesús está sentado en Su trono, a la diestra del Padre, y que está listo para levantarse y cabalgar junto con su ejército de ángeles y con todos Sus santos, para vencer continuamente y destruir definitivamente al reino de las tinieblas, cuya manifestación se ha dado a través de poderes espirituales operando en los centros de poder mundial, en los imperios, pequeños y grandes, de turno; para finalmente establecer cielos nuevos y tierra nueva, donde pueda establecer Su ciudad santa, Jerusalén y Su trono sobre todas las naciones de la tierra.

Pido disculpas al lector si lo abrumo con mucha información bíblica-teológica; pero eso es necesario, para que puedan entender aunque sea brevemente, cuál es el fundamento y conocimiento necesario para una sana interpretación de un libro con tantos mensajes, figuras y temas difíciles de desentrañar.  Y también es necesario, para que muchos lectores salgan de ese adormecimiento mental y espiritual, al que los tienen acostumbrados tanto bombardeo de mensajes de falsa prosperidad y bienestar, en un mundo que evidentemente está bajo maldición y está pronto a ser destruido, juntamente con su sistema babilónico idolátrico y de prostitución espiritual.

EL PAPEL DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA
Estatua de la "Libertad" y New York al fondo
Y tercero, antes de proseguir con el desarrollo del tema sobre la marca de la Segunda bestia (Ap. 13:11-18), que en anteriores entregas ya la hemos definido como la nación de los Estados Unidos de Norteamérica, debemos clarificar, aún más, por qué y cómo esta nación ha sido instrumental y fundamental en el proceso y desarrollo del Nuevo Orden Mundial, que persigue un solo gobierno y religión mundial, totalmente contrario al reino de Dios y de Su amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo; y donde la implementación de Su marca es fundamental para afianzar el control y dominio político, económico y espiritual sobre los pobladores de las naciones.

Y para ello, decidí servirme de los comentarios que el hermano Gary H. Kah hace en su libro "En ruta hacia la ocupación global" (En route to global occupation), que publicó en el año 1991, después que sirvió por años dentro del gobierno estadounidense.  Libro que, es obvio decirlo, recomiendo altamente, aunque lamentablemente todavía no ha sido traducido al español.

Y cito al hermano Kah por varias razones, porque es un cristiano norteamericano, porque es un ciudadano y patriota norteamericano y porque en su tiempo vivió y trabajó en el gobierno norteamericano, lo cual le permitió obtener de primera mano información y experiencias que pocos de nosotros podremos tener acceso.

Y de antemano, pido disculpas por lo extensa de la cita, pero no quiero cometer el error de citarlo mal ni que se mal interpreten ni su mensaje ni mis intensiones por las cuales lo cito, que no es otra que, confirmar lo que el Señor ya me había revelado en los años 1998-1999, cuando estuve en los Estados Unidos, que la ciudad de New York es la presente "Gran ciudad, la Gran Babilonia" y que esta nación cumple el rol de la Segunda bestia o Falso profeta.  Ruego al lector paciencia y que lea cuidadosamente este extracto del libro, pues no tiene desperdicio y es muy revelador.  Y voy a resaltar con itálica la cita, para que el lector sepa diferenciar lo escrito por el hermano Kah y lo escrito por mi, como traductor y editor, o lo dicho por otras personas dentro de la misma cita.

"Después de aprender sobre el control del "establecimiento" [Nota del traductor: establishment, Un grupo de personas que sostienen la mayor parte del poder e influencia en un gobierno o sociedad] en nuestro sistema político, yo estaba indignado. Mi inteligencia había sido insultada.  ¿Cómo yo pude ir tan lejos como lo hice, sin saber nada de estos asuntos?  ¡Hasta hace unos años, nunca había oído hablar del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, Council of Foreign Realtions) o de la Comisión Trilateral (TC, Tilateral Commission)!
Después de averiguar sobre el control del "establecimiento" sobre los medios de comunicación de masas, estaba aún más horrorizado, pero ahora, al menos, entendía por qué no me había enterado de la conspiración anteriormente. Los Rockerfellers controlaban cada aspecto de la industria de la información, desde la televisión hasta la educación pública. Por lo tanto, a menos que una persona se encuentre con uno de los grupos de ciudadanos que tratan de exponer la conspiración, o se tope con algún aspecto de ella, como lo hice yo, no hay manera de encontrar información sobre este tema.
Mientras seguía investigando sobre el movimiento para un gobierno mundial [one-world, en inglés], la pregunta que continuamente seguía apareciendo en mi mente era: "¿Dónde encaja América (EUA) en los planes de la jerarquía? ¿Qué papel ha sido destinado a jugar?"
Reflexionando sobre este asunto, estoy convencido que el propósito de Estados Unidos en el plan general era el de sentar las bases necesarias para un gobierno mundial, y luego, después de haber cumplido esta misión, llevar a la humanidad hasta el umbral, si acaso ya no lo ha hecho, del Nuevo Orden Mundial. Sólo Estados Unidos, con su historial de integridad y liderazgo (como el de las Guerras Mundiales I y II, y como el policía del mundo en el área de los derechos humanos) podría lograr tal hazaña. El Presidente Bush dejo claro este punto en su discurso de Estado de la Unión del 29 de enero de 1991. Considere los siguientes extractos de su discurso:
"Como un ejemplo más de la dominación sobre el establecimiento de las principales escuelas de formación, hay un total de sesenta y nueve miembros del CFR en la facultad en la Universidad de Chicago, cincuenta y ocho en Princeton, y treinta en Harvard.
Durante dos siglos, Estados Unidos ha servido al mundo como un ejemplo inspirador de libertad y democracia. Durante generaciones, Estados Unidos ha liderizado la lucha por preservar y ampliar los beneficios de la libertad. Y hoy, en un mundo rápidamente cambiante, el liderazgo estadounidense es indispensable.  Los estadounidenses saben que el liderazgo trae cargas y sacrificios.
Pero también [saben] por qué las esperanzas de la humanidad están puestas en nosotros. Somos americanos, tenemos una responsabilidad única para hacer el trabajo duro de la libertad.
Podemos encontrar significado y recompensa al servir a un propósito más elevado que nosotros mismos -un propósito brillante-  la iluminación de un millar de puntos de luz".
Al referirse a la Guerra del Golfo Pérsico, Bush llegó a revelar lo que este "propósito superior" era.
Sabemos por qué estamos allí. Somos americanos: parte de algo más grande que nosotros mismos...
Lo que está en juego es más que un pequeño país, es una gran idea: un Nuevo Orden Mundial, donde diversas naciones se reúnen en una causa común, para lograr las aspiraciones universales de la humanidad...
Con pocas excepciones, el mundo ahora se erige como uno...
Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional está unida.  El liderazgo de las Naciones Unidas, una vez tan solo un ideal esperado, ahora confirma la visión de sus fundadores...
El mundo, por lo tanto, puede aprovechar esta oportunidad para cumplir con la promesa de larga data de un Nuevo Orden Mundial... Sí, los Estados Unidos tienen una parte importante en el liderazgo de este esfuerzo. Entre las naciones del mundo, sólo los Estados Unidos de América ha tenido tanto la moral y los medios, para respaldarlo. Somos la única nación en la tierra que podría reunir a las fuerzas de paz. Este es el peso del liderazgo... [Nota del traductor: las negritas son mías]
Los vientos de cambio están con nosotros ahora. Las fuerzas de la libertad están juntas y unidas. Y nos movemos hacia el próximo siglo, más convencidos que nunca de que tenemos la voluntad en el país y en el extranjero, para hacer lo que debe hacerse -el trabajo duro de la libertad. "
Un Nuevo Orden Mundial, ¡todo en nombre de la libertad y la democracia!  ¿Quién hubiera creído eso posible hace sólo una generación atrás?
Como congresista McDonald señaló, que si las fuerzas ocultas iban a tener alguna esperanza de establecer un gobierno mundial, primero tendrían que hacerse con el control de los Estados Unidos, y utilizar su influencia económica para llevar el resto de las naciones hacia el Nuevo Orden.
Sólo Estados Unidos, con vastos recursos es, y era, capaz de poner las últimas piezas de un sistema global en su lugar.  Fueron los bancos internacionales y las empresas de computación estadounidenses, establecidas en Nueva York, las que hicieron posible la automatización centralizada y la banca mundial, y fueron nuestras empresas de telecomunicaciones las que construyeron los satélites necesarios, para implementar un sistema de gobierno mundial.
Sólo Estados Unidos era capaz de producir la riqueza económica necesaria para que los super capitalistas compraran el mundo. Muchos países y comerciantes extranjeros se han convertido en ricos gracias a la enorme riqueza de los Estados Unidos, convirtiéndose en fieles aliados del "establecimiento" que hizo esto posible. Como resultado de esta riqueza, el inglés se ha convertido en el idioma del mundo empresarial, y el dólar americano, es lo más parecido a una moneda mundial.
Un gobierno mundial no podía lograrse a través de una evidente dictadura. Con el fin de ser aceptado, el Nuevo Orden Mundial tenía que cabalgar sobre el lomo de lo que parecía ser una democracia de confianza, y los Estados Unidos de América llenaba esa descripción, siendo vista como el mayor bastión mundial de la libertad -la última gran esperanza de la humanidad-.  Además, todo el mundo tiene al menos un pariente o amigo que vive en los Estados Unidos. Esto eliminaría grandemente la desconfianza y ayudaría a la construcción de una imagen favorable del Nuevo Orden Mundial.
La Guerra del Golfo, creo, fue sólo la última táctica utilizada por "los-de-adentro" para lograr su meta. Como alguien que tenía un sobrino en el frente de batalla durante la guerra, tuve sentimientos encontrados acerca de la participación de Estados Unidos [en esta guerra]. Por un lado quería ser de apoyo a nuestros hijos e hijas que estaban poniendo sus vidas en la línea. Y al mismo tiempo, sentía en mi corazón que la guerra había sido ideada por "los-de-arriba" para acercarse más a su objetivo.
La guerra se llevaría a cabo por varios propósitos. Serviría como una excusa para elevar los precios del petróleo, lo que generaría miles de millones de dólares en ingresos adicionales para las compañías petroleras del "establecimiento". Pero lo más importante, serviría para unir a las naciones del mundo contra un enemigo común  -lo cual era necesario para llevar a la humanidad al paso final de un sistema de gobierno mundial [one world system]. Hussein desempeñó el papel del villano perfecto, que todas las personas decentes les gusta odiar (como Hitler).
La guerra también establecería a los Estados Unidos como el líder indiscutible del mundo y el ejecutor del Nuevo Orden Mundial, mostrándoles a los otros países con lo que se encontrarían si se oponen al emergente Nuevo Orden Mundial.   Haría parecer a verdaderos patriotas, que se oponen al concepto del Nuevo Orden Mundial, como anti-patrióticos, mientras haría que globalistas, que apoyaron a las Naciones Unidas, aparezcan como patriotas, esencialmente sería "poner la mesa al revés".
No tengo nada contra el liderazgo estadounidense en el mundo, si fuera el tipo de liderazgo que defiende los principios divinos y las virtudes, y establece un noble ejemplo para otras naciones a seguir. Me gustaría ser un patriota de la América prevista por los peregrinos, como por ejemplo, Abraham Lincoln, Louis T. McFadden, Larry McDonald, y otros dirigentes de nuestro pasado. Sin embargo, su visión no incluyó la América del materialismo, la corrupción y la impiedad, que se ha convertido en un bastión para las sociedades secretas; ni ellos tampoco incluyeron una nación que manipula a otras naciones con el propósito de lograr un gobierno mundial. Creo que la gran mayoría de estadounidenses estarían de acuerdo conmigo en esto". [Fin de la cita del hermano Kah]


CONCLUSIÓN
Creo que es suficiente información para esta Tercera entrega; y considero que he dejado claro el punto a nuestros lectores sobre la profecía bíblica concerniente a la Segunda bestia y el papel que ha jugado y juega los Estados Unidos de América en la promoción y el desarrollo del Nuevo Orden Mundial o el Sistema Babilónico Mundial; de manera que podamos proseguir en la próxima y última entrega con el desarrollo de la implementación de la marca de la bestia en la historia de la humanidad.  Esto continuará...


FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
En Inglés:
http://en.wikipedia.org/wiki/Radio-frequency_identification
Gary H. Kah, En route to global occupation, 1991, USA (Traducido por el autor)
Sitio web del hermano Gary H. Kah, Hope for the world

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La marca de la bestia
La marca de la bestia II
La marca de la bestia IVLa Biblia y las profecías del 2012 III
El vuelo del águila IV

4 de mayo de 2012

LA MARCA DE LA BESTIA II

LA MARCA DE LA BESTIA Segunda Parte
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN
En la Primera parte de este mensaje, introduje al lector en la identificación de lo que considero es la Segunda bestia o también llamada en el Apocalipsis de Juan, como el Falso profeta (Ap. 16:13-14).  Y vimos que la nación de los Estados Unidos de América encaja en la descripción dada en Apocalipsis 13:11-18.  Y luego procedí a desentrañar los misterios y secretos detrás del sello de los Estados Unidos de América y su relación con el fatídico número 666, para luego dedicar brevemente nuestra atención en el código de barras creado y promovido desde esa misma nación a nivel mundial.  Si desea comenzar a leer este mensaje desde su Primera parte, puede hacer click aquí.

Ahora en esta Segunda parte, vamos a prestarle mayor atención a la enseñanza bíblica sobre la "Marca de la bestia" y su presente versión en el escenario mundial.


LA SEGUNDA BESTIA O FALSO PROFETA
En Apocalipsis 13:11-18 leemos:
"Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.  Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis".

Pero antes de proseguir, detengámonos un momento, para analizar un poco más a esta bestia.  En la Primera parte mencioné que se trata de una Segunda bestia, "que sale de la tierra", para indicar que es una bestia que sale de otro imperio existente y no de entre las naciones, como la  Primera bestia, "que sale del mar" (Ap. 13:1; 16:15).

La bestia con dos cuernos: Vaticano y Washington
Esta Segunda bestia "tiene dos cuernos semejantes a los de un cordero" (Ap. 13:11).  Los cuernos en el lenguaje profético o apocalíptico apuntan a una persona con autoridad y poder o a una nación (Ap. 12:3; 17:3,12).  Y esta Segunda bestia tiene DOS cuernos; en su estructura o composición operan dos autoridades y poderes gubernamentales, con evidente manifestación física o terrenal, o sea política y religiosa, recordemos que se trata también del Falso profeta.  Es decir, tal como lo describe la visión del apóstol-profeta Juan, esta entidad política-espiritual se presentará como un ente benigno, defensor de la justicia, la verdad y el amor; pero aunque su apariencia religiosa o moral pretenda ser buena, en su discurso y decisiones se evidencia su real naturaleza y origen: el diablo, pues "habla como dragón" (Ap. 13:11).

Si optamos por describir a estos cuernos como reyes (Ap. 17:12), esta entidad imperial que ejerce dominio mundial, tiene DOS autoridades manifiestas, que se presentarán como líderes con fuerza o impacto mundial.  Y si optamos por describir a estos cuernos como reinos/naciones (Dn. 8:1-26; Ap. 12:3), esta entidad imperial se encuentra o comparte su poder político-religioso en dos lugares de influencia mundial.  Personalmente, me inclino a interpretar a los cuernos como líderes, autoridades políticas, sobre reinos o imperios; porque esto es más cónsono con la interpretación que el profeta Daniel y el apóstol-profeta Juan comparten en sus libros proféticos, ambos de género apocalíptico.  Pero, todo rey, tiene un reino sobre el cual ejerce su dominio, por eso no estaría del todo equivocado conservar ambos significados, a sabiendas, que las Escrituras apuntan más a la figura de un líder sea político o religioso, como es este nuestro caso.

Dicho lo anterior, podemos considerar que si bien los Estados Unidos de América es la presente y evidente mayor manifestación de esa entidad espiritual/terrenal llamada la Segunda bestia o Falso profeta, hay otra manifestación de esa entidad, que históricamente ha sido identificado como el Vaticano o la Iglesia Católica Romana, cuyo máximo líder (rey) es el Papa.  Y así han concluido no pocos estudiosos bíblicos y reformadores protestantes en el pasado, comenzando por el mismo Martín Lutero.

Pero tenemos que superar lo que considero es uno de los errores de la interpretación tradicional de estos pasajes, que es no apegarse a lo que las mismas Escrituras nos enseñan, que las "bestias" son principalmente entidades espirituales; es decir, en el lenguaje profético y apocalíptico, la figura o símbolo de una "bestia" apunta principalmente a un entidad espiritual, de rango de principado (Dn. 10:13-14, 20-21), que es la que mueve los hilos del poder detrás de una entidad política, sea ésta una nación, reino o imperio.  Esta línea de pensamiento también la podemos observar claramente en  la versión apocalíptica de Daniel, quien interpreta la visión del rey Nabucodonosor, que ve la sucesión de los imperios mundiales como diferentes partes, con diferentes calidad de materiales, de una misma gigante escultura (Dn. 2:31-47); y luego, más tarde, Dios le revela al profeta la verdadera naturaleza espiritual de los mismos imperios en la visión de las bestias (Dn. 7:1-27.  Compare con Dn. 10:13-14).  Es evidente que, en el Apocalipsis de Juan, Dios está lidiando (y nos permite lidiar) directamente con la naturaleza espiritual de estas fuerzas, poderes o entidades espirituales, que gobiernan a las naciones de la tierra, en especial aquellas que se comportan como imperios mundiales.

Así que, por ahora podemos concluir que los dos "cuernos" de esta Segunda bestia son los líderes de las naciones de los Estados Unidos de América y el Vaticano en Europa; la primera y sus presidentes, han funcionado como un poder político-económico de influencia mundial; y la segunda y sus papas, como un poder político-religioso de dominio mundial.  Y ambos se presentan ante el mundo como "corderos", como los paladines que luchan por la democracia, la paz, el amor, la justicia y la verdad; pero la historia ha demostrado vez tras vez, su naturaleza bestial y cómo sus manos y acciones han sido manchadas con sangre inocente, en guerras y acciones bélicas, aún en el Nombre de Dios, la justicia y la democracia.  Por esa razón, la revelación de Jesucristo, en el Apocalipsis de Juan, los describe, los revela, por lo que realmente son: una bestia, que se comporta como un Falso profeta, cuyo espíritu es engañoso y cuyo poder es dado por el mismo Satanás, el dragón o serpiente antigua.

LA MARCA DE LA BESTIA
Ahora vamos a detenernos en el análisis de la marca de esta Segunda bestia, que opera en cooperación y alianza con la Primera bestia.  Apocalipsis 13:16-18 dice:
"Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.  Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis".

Vamos a desglosarlo y analizar sus partes, porque igualmente en este pasaje también se han dado muchas distorsiones en el proceso de su interpretación, muchas veces impuestas por esquemas teológicos pre-determinados.

1."Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente".  Es decir, que esta Segunda bestia tiene el poder y la autoridad para decretar y legislar el uso obligatorio de una marca (5480 charagma) en todas las personas, lo más cercano que podemos inferir es que se tratan de todos sus ciudadanos, sean estos "pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos".  Los principales lugares donde le colocarán la marca es en la mano derecha y en la frente.  Algunos interpretes discuten si es en algún lugar "dentro" o "sobre" de la mano derecha.  El mismo debate se da con la frente.  Lo que podemos extraer del mensaje de estos versículos es que esta marca de alguna u otra manera va a ser observable, visible o detectable, para que a los ciudadanos del reino de la Segunda bestia se les permita comprar y vender.  Esta marca, aunque evidentemente expresa un mensaje simbólico, es muy real; y así claramente lo expone el Apocalípsis de Juan, que la menciona ocho veces (Ap. 13:16-18; 14:9,11; 15:2; 16:2; 19:20; 20:4), y en seis oportunidades claramente se refiere a la marca de la bestia o a "su marca":
Ap. 14:9 "su marca"
Ap. 14:11 "marca de su nombre"
Ap. 15:2 "su marca"
Ap. 16:2 "la marca de la bestia"
Ap. 19:20 "la marca de la bestia"
Ap. 20:4 "su marca"

2. "y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre". Ninguno, o sea nadie, de los mencionados previamente pueden comprar ni vender sino el que tiene la marca, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.  Es decir, que para vivir bajo el reino de esta Segunda bestia, sus ciudadanos tienen que poseer su marca.  Aquí tenemos que decidir si la marca, el nombre y el número de la Segunda bestia son tres cosas diferentes, o es una sola cosa que incluye las tres descripciones.  Personalmente considero que es la última opción, es decir que la marca incluye tanto una señal física, su nombre y su número; pues eso, es lo que tenemos aquellos que llevamos un documento de identidad, llámese cédula, pasaporte o DNI, pues al mostrar el mismo, éste porta: una foto nuestra, nuestra firma personal, nuestro nombre completo y nuestro número de identidad.  Así que, estos ciudadanos van a ser "marcados" bajo el reino de la Segunda bestia de alguna manera, y esta marca llevará algún tipo de señal, sello o diseño; su nombre; y un código numérico; sin lo cual no podrán "comprar ni vender".

3. "Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis".  Y aquí nos encontramos con un misterio.  Cuando la Biblia habla sobre "sabiduría" o de tener "entendimiento" de algo, apunta a un misterio, que para poder acceder a él necesitamos revelación y sabiduría de Dios (Dn. 2:27-28,47; 5:11-14).  Voy a desglosar este versículo para que podamos apreciar mejor su mensaje y  captar este misterio:
3.1. "cuente el número de la bestia", es decir esta Segunda bestia posee un número (706 arithmón).  Y este número es un misterio, un enigma espiritual-humano, que se puede "contar" o calcular (5585 psefizo).
3.2. este número, "es número de hombre (o de la humanidad)" ("arithmos gar anthropou").  Este pasaje NO DICE que es el "número de UN hombre", pues eso contradeciría la interpretación que esta bestia se trata de una entidad espiritual que domina una región amplia en una nación y aún varias naciones.  Así que, se trata de un número creado por el hombre o la humanidad, bajo evidente influencia o inspiración demoníaca.  Esta es una acción unida entre fuerzas espirituales de maldad con representantes poderosos de la humanidad caída, para crear un número que los represente o describa.
3.3. "Y su número es seiscientos sesenta y seis" (666).  En el Apocalipsis de Juan claramente se define que el número 6 representa al hombre, lo humano; también podemos añadir lo incompleto y no perfecto, a diferencia del número 7, que representa lo perfecto, la plenitud y el cumplimiento.  Y este número tiene su origen en el Génesis, específicamente en el día de la creación del hombre, que fue en el día sexto (6).  Y su repetición no hace sino subrayar y reafirmar la completa rebelión humana, bajo influencia satánica y demoníaca, al reino de Dios sobre la creación.  Estos tres números: 600, 60 y 6 reflejan la base numérica babilónica que era sexagesimal; así que este número apunta a ese orden o sistema babilónico mundial anti-Dios y anti-Cristo.  El número de la Segunda bestia refleja el espíritu y filosofía humanista, inspirado por la falsa profecía greco-romana, cuya raíz es babilónica.  Esta filosofía exalta al hombre como el centro de la creación, como el dios y el dueño de su destino, en total rebelión al reino de Dios manifestado en Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.  El número 666 recrea o recuerda la continua acción rebelde del hombre caído contra el señorío amoroso de Dios, desde Génesis hasta el final de los tiempos (Gén. 6:1-6; 11:1-9).

Hago este análisis detallado de estos versículos, porque ha circulado una desviación teológica que ha inspirado a muchos predicadores y escritores a cometer dos grandes errores:
1.  Equipar a la Segunda bestia con un hombre, al que llaman el Anticristo.  Y ya hemos visto, que esa no es la línea de pensamiento aquí en este pasaje, esta bestia no es un hombre o individuo; sino principalmente, una entidad espiritual, que señorea sobre una entidad política, un reino o nación humana, que tiene dos cuernos: o sea dos líderes humanos o autoridades gubernamentales.
2.  Y tratar de equiparar el nombre de un hombre, específicamente un líder político sea este un presidente, un rey o dictador, con el número de la bestia, lo cual nos arrastra a la aventura de extraer el valor numérico de las letras de su nombre, para ver si dan la suma del número fatídico del 666.  Aunque esto pueda ser fascinante y coincidencial, no es lo que dice el texto bíblico ni el mensaje principal del mismo.  Y más bien, desvía la atención a lo importante en el mensaje del apóstol-profeta Juan: ¡la Segunda bestia es una entidad espiritual!

A estas alturas de mi vida, y después de investigar ampliamente este tema tanto bíblica como históricamente, personalmente estoy llegando a la conclusión que muchos predicadores y autores de libros "proféticos" le han  hecho un flaco favor al reino de Dios y más bien siguen el juego a favor del enemigo, para desinformar mediante información desviada al pueblo de Dios; pero como detrás de estos autores "cristianos" (muchos de ellos de origen norteamericano o anglosajón) hay poderosas casas publicadoras y grandes sumas de dinero en productoras de cine y medios de comunicación, además de la reiterada predica del sistema  y óptica dispensacionalista, la batalla por la verdad en este tema es realmente asimétrica... ¡pero no imposible!

LA MARCA Y EL CÓDIGO DE BARRAS

Ahora vamos a ir tras la sabiduría de determinar el significado del número de la bestia.  Y para no hacer este mensaje repetitivo, animo al lector (si todavía no lo ha hecho) a leer la Primera parte de este mensaje, donde explico por qué considero que  los Estados Unidos de América está ligado al número de la marca de esta Segunda bestia.  En ese primer mensaje concluyo que el sello, el símbolo y la fecha de creación de los EUA, comunican la marca de la bestia, el 666; y en su suelo fue creado un código numérico, una marca comercial, que ha sido impuesta tanto bajo su territorio como a nivel mundial, conocido como el código de barras y ahora también como Código Electrónico del Producto (EPC en inglés: Electronic Product Code; o UPC: Universal Product Code), que también usa la misma combinación numérica de la marca de la bestia: el 666.

Veamos cómo la marca de la bestia está en el diseño del código de barras impuesto por el orden babilónico mundial liderizado por los Estados Unidos de América.  Si desea ver un breve vídeo informativo sobre este tema de 3 minutos y medio, puede hacerlo aquí abajo:

En el Primer mensaje, hemos dicho que el año de creación de la nación conocida como los Estados Unidos de América, es 1776, cuyo número en su expresión romana es: MDCCLXXVI, y que cuando hacemos el debido cálculo lleva en su interior doblemente el número seiscientos sesenta y seis: 666.

Y ahora aquí podremos ver que igualmente, tanto en su sello como en su talismán masónico, impreso en su billete de un Dólar, también aparecen doblemente en su interior el número 666.
Talismán masónico-illuminati y Sello de los EUA en el billete de US$ 1
En ambos diseños se puede apreciar lo que se ha denominado la "estrella de David", que realmente es un muy antiguo símbolo ocultista-pagano, que Hitler usó para insultar y marcar a los judíos, para su exterminio. Permítanme citar un artículo de la Voz de los mártires:
"Ahora, ¿por qué la mayoría de los judíos utiliza la estrella de seis puntas, la cual llaman la estrella de Davidel protector de David, o el Magen David? Bien, aquí el asunto se torna intrigante: M. Hirsch Goldberg, quien a su vez es judío, indica en su libro La Conexión Judía: "La estrella de David no es de origen judío. Los Israelíes antiguos nunca la utilizaron como un símbolo religioso; utilizaron la Menorah, es decir, el candelabro de 7 velas”. ¿Entonces, por qué se conoce la estrella de seis puntas como la estrella judía? Este símbolo fue adoptado ampliamente, no porque la gente judía lo eligió, sino que lo hicieron irónicamente en el contexto porque Adolph Hitler forzó a todos los judíos a usar una estrella amarilla de seis puntas durante el tiempo cuando fueron brutalmente perseguidos (holocausto).

La palabra holocausto significa “quemar con fuego una ofrenda”. Precisamente, la estrella de seis puntas fue utilizada en el pasado, cuando sacrificios humanos eran ofrecidos a Moloch y a Ashtoreth en la adoración del dios Baal. Los judíos que tenían algo que ver con la estrella de seis puntas (hexagrama), fueron los que estuvieron implicados en prácticas ocultas. De nuevo haciendo referencia a Hitler, ¿colocaría éste cualquier cosa buena en un judío? Hitler, habiendo sido también involucrado en el ocultismo, quiso insultar y destruir a los judíos; y por esto mismo pudo tal vez haber intentado quemar a los judíos, como una “ofrenda” para conseguir poder. Hoy, los judíos en su mayoría – y muchos cristianos también - usan esta estrella por propia elección, sin siquiera ponerse a pensar o tratar de comprobar cual fue su origen y uso en el pasado. Usar la estrella de seis puntas se convirtió en una moda". [Nota: El énfasis en negritas es mío]

Si como muchos investigadores señalan, la supuesta "estrella de David" realmente es la estrella de Moloch (Moloc), entonces no cabe la menor duda de la imagen bestial de este dios.  Vea el grupo de imágenes de este dios abajo y saque usted sus propias conclusiones, de por qué la Biblia lo señala como "la marca de la bestia".  Y no olvide, la relación del culto a Moloc en relación al culto solar a Baal.

Imágenes del dios Moloc, el dios del fuego
Pero si vemos detenidamente la que llaman "la estrella de David", es la unión de muchos triángulos equilateros (hexagramas), es decir, que todos tienen un ángulo de 60 grados; y desde su interior hacia su exterior expresa tres veces seis puntas, haciendo el número 6,6,6.  A su vez, los dos grandes triángulos, simbolizan la unión de lo masculino y lo femenino (también lo espiritual con lo terrenal); así que, tenemos la representación masculina y femenina caída con el número 666; y la unión de la humanidad con la divinidad, que en este caso no es Dios, sino la divinidad esotérica o masónica: La Luz o portador de luz: Lucifer; de allí el uso del significado de los números para representar ese mensaje, siendo el 3 lo divino y el 6 lo humano: 3 veces 6.
Reverso del billete de US$ 1
Y un dato digno de tomar muy en cuenta es, que en el diseño del reverso (lado oculto o detrás) del billete de un Dólar (símbolo del poder económico de EUA) el sello izquierdo (siniestra) expresa la idea filosófica-religiosa que guía a la nación, y el sello derecho (diestra) expresa la idea filosófica-política que actúa en y desde la nación.  Y en el diseño de la izquierda, el símbolo de la "estrella de David" está oculta (ver ilustración arriba) entre la pirámide y las expresiones en latín; y ésta a su vez, está oculta entre el conjunto de estrellas encima del águila (símbolo de la nación).  Es decir, esto confirma lo que dije anteriormente, la mente espiritual o idea filosófico-espiritual que guía al águila, a la nación americana, es el espíritu de la bestia esotérica-masónica.  Y ambos, tanto el espíritu o principado como la nación, son UNO, y por eso trabajan en acuerdo, los espíritus caídos y los humanos caídos, para implementar el "Nuevo Orden Mundial"; y por eso, este pesado simbolismo ocultista está impreso en el billete de UN (1) dólar.

Así que, tenemos que en su sello/marca está el 666, en la fecha de su nacimiento está el 666 y  ¿que en su nombre?  Si seguimos la forma de pensamiento masónica, hay por lo menos dos formas para determinar el valor numérico a un nombre:
1. Calculando la totalidad de sus letras, como lo vimos en el cálculo de las letras romanas de la fecha 1776, en la Primera parte de este mensaje.  Aquí hay dos cálculos posibles, con dos mensajes diferentes, pero relacionados entre sí:
1.1. la suma del nombre "THE UNITED STATES OF AMERICA" arroja el número 28 (que representa al universo), que luego se fracciona, y podemos obtener la expresión 2+8= 10.  Diez son los grados en la masonería, según el Rito de York, de origen inglés.  Cada uno de estos números a su vez tienen su significado, que en este caso, pudieran arrojar el siguiente mensaje: dos entidades se ponen de acuerdo (2, en pacto) para trabajar en un nuevo proyecto o tiempo (8), lo cual producirá una nueva administración u orden (10).  La expresión "annuit coeptus": 'nuestra empresa será exitosa', pudiera apuntar a esa dirección.  ¿A cual empresa se referirán? Más abajo lo indican como su bandera (banner en inglés): "Novus Ordo Seclorum" 'Nuevo Orden Mundial'.
1.2. Ya vimos arriba que la suma del nombre "THE UNITED STATES OF AMERICA" arroja el número 28 (el universo), que luego se fracciona, y también podemos obtener otra expresión 2-8= 6.  El número dos también representa testimonio, dos personas que juntas hacen un pacto (Dt. 17:6; 19:15; Mt. 18:16; 1Ti. 5:19); vimos que el ocho representa algo nuevo, un nuevo ciclo (8 es posterior a 7); he dicho anteriormente que el seis al hombre o a la humanidad.  Así que, juntos en sustracción, pudieran dar el siguiente mensaje: necesitamos eliminar a los dos testigos o testimonios, para crear el nuevo hombre o humanidad que queremos alcanzar.  ¿A qué testigos o testimonios pudieran referirse?  Al testigo o testimonio del Antiguo testamento: los judíos, y el testigo o testimonio del Nuevo testamento: la iglesia.  Y eso concuerda mucho con lo que el profeta Daniel recibió en una de sus visiones, de lo que pudiera pasar (y de hecho ha pasado varias veces) en el devenir histórico del pueblo de Dios (Dn. 7:21-22).  ¿Será éste el propósito por el cual esta bestia promoverá al final la implementación de su marca, tanto a nivel nacional, como a nivel internacional?
2. Identificando y calculando el valor numérico de sus iniciales USA, como algunos, por ejemplo, lo han hecho con la marca comercial de la tarjeta de crédito norteamericana VISA, que aplicándole este método tenemos que sus iniciales representan el 666: VI en su valor romano, S en su valor griego, y A en su valor babilónico.  En el caso de las iniciales del país norteamericano tenemos que también las iniciales de USA representan el 666: la U tiene su valor numérico por la letra hebrea Vav, la S en su valor griego, y la A en su valor babilónico.

Es decir, la nación conocida como los Estados Unidos de Norteamérica, en su sello/marca, en su fecha de nacimiento, así como en su nombre, lleva el número de la Segunda bestia, el 666.

En las próximas dos últimas entregas hablaremos un poco más, del rol de EUA en la implementación y el desarrollo del Nuevo Orden Mundial, lo que personalmente denomino el Misterio de la iniquidad, el Gran engaño.  Por lo pronto, para concluir analicemos un poco más el código de barras y su relación con la marca de la bestia.

¿Qué es un código de barras?
Es un sistema de codificación creado a través de series de lineas y espacios paralelos de distinto grosor, que  se utiliza generalmente como un sistema de control, ya que facilita la actividad comercial del fabricante y del distribuidor, por lo que no ofrece información al consumidor, sino datos de operaciones aplicadas a identificar productos, llevar control de inventarios, carga y descarga de mercancías, disminuir tiempos de atención en ventas. Es una tecnología en rápido crecimiento, que está revolucionando los puntos de venta (POS por sus siglas en inglés) y la forma en que se recolecta, almacena y recupera información de los productos o mercancía. Ya sea en el supermercado, un laboratorio, hospital, muelles de carga; los códigos de barras se han convertido a nivel mundial en una parte integral del proceso de recoleccion de datos.

 Según podemos encontrar en Wikipedia, "la primera patente de código de barras fue registrada en octubre de 1952 (US Patent #2,612,994) por los inventores Joseph Woodland, Jordin Johanson y Bernard Silver en Estados Unidos. La implementación fue posible gracias al trabajo de los ingenieros Raymond Alexander y Frank Stietz. El resultado de su trabajo fue un método para identificar los vagones del ferrocarril utilizando un sistema automático. Sin embargo, no fue hasta 1966 que el código de barras comenzó a utilizarse comercialmente y no un éxito comercial hasta 1980".

Pero cuando vemos de cerca la composición de un código de barras estándar, nos percataremos del uso codificado del fatídico número de la bestia, como separadores de dos grandes áreas de información de los productos o bienes en venta o distribución.

La primera autora en informar y denunciar esto públicamente desde el ámbito cristiano fue Mary Stewart Relfe, en su ahora clásico libro "Cuando el dinero falla" (When your money fails), en 1981.  Si desea leer uno de sus libros "El Nuevo sistema monetario 666", puede hacer click en este enlace.

Ahora me impresiona lo que podemos conseguir en Wikipedia español (solo para confirmar lo que hemos venido diciendo), sobre esta hermana, quien ha sido pionera para alertar a la iglesia de Jesucristo de un gran peligro inminente: "Mary Stewart Relfe es una escritora cristiana de libros conspiracionistas de Estados Unidos. Es la autora de la teoría en su libro de 1982 que se convirtió en leyenda urbana de la presencia del número seiscientos sesenta y seis, la "Marca de la Bestia", en el sistema de código de barras".  Con estas breves líneas tratan de "describir", por no decir, destruir o minar la credibilidad de las investigaciones que en su tiempo esta hermana hizo, en servicio a Dios y al Cuerpo de Cristo.  Así es como trata el mundo, el orden establecido, a todos aquellos que se atrevan a denunciar sus oscuras y maléficas acciones.

Que no se nos olvide el propósito último para lo cual esta Segunda bestia desea implementar este sistema de control comercial: "Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre" (Ap. 13:16-17).

Mary Stewart Relfe supuso que si el versículo 17 del capítulo 13 del Apocalipsis insistía en que nadie podrá comprar ni vender sin la marca de Satanás, debería orientar sus pesquisas hacia el mundo de la economía. Y allí se encontró con los códigos de barras, un ingenioso sistema de clasificación informática que ya está impreso en la práctica totalidad de los productos comerciales que actualmente adquirimos.

Permítanme citar la percepción que esta hermana tenía en la década de los '80:
Mary Stewart Relfe, When Your Money Fails…The "666" System" is Here, 1981
"Y hacía que a todos ... se les pusiese una marca ..."
"En griego, esta marca es charagma, que literalmente significa un sello, una impronta, y se traduce marca. Tenga en cuenta que Juan no dijo que, hacía que todos recibieran un número en la mano derecha o en la frente. Este profeta astuto podría ciertamente haber delineado una serie de números, y un sello o marca inexplicable... El mismo ojo electrónico (de láser) que escanea la marca UPC [códigos de barras],  podrá también escanear las marcas que, en un futuro próximo, serán requeridas ser insertadas en el cuerpo...
Aunque algunos detalles siguen siendo vagos, de esto estamos seguros: Todo el comercio se llevará a cabo en un futuro próximo con un número, un nombre o una marca de identificación en la mano o en la frente. Es mi deducción sinceramente que la "marca de la bestia" no será la inserción de los números por sí mismos en el cuerpo, sino de líneas verticales que representarán mensajes codificados y dígitos." (Mary Stewart Relfe, "Cuando el dinero falla: El sistema del 666 ya está aquí", 1981, pp 56,57,58).  Nota: el subrayado en negrita e itálica en la cita es mío.

Mary Stewart Relfe, The New Money System 666, 1982
"El Profeta Juan identificó este sistema de comercio sin dinero efectivo hace 1900 años atrás, como uno en el que el negocio sería operado (tranzado) con una 'marca' y 'un número'; la marca, obviamente, será un código de barras, el número será el 666; la combinación de los dos, que es sobre lo que vas a leer en este libro, será una parte integral del Sistema del '666'... RECIBIR POR VOLUNTAD PROPIA LA MARCA (LA SEÑAL) EN LA MANO DERECHA O EN LA FRENTE, lo cual creo, será una copia exacta de un código de barra que incorporará un uso oculto del '666 ', ininteligible a simple vista..." Mary Stewart Relfe, El Nuevo Sistema Monetario del 666, 1982, pp XII, 206)


Es interesante observar que, en años recientes han estado circulando códigos de barra, con las letras F y H (vea la ilustración al lado), donde la letra F indica en inglés Forehead, o sea "Frente"; y la letra H indica en inglés Hand, o sea "Mano"; es decir, se le indica al operador del POS o almacenador que el producto con la información de ese código de barra debe ser entregado, obtenido o verificado por medio de lectura en la mano o en la frente del consumidor, cliente o beneficiario.


En la próxima entrega de este mensaje hablaremos del desarrollo en la implementación de la "marca de la bestia" en nuestros días y en los próximos años.


Si desea ver un breve documental sobre la aplicación comercial del código de barras en el mundo comercial nacional y mundial actualmente, le recomiendo que vea este vídeo:




FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
En Inglés:
http://www.discoverrfid.org/your-questions/faq-on-epc-and-rfid/what-is-the-electronic-product-code.html
M. Hirsch Goldberg, Jewish Connection, 1993
Dr. O. J. Graham, The six point star: its origin and usage, 2001
Mary Stewart Relfe,  When Your Money Fails: The "666" System" is Here, 1981
Mary Stewart Relfe, The New Money System 666, 1982

En Español: