2 de julio de 2011

LA PUERTA DE GRANADA: LA AL-HAMBRA III

LA PUERTA DE GRANADA: AL-HAMBRA III
Análisis de la Fuente de Carlos V, Parte II
Por Apóstol Daniel Guerrero

Crónica del viernes 12 de diciembre del 2008 (continuación)

En la entrega anterior iniciamos el análisis detallado de la Fuente de Carlos V, que queda cerca de la Puerta de la Justicia y que fue el primer lugar al que el Espíritu del Señor nos guió a interceder.  Es propicio decir aquí, que a partir de esta fuente y de esta puerta, el Señor nos abrió todo un mundo de revelación del cual nosotros no teníamos ni la menor idea que existiera ni tampoco sabíamos adónde nos llevaría.


Y también aprovecho para recordarles que nos expondremos, tanto a la simbología usada por sociedades secretas y esotéricas, así como la simbología que encontramos en la Biblia.  Y podremos observar que el príncipe de este mundo no es otra cosa que un gran imitador y usurpador, un astuto usurpador del lenguaje, simbología y mensaje profético que podemos encontrar en la Palabra de Dios, comunicada por Sus siervos los profetas.

Si quiere iniciar con la primera parte del estudio de la Puerta de Granada puede hacer click aquí.  O si prefiere iniciar en la primera parte del análisis de la Fuente de Carlos V, puede hacer click aquí. 

Si no, prosigamos pues con la lectura de esta crónica de nuestra segunda visita a la Fuente o Pilar de Carlos V...
 
En la fuente  de Carlos V también destacan cinco ángeles que por su posición hacen una figura triangular o piramidal.  Los de la parte superior tienen agarrado un pez cada uno y en los de la parte inferior tienen agarrado un caracol cada uno.  Y en la cima uno con una cara y cuatro alas solamente.
Según lo que el Señor le mostró a Josué los dos ángeles superiores, representan potestades que retienen la pesca o impiden que la gente se convierta a Dios.  
Y los inferiores sosteniendo los caracoles, estamos investigando su significado; pero en la antigüedad los caracoles representaban fertilidad o vida en la mitología greco-romana.  Pero también en la Biblia encontramos que a la "reina del cielo" (representada en la Fuente por la virgen María) se le ofrecían libaciones (ofrendas líquidas, Jer. 44:17, 25).  Y curiosamente, estos ángeles con caracoles están exactamente encima de los escudos dedicados a la virgen María, lo cual veremos más adelante. 

También hay tres “caras”, que representan los espíritus de tres estaciones de cosechas: la del trigo (verano), las flores (primavera) y la de la uva (otoño).  Estas caras también pudieran representar a los tres principales ríos de Granada: Darro, Beiro y Genil; y para otros representan espíritus o a dioses greco-romanos, como por ejemplo, el dios del vino en la mitología griega era Baco.  Todos son masculinos y sus bocas lucen como soplando.  

Y en la fuente hay cinco escudos de armas, El superior es el del rey Carlos V, dos debajo de los ángeles que retienen los peses y dos en los extremos de la base.

Los dos escudos superiores parecen reales, pues ambos tienen coronas en su cúspide.  El de la izquierda parece representar a España (Lorena), pues se observan las columnas de Hércules, el águila sobre el mundo y el lema “Plus Oultra” (Más allá).  En el escudo real de la derecha se observan como dos ramas de rosa unidas por un lazo y en su base como una piedra o globo ardiendo; también tiene un lema que inicia con “Plus”, pero no es totalmente legible (Borgoña).



Los otros dos escudos inferiores, son más sencillos y parecen más confesionales, con frases católicas exaltando a la virgen María; detrás de cada escudo hay un resplandor, como si los escudos estuvieran colocados para proteger el objeto o la imagen que genera dicho resplandor; y no tienen coronas, sino como la parte superior de un trono.  En ambos escudos está la frase: AVE MARIA – GRATIA PLENA, y en los extremos del lazo: BVENA GVIA.  No hay mención alguna a Jesucristo…


Pero estos escudos aunque parecen similares tienen sus ligeras diferencias: en las ondulaciones de los lazos; en el decorado de la cabeza del trono; y en el número de los rayos emanados por el resplandor.  En el de la izquierda el trono tiene cinco pequeñas esferas y en el de la derecha tiene solo tres.  El escudo de la izquierda tiene doce rayos de luz, pero el de la derecha tiene solo diez.


 Y por último, encontramos el símbolo de la ciudad : la Granada, que se encuentra cada una, debajo de los escudos nacionales y regionales, así como debajo de los ángeles que retienen a los peces, alineados en las dos columnas centrales, que sostienen al arco donde se encuentra el escudo del rey emperador Carlos V.

También es evidente el orden cósmico en el diseño de la fuente; pues los ángeles, representando el plano espiritual, se encuentran fuera de las figuras geométricas.  El escudo del rey está en el tercer nivel, sobresaliendo significativamente, pues representa el poder imperial; los otros dos escudos reales ampliamente decorados, en el segundo nivel, representando al poder político-nacional; y por último, el primer nivel, representa más bien el mundo terrenal cotidiano, con sus ramas de intereses religiosos, sociales y económicos, en la ciudad de Granada, o también el poder local.  Y por encima de todos estos niveles de poderes se encuentra el principado, que es un querubín que tiene cuatro alas (Is. 14:12-20).


Dicho lo anterior, ahora observemos la geometría y simbología aplicada en esta Fuente y su similitud con otras edificaciones de poderes o reinos de este mundo.  Pero démosle otro vistazo a la Fuente y luego hagamos las comparaciones...
 
Todos estos lugares o monumentos tienen en común una base rectangular, una cúpula y en su cúspide una figura espiritual; y en su centro tienen ocho columnas y entre la base y la cúpula un triángulo o pirámide.  Y todo el conjunto a su vez realiza una gran forma triangular o piramidal.

Veamos ahora la raíz o la fuente de estas figuras o diseños sagrados...

Y recordemos las palabras que el Señor me dio cuando oramos la primera vez en la Puerta de Granada y que es la razón y propósito de este blog:

"Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre ."
Isaías 45:2

Si quiere proseguir con la Cuarta entrega sobre este tema, haga click aquí.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Apreciaría muchísimo tus comentarios y saber cómo este Blog ha bendecido tu vida y ministerio. Por favor, deja tus comentarios aquí: