14 de julio de 2011

PALACIO DE CARLOS V

EL PALACIO DE CARLOS V, EN LA AL-HAMBRA, GRANADA
Por Apóstol Daniel Guerrero

El sábado 17 de enero el equipo misionero con el que trabajaba en Granada, fuimos al palacio de Carlos V, en la Al-Hambra, para hacer una caminata de oración para bendecir a la ciudad y para destruir toda obra del reino de las tinieblas, que desde ese lugar se haya pactado o realizado en siglos pasados y como parte del proceso de oración por la ciudad, que el Señor nos dirigió a hacer al llegar a Granada.

Esta caminata de oración nos expuso aún más con la simbología de cultos de secretos de influencia greco-romana y el uso profuso de la geometría sagrada, como medios de control de poderes espirituales, para el logro de metas e intereses políticos-religiosos.

He decidido compartir la Crónica que hice para reseñar esta actividad tal cual como la escribí en esa oportunidad, con algunos cambios necesarios, para ajustarlo a este medio.

Crónica del sábado 17 de Enero del 2009

Ese sábado el equipo fue a la Al-Hambra, específicamente para hacer oración en el palacio de Carlos V, conforme a lo que el Señor nos dirigió en la última visita que hicimos Josué y yo a la fuente o pilar de Carlos V (Ver Crónica del 12-12-2008).

 
En esa última visita, el Señor me mostró la importancia que subiéramos en esta oportunidad juntos como equipo, para orar dentro del palacio.  Lo interesante fue que Él me dio una visión de cómo orar, aunque personalmente nunca había entrado a ese palacio.  La imagen que puso en mi mente era que teníamos que colocarnos en los cuatro puntos cardinales (pues así intuí que había sido edificado) y quebrantar cualquier pacto u obra de las tinieblas que hubiera sido proferido o ejecutado en ese lugar.  En mi mente, veía claramente cómo quería el Señor que oráramos, pero realmente no sabía si podríamos hacerlo.

Antes de entrar al palacio, nos reunimos en el lado norte del palacio, junto a unos cañones que se encuentran cerca de un muro.  Estando allí, le expliqué nuevamente al equipo, lo que hasta esa fecha el Señor nos había dicho y mostrado a Josué y a mí, lo que íbamos a hacer y cómo entendía que el Señor quería que lo hiciéramos.  Oramos juntos, nos cubrimos con la sangre de Cristo, nos colocamos la armadura de Dios y pedimos ciencia, sabiduría y revelación para todo lo que el Señor quisiera hacer o decirnos durante esta jornada de oración.

Sin embargo, unos cuantos miembros del equipo no habían ido todavía a la fuente de Carlos V y querían visitarla antes de entrar al palacio.  Y en vista que personalmente no sabía ni siquiera si podríamos entrar o si tendríamos que pagar para entrar, les dije que ellos fueran a la fuente de Carlos V, mientras yo iba al palacio para informarme sobre si estaba abierto y si teníamos que pagar para entrar.

Fui al palacio y me enteré que la entrada era gratuita, y entonces vino la sorpresa de las sorpresas… el interior del palacio era redondo y los cuatro puntos cardinales estaban explícitamente señalados, pues en el patio interior hay un gran círculo con una cruz interior que señala los cuatro puntos cardinales.  Eso me impactó mucho, pues todavía para ese momento, antes de entrar, tenía la duda sobre cómo íbamos a poder identificar los puntos cardinales, para poder orar como el Señor me había indicado.  Pues, ¡la realidad superó mi imaginación!, ya que todo estaba expresamente señalado, ¡hasta había un punto central en el círculo, tal como lo había visto en la visión que el Señor me dio antes de ir al palacio!

En la foto arriba, pueden apreciar una vista aérea del palacio.  Y en la foto de abajo pueden ver el patio interior del palacio y la puerta al fondo indica la dirección oeste.  .

 Ya no había ninguna duda en nosotros, este palacio, como muchas otras edificaciones dentro de la fortaleza de la Al-Hambra, fueron construidos con la clara intención de manifestar el deseo de control de poderes terrenales y espirituales, que abarcan tanto a la ciudad, la nación como el mundo entero.  El cuadrado como símbolo del dominio terrenal (mundo material) y la circunferencia como dominio celestial (mundo espiritual).

Según la investigación que hemos realizado, este palacio es el primero de influencia renacentista y su influencia de simbología y geometría greco-romana es más que evidente en todo su interior y exterior.

También salta a la vista la profusión del uso de columnas jónicas y dóricas, para indicar los elementos masculinos y femeninos del mundo material-espiritual (unión cósmica), para atraer y/o controlar poderes o entidades espirituales.

Una vez adentro, miembros del equipo se colocaron en cada punto cardinal indicado en el piso del patio y uno en el centro.  Luego, según la dirección de las agujas del reloj (tiempo), comenzamos a rotarnos y ubicarnos en cada punto, para atar y destruir toda obra oculta de las tinieblas y desatar la bendición de Dios sobre la ciudad e interceder para que el reino de Dios sea establecido en la ciudad y en todas las naciones.


Otro aspecto que nos llamó poderosamente la atención es que sobre cada columna en el patio habían dos cráneos de toro (ver foto a la izquierda); y a sus lados, íconos como de ruedas floreadas de carruaje. 

Estos símbolos los dejamos para posteriores investigaciones, para identificar su significado y uso en esta edificación.  Pero todos prácticamente tuvimos la impresión que se trataba de algún uso ocultista o pagano.  Personalmente he investigado un poco, y hay mucho trasfondo del toro en las culturas egipcias, griegas, cretenses, hititas y romanas(1).  Y en base a esta breve investigación, pude encontrar que los cráneos de toro pudieran ser usados aquí como representación de ofrendas al culto del dios sol (Baal, Júpiter, Zeus).  Las ruedas floreadas pudieran indicar dos significados: 1. La rueda del tiempo.  2. La rosa de los vientos (ver ilustraciones abajo).  O quizás la combinación de ambos, de allí la rueda floreada.  Y sus rayos indicarían los conocidos ocho puntos cardinales. Es conocido el uso ocultista de la “rosa de los vientos” como medio de invocación de los espíritus y “poderes terrenales” (tierra, agua, viento y fuego) dentro de una circunferencia.  Y el uso de la rueda del tiempo, como medio de control de los espíritus o dioses que “soplan y gobiernan” el correr del tiempo sobre la creación.  Pero este será un tema que requerirá confirmación y mayor investigación en el futuro.  Por ahora podemos concluir que hay una clara relación con el sol y el tiempo en el interior de este edificio, por su forma circular; la simbología que lo “adorna”; la representación de los cuatro puntos cardinales y cuatro estaciones; las treinta y tres columnas(2), que representan la promesa, la evolución y realización humana; y el eje central del patio mismo, sobre el que gira todo.

Al culminar abajo en el patio del edificio, subimos a la planta superior y dimos siete vueltas para derribar toda fortaleza espiritual que haya sido establecida desde ese lugar.  Esta caminata circular la hicimos con intercesión y con alabanzas, glorificando al Señor y declarando que Jesucristo es el Rey de reyes y el Señor de señores, para la gloria de Dios Padre.

Luego que terminé la crónica hice un breve apéndice sobre la rueda del tiempo o la rueda de la creación.  Pues me sentía impelido así hacerlo.  Intentaba terminar esta crónica; pero venían a mi mente otras referencias y pensamientos, que tuve que dejar para futuras investigaciones.

Luego en posteriores visitas al palacio me he percatado que el cráneo del toro y de la rueda, se usan también en todas las puertas exteriores del palacio, además del uso de las formas geométricas griegas.



La referencia bíblica al símbolo de la rueda de la creación se encuentra en Santiago 3:6; a la rueda del tiempo en Eclesiastés 12:1-7; y las ruedas de Dios o del Espíritu de Dios en Ezequiel. 1:14-21; 10:9-10.  Y también en el inmobiliario del templo de Salomón (que los masones citan frecuentemente) se ve el uso de ruedas (1Rey. 7:27-37), pero no con el mismo significado ni uso que los masones le dan.




Veamos también otras aplicaciones del símbolo de la rueda del sol o del tiempo:


Patio Interior del Palacio de Carlos V, La Al-Hambra, Granada

Notas posteriores a esta Crónica:
(1) El uso del toro con guirnaldas como sacrificio al dios sol (Júpiter o Zeus), lo recibimos durante otra caminata de oración que hicimos en junio del 2009, y la encontramos en Hechos 14:8-13.
(2) El número 33 está representado en la edad de Cristo; pero en el mundo esotérico de las sociedades secretas es usado para indicar las 33 vértebras en la espina dorsal y los 33 grados de evolución o desarrollo iniciático.  Además del dato curioso de alineación cósmica-geográfica que nos dice que el área donde los ríos Tigres y el Éufrates se juntan, y donde para muchos es la locación del Edén, queda exactamente en la latitud 33°30′N, lo que es ahora Irak (Babilonia). Bagdad está en la latitud 33°33′N.  Y recordemos que la alineación del palacio, la fuente y Venus están en dirección norte, en sintonía con la referencia bíblica de Isaías 14:13.


Fuente investigada: 
"Cuando Dios habla", profeta Chuck Pierce, editorial Casa Creación, 2006.
http://www.quintainterior.cl/joomla/tendencias/de-otro-mundo/1892-el-verdadero-significado-del-numero-33






0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: