23 de septiembre de 2011

MONTE DE LA INTERCESIÓN II

MONTE DE LA INTERCESIÓN Parte II
Cuarto monte de intercesión por Granada
Por apóstol Daniel Guerrero


EL TIEMPO, LOS NÚMEROS Y LA PROFECÍA



















En esta última parte quiero compartir una experiencia que considero traerá mayor entendimiento de lo que Dios quiso que hiciéramos.

Mientras redactaba esta crónica (en junio del 2009), pude observar muchas coincidencias que se fueron agolpando una tras de otra, como golpes de pensamiento o revelación en mi mente y espíritu.  Comenzó cuando terminé de redactar el tiempo de intercesión en el monte de la cruz de Viznar.  Y recordé la reflexión que hizo Pierre en 1 de Samuel 11:1-15 y luego vi la conexión con Apocalipsis 11:15-19.  Y por simple curiosidad busqué Génesis 11 y me encontré con la rebelión de Babel (Gn. 11:1-9).  Y entonces todo se hizo claro en mi mente, como si todas las piezas del puzzle se armaban ante mí.

Personalmente, tuve serios problemas en mi mente y espíritu de hacer esta caminata a este monte, un día 13; y aunque no siempre le presto mucha atención a los números, en esta oportunidad sentía que sí debía prestarle mucha atención.  De hecho, como equipo tardamos y discutimos bastante el tema, y aún lo hicimos el miércoles 03 de junio, junto con el hermano Manolo Calvo, quien nos hizo la observación que el número trece representaba rebelión.  Personalmente prefería hacerlo el viernes 12 de junio, pues el 12 representa el gobierno perfecto de Dios.  Pero días más tarde, entendí del Señor que fuéramos el sábado 13, porque Él quería juzgar la rebelión de los reinos de este mundo contra Su Señorío y Su reino sobre todas las naciones (Sal. 2:1-3).

Con estos tres pasajes el Señor nos está mostrando su juicio sobre la rebelión de la humanidad y Su pueblo contra Su reinado y Señorío:
Génesis 11:1-15 relata la rebelión ocurrida en Babel contra los planes y propósitos de Dios para la humanidad y Su creación.  Y en ese acto Él confundió las lenguas y fueron creados los idiomas y creadas las naciones (las familias de la tierra).
1 Samuel 11:1-15 relata la salvación misericordiosa de Dios para Su pueblo, aún cuando éstos se habían rebelado contra Él exigiéndole que pusiera un rey en medio de ellos.  Pero el profeta Samuel dirige al pueblo, diciéndoles que ese nuevo período de gobierno debía iniciarse en Gilgal.
Apocalipsis 11:15-19 relata la acción final de Dios contra todos los reinos de este mundo que se han rebelado contra su Señorío y destruyen Su creación (Ap. 11:18).

Y ésta no es la primera vez que el Señor me guía de esa manera a través de las Escrituras, para mostrarme lo que Él está listo para hacer en una ciudad.  En 1999, cuando Él nos guió a interceder por la ciudad de New York y la nación de los Estados Unidos de América me dio instrucciones específicas basadas en las Escrituras:
1.  En aquel tiempo me dijo que aunque Su juicio era inminente sobre la ciudad de New York y de los Estados Unidos de América, yo debía tener un corazón intercesor como el de Abraham, que aunque Dios le reveló lo que Él estaba listo a hacer contra las ciudades de Sodoma y Gomorra, con todo Abraham intercedió por esas ciudades, y en especial por los justos que hubieran en ellas.  Y me guió a Génesis 18:18.
2.  Y ya Él me había dicho que lo que había decretado contra la ciudad de New York y la nación norteamericana se encontraba en Apocalipsis 18:18: el juicio contra la "gran Ciudad", la caida de Babilonia.
3. Luego me guió a proclamar Su victoria sobre Sus enemigos y alabarle basado en el Salmo 18.  Salmo que también me guió a declarar cuando oramos en el monte de Albolote, el monte de las fortalezas en la ciudad de Granada.

Por esa razón, a esa primera misión de intercesión profética en una nación extranjera la llamé Misión 18:18, que más adelante compartiré con más detalles.

PROFECÍA PARA GRANADA
Lo que ahora comparto es mi entendimiento de lo que Dios está por hacer sobre la ciudad de Granada.  Y lo hago con mucho temor, temblor y dolor en mi corazón y espíritu.

El Señor me guió, junto con mi esposa, entre 1998 al 2001, a participar en la destrucción de las obras de las tinieblas y de engaño que han estado operando en y desde Estados Unidos, como una de las manifestaciones de la gran ramera.  Y quiero subrayar y hacerme entender por qué uso la palabra "participar"; y es porque creo firmemente que el Señor había usado y usó a muchos otros intercesores para atar y desatar Sus palabras y ejecutar Sus actos poderosos en contra de Sus enemigos.  Es la misma experiencia que tenemos aquí en España.

Al Señor revelar el significado y uso del billete de Dólar como instrumento de invocación espiritual y de engaño; y revelar a sus siervos los profetas e intercesores las raíces ocultas (masónicas y de hechicerías) de las ciudades de Washington y New York, y los poderes ocultos tras las políticas de gobierno, económicas y militares de dicha nación y sus intenciones de dominio mundial, junto con la otra bestia, la primera bestia: Europa; entonces el poder oculto es expuesto e inutilizado, pues el reino de las tinieblas opera con "el poder oculto", con el poder de la mentira y el engaño; una vez que ese poder oculto es revelado por la VERDAD, entonces se derriba, es quebrantado y hollado.  El Señor lo dijo claramente: "conoceréis la verdad y la verdad los hará libres" (Jn. 8:32).  Como lo dijeran otros autores reconocidos sobre el ministerio de liberación y la guerra espiritual: la lucha espiritual no es tanto un encuentro de poderes, sino más bien de palabras; la palabra de mentira del diablo contra la Palabra de Verdad de Dios.

A lo mismo estamos asistiendo ahora en España.  Durante siglos se han mantenido ocultos pactos, símbolos, monumentos y acciones que el reino de las tinieblas ha querido encubrir astuta y deliberadamente en y desde esta nación, para imponer su mentira y engaño en las mentes y corazones de millones de personas, en este país y en otras naciones, especialmente en América.  Pero una vez más, el Señor le ha estado y está revelando a Sus siervos los profetas e intercesores el engaño y el poder oculto de Satanás, para hacerlo inoperante y todos aquellos que así el Señor haya escogido o establecido sean libres y experimenten Su salvación y vida eterna (2Cor. 4:1-6).

Manolo Calvo, intercesor español con quien hemos compartido información y experiencias, cree que así como en Granada se selló la unidad del Catolicismo romano y su expansión sobre las naciones; de igual manera deberá ser quebrantado ese poder en Granada e iniciarse un efecto dominó que culminará con la liberación espiritual de la ciudad de Jerusalén. 

En ese período de seis meses de ministerio misionero-intercesor, pude discernir que nos estamos enfrentando a los mismos principados y potestades que han estado operando en suelo norteamericano y europeo:
Los príncipes de Persia y Grecia; y el principado de la Gran Ramera (o Espíritu de Meretriz como lo llama el hermano Manolo Calvo), Dn. 10:20; Ap. 17:1-6. 
Estos principados se manifiestan en las figuras del águila negro y de la reina del cielo.  E infligen control, temor y rebelión o prostitución espiritual.  Sus ancestros o antecesores pueden ser remontados al culto babilónico de Marduk e Ishtar, al cananita a Baal y Astarte y al greco-romano a Zeus-Júpiter y Venus-Afrodita.



También he discernido, junto con el equipo que me acompañaba, que es inminente un juicio sobre esta ciudad, que podría manifestarse con un gran terremoto que destruirá muchos de los edificios y monumentos donde estos espíritus tienen sus bastiones y fortalezas (Ap. 11:13).  Ya aconteció el primero en el centro de Italia, en la ciudad del Águila (L’Aquila), a cuatro meses del Señor dirigirnos a atar y destruir este espíritu presente en el Pilar de Carlos V, en la Al-Hambra.  Y que ahora sabemos está presente en todos los principales edificios históricos de la ciudad, porque el águila era la representación básica de los escudos de Isabel I y Carlos V.  Y seguirá siendo juzgada la rebelión de las naciones, guiadas por las dos bestias, hasta su total destrucción en la venida de nuestro Señor Jesucristo.  Estamos en la cuenta regresiva de la liberación de Jerusalén (Ap. 19:20-21).

En las próximas entregas hablaré de las caminatas de oración en la Ruta de las fortalezas y en el Nido del águila, en Granada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
La puerta de la Al-Hambra
El monte de la pesca
El monte de la fortaleza
El monte de la intercesión I
¡Cae la puerta del Águila!
Cuatro montes de influencia mundial II



0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: